El precio del trabajo y el mercado interno

El precio del trabajo y el mercado interno

Cuando se discutía el presupuesto de egresos de la Federación de este año, fue notorio el aumento de recursos al ramo de la construcción y la aprobación de un déficit equivalente a 2 por ciento del PIB, para asegurar no bajar los gastos del Estado.

Ambas medidas se justificaron como la manera de inyectar recursos circulantes a la economía para que tuvieran un efecto contra-cíclico, es decir, para revertir la tendencia de estancamiento o franca recesión de la economía del país, dada las ínfimas cifras en crecimiento general del PIB nacional. Sin embargo, entrando el año nos encontramos con problemas por el aumento de la canasta alimentaria y la reducción del poder de compra de los salarios como efecto tanto de disminuciones directas, como por efecto del cobro de impuestos.

Sin duda esto vendrá a afectar directamente a la capacidad de consumo de la gente, con lo cual se verá reflejado en el retraimiento del mercado interno. Y con ello, tendremos problemas de retomar la vía de un crecimiento superior a los cuatro puntos porcentuales. Otro efecto del aumento de la canasta básica de alimentos es que la línea de pobreza eleva el umbral en todos los tipos de pobreza (recordemos que la pobreza no-alimentaria se calcula también tomando como base el costo de esta canasta).

No obstante que tendremos que esperar a las mediciones del primer trimestre del año para hacer una evaluación económica más objetiva, estos síntomas que ahora se presentan no son alentadores. Además, los efectos de la Reforma Laboral vendrán a apoyar esta tendencia, porque se funda en la idea de que abaratar la fuerza de trabajo incentiva la inversión; sin embargo, al contrario de lo que este supuesto quiere lograr, sabemos que una medida de política económica estratégica que lleva a fortalecer el mercado interno y, por tanto, el crecimiento económico desde dentro, es justamente elevar el poder de compra de los salarios.

Para aumentar las percepciones salariales reales se necesita una acción concertada entre los agentes económicos, en este caso productores y distribuidores, bajo un auspicio decidido y eficaz del gobierno. Y de estos agentes, es clave fortalecer a los productores agropecuarios para que aumenten su productividad y disminuyan los precios de los alimentos. Pero en el caso de Zacatecas no vemos una estrategia que junte el poder de compra del salario, con la diversificación productiva del campo que genere mejores precios de la canasta de alimentos.

Lo que observamos es que hay muchas reformas a la Constitución, pero sin tener claridad de cómo se van a coordinar entre ellas para lograr un mejor desarrollo económico con equidad; aunque se hacen sendos discursos en torno al impulso de la productividad de los diferentes actores económicos, no observamos estrategias coordinadas que efectivamente generen esos efectos. Pero en estos tres primeros meses sabremos con certeza del futuro que tendrá el país el resto del año. En marzo nos vemos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ