A pesar de los 600 trabajos de cine documental que se realizan en México, falta mayor difusión

A pesar de los 600 trabajos de cine documental que se realizan en México, falta mayor difusión

A pesar de que al año se realizan alrededor de 600 trabajos de cine documental en México, la falta de difusión y de espacios para su promoción ha sido un problema para sus creadores, pues no se tiene el apoyo de salas de cine o de los 27 canales que integran la red de televisión abierta.

En el programa Acentos de La Jornada Zacatecas TV, conducido por Carlos Navarrete, en el cual se tuvo como invitados a la documentalista, periodista y conductora del programa Visión Periférica de Canal 22, Jacaranda Correa, así como a Benjamín Contreras, co fundador de Trenza Films y coordinador de La Jornada Zacatecas TV se analizó la situación de este género en México, su auge y la problemática de su promoción dentro de la Semana de Cine Documental Jerez 2013.

Teniendo como foro el Teatro Hinojosa, la charla inició con la pregunta de Navarrete sobre la actual situación del cine documental en México, cómo se encuentra actualmente este movimiento en el país.

Jacaranda Correa apuntó, que desde hace de 13 años, se ha dado un auge importante en este movimiento, pues a través de festivales internacionales, el mundo ha volteado a ver lo que hacen los productores mexicanos en este tema.

Las críticas están enfocadas al trabajo que se hace en México, pues los documentalistas nacionales han mostrado temas con una visión muy particular que invita a una reflexión profunda, yendo más allá de los formatos tradicionales que durante muchos años  fueron proyectados.

Y ha sido el cine documental una especie de embajador del cine mexicano en muchos países, debido a la bonanza de contenidos narrativos.

Sin embargo, el movimiento está centralizado en la Ciudad de México, a pesar de los festivales de muestra, pues se debe fomentar la cercanía con el público y generar espacios, más allá del circuito de especialistas que trabajan cine documental.

Pues lo importante es que se generen experiencias entre las personas que acuden a ver un documental, esto hará que se genere un público que reflexione sobre temas relevantes no sólo de su comunidad, sino de otros lugares.

Por su parte, Benjamín Contreras agregó que es importante descentralizar el cine documental, pues tan sólo una alfombra roja en un festival aleja al ciudadano a acercarse y disfrutar del cine, lo que no debe pasar, pues con él se puede hacer una reflexión y crítica de cosas sociales económicas y políticas.

Por lo que se deben generar espacios alternativos para acercar a los ciudadanos al cine documental, para que haya esa catarsis que el mexicano necesita al ver temas sociales que nos involucran a todos y poder expresar ese descontento o hacer una crítica, sacándolos por un momento de su cotidianidad.

En este sentido, Carlos Navarrete cuestionó cómo está la recepción de los mexicanos y zacatecanos ante este tipo de cine.

Correa señaló que en esta parte, los medios informativos han dejado de tener esa conexión con su auditorio, pues hay ausencia en la forma de narrar y de transmitir experiencias de temas trascendentales en el país, entre ellos la televisión.

“Algunas experiencias que he tenido es que después de proyectar algún documental, la gente puede llorar, ponerse de pie y aplaudir. Se ha pensado que en el cine documental se establecen reglas donde no caben las denuncias sociales, pero hace falta abordar estos temas que en medios de comunicación no se manejan”, dijo la documentalista.

“Pues el documental mexicano, a través de los temas narrativos, muestra realidades, que aunque sean de una pequeña localidad, refleja temas que involucran a toda una sociedad”.

Contreras ejemplificó el documental El Alcalde, de Diego Osorno, el cual muestra un retrato diferente de las altas esferas sociales en México, el cual fue reconocido por mucha gente que no conocía muchos aspectos de la vida del presidente municipal de San Pedro Garza, el panista Mauricio Fernández Garza.

Destacó que de forma anual se estrenan alrededor de 600 trabajos documentales en todo el país, esto sin añadir aquellos trabajos que se realizan de forma casera sin producción o apoyos institucionales. Pero muchos de ellos son desconocidos o no son proyectados en salas de cine o en cine-clubs, por la falta de difusión que existe en este sentido.

Lamentó que las televisoras mexicanas de red abierta no exploten este material como se hace en Estados Unidos o en Europa, donde las televisoras manejan este tipo de trabajos como una forma más de informar sobre ciertos temas a una sociedad.
Mientras que en México, las televisoras solamente sirven como medios informativos a conveniencia de los gobiernos y dejan de lado estos trabajos que reflejan otra cara de la realidad.

La documentalista expuso que se busca crear una iniciativa de ley para que se dé una mayor proyección al cine documental mexicano y que las televisoras respalden estos trabajos. Esto incluye la creación de un recurso específico que se destine a proyectos y a producción de documentales, la cual se analiza en la asamblea legislativa del Distrito Federal.

Carlos Navarrete pregunto cuál es la importancia de ver cine documental y de su difusión en la sociedad, a lo que Contreras apuntó que “un documental es como leer un libro, una puerta abierta a otros mundos y es una experiencia que te puede ayudar en tu día a día, en donde la reflexión, el análisis y el entretenimiento están juntos”.
Por su parte Correa mencionó que “en lo personal soy una curiosa de la realidad y busco temas para poder compartir, porque la información debe darse tal y como son las cosas, y hay múltiples maneras de mirar la realidad”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ