Unión de consumo y confort: obesidad y diabetes

Unión de consumo y confort: obesidad y diabetes

Enfermedades que tienen que ver con la mala alimentación están haciendo estragos en nuestro estado y país: la diabetes mellitus tipo 2 (se estima que 90 por ciento de estos casos tienen que ver con la obesidad), hipertensión arterial, enfermedad coronaria, vascular cerebral, osteoartritis, y los cánceres de mama, colon, esófago, endometrio y riñón. La mala alimentación y pésimos hábitos están provocando problemas que no sólo son estructurales, sino problemas de seguridad nacional: la inhabilitación de personas por estos padecimientos y sus costos van a ahogar la economía del sector público del país.

Es muy interesante observar el ritmo de avance de la obesidad y sus consecuencias; respecto al progreso de las medidas del Estado para contra-restar estos efectos. Parece una carrera de un correcaminos contra una tortuga. De 1980 a la fecha la prevalencia de la obesidad y sobrepeso se ha triplicado; en cambio los programas para abatir este problema apenas arrancan y no se ven resultados.

Este fenómeno de niños obesos y adultos diabéticos es nuevo en la historia de la humanidad; en la concreción se debe en el fondo de valores que cultivan el llamado American Wife of life: la combinación de máximo consumo con alto confort.

Esta combinación de valores que se expresan como el indicador más evidente de la prosperidad, integran una mezcla letal de modos de vida. La innovación tecnológica se dirige a inventos tipo ‘control remoto’ que evita trabajo: el control a distancia es el signo mismo de nuestra civilización, opera actividades a la distancia sin moverse, produce trabajo sin fatiga. Y el capitalismo mismo está sentado en valores que lo hacen funcionar, y uno de ellos es el estímulo al consumo perenne. Son valores que no solamente han devastado la salud biológica humana, sino la salud psicológica: los altos consumos se han convertido en las líneas referentes del bienestar, de tal manera que quien no los alcanza, vive con la sensación de insatisfacción o vacío continuo, lo cual hace sentir infelices a las personas.

Y no es todo: ha destruido al planeta; es de todos conocido que el actual ecocidio es causado por la acción humana que toma como una máquina de molienda todos los así llamados ‘recursos naturales’. Y los mismos valores están detrás de este negro proceso destructivo: unión de consumo y confort, a través de la dominación técnica del mundo. Todo lo dicho es el síntoma de una profunda crisis civilizatoria, porque lo que está mostrando su inviabilidad no es únicamente un sistema político o económico, sino los propios valores que soportan toda nuestra forma de vida. Por tanto, la salida de tiempo inmediato sí es promover alimentación medianamente inteligente, activación física y la promoción de estilos de vida menos absurdos.

Pero la salida de raíz, es asumir una transvaloración de los valores a favor de la vida. Y en la carrera entre estos dos, puede ir la sobrevivencia del propio planeta. Tal vez, la humanidad será sólo un breve accidente en la larga historia del universo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ