Visiones siglo 18-siglo 21: contraste con el arte novohispano y la mexicanidad

Visiones siglo 18-siglo 21: contraste con  el arte novohispano y la mexicanidad

Visiones siglo 18-siglo 21, es una exposición pictórica que contrasta y complementa la interpretación que el arte novohispano ofreció de la construcción en ciernes de la mexicanidad, su anclaje en la fe, a la par del inicio del momento fundacional en la historia de la humanidad de la búsqueda del conocimiento científico que ofreció la razón y el reconocimiento de aquella y esta sociedad en los rostros del mestizaje, en sus raíces indígenas, negras e hispanas.

Con obra reciente del arquitecto y pintor jalisciense Felipe de la Torre Villalpando y curaduría y museografía de Lourdes Fava, directora del Museo Francisco Goitia, esta muestra reúne 21 piezas del siglo18 del acervo del Museo Nacional de Arte (Munal) y 8 de gran formato del artista, en el Ex Templo de San Agustín desde el 12 de julio.  
“El punto es que muchas de estas cosas que vemos en el siglo 18 las vivimos de manera actual sin percatarnos de sus orígenes. Pero nacieron, se gestaron en esa época y de ahí creo yo la importancia de esta contrastación de dos corrientes irremediablemente conectadas”, dijo en entrevista con La Jornada Zacatecas, el artista.
La conexión en que dialogan ambas centurias, entre la fe y la razón, “no es convencional”, agregó. “Yo hice una serie de piezas a partir de mi interpretación del siglo 18”.

El proyecto al que fue convocado por Lourdes Fava consistió desde el inicio en una conjunción de elementos de composición, “ya con las piezas que yo hice, los temas religiosos y de la vida cotidiana están planteados para que así sea”. Desde el inicio el autor tuvo relación mediante fotografías con las piezas gestionadas para esta exhibición ante el Museo Nacional de Arte.

La exposición encara al visitante en un principio con un estudio anatómico trazado en un tríptico. El estilo de Felipe de la Torre se vincula al renacentismo “porque se sustenta mucho en el dibujo y en la estructura anatómica de las cosas”.
El suyo es un manejo del figurativismo realista sin llegar al hiperrealismo aunque comenta, a veces pueden encontrarse en su obra pinturas simbólicas o surrealistas.
La presencia del cuerpo humano en este estudio forma parte de este acervo renacentista que retomó justo el siglo de las luces mediante el barroco y el neoclásico. “En esa época también se dio inicio al estudio científico del cuerpo”, comenta.

Fue un momento importante en el que se rompen muchos paradigmas de la Edad Media, incluso la medicina sufre un cambio radical.
De la Torre Villalpando destaca también que, efectivamente, durante el siglo 18 en general en el mundo pero especialmente en América y particularmente en la Nueva España se desarrolló un sentido muy intenso acerca del mestizaje, de ahí mucha de nuestra identidad como un concepto abstracto, de nuestros rasgos que se estudian y se determinan. Pero también está muy relacionada esta centuria con el boom, el estallido de las ciencias. Esta es la contrastación del conocimiento y de la fe, agrega.

“Y creo que esas dos vertientes son las que conducen esta serie de piezas mías, esta búsqueda científica del conocimiento, esta visión ilustrada y ese anclaje en la religión de la que parte nuestra identidad”, asevera.
Dentro de las obras del Munal, se encuentran retratos que dan cuenta de la vida cotidiana, la mayoría anónimas  pero también incluyen otras de autores reconocidos de este periodo como Miguel Cabrera. En alguno se dejan ver las castas en una recreación de un patio colonial, una infaltable Virgen de Guadalupe, la vida monacal, los santos, los episodios bíblicos, la fe.
También novohispano un paisaje con exploradores del mundo nuevo, los buscadores de verdades de la ilustración, y del siglo 21 pero aludiendo al pasado, la imagen de aquellos barcos que cruzaron los océanos en la exploración del mundo mediante expediciones colonialistas o científicas, éste último ofrecido por Felipe de la Torre.

Rostros de los devenires de las castas, los mestizos, los Mexicanos, 2013 actuales, aquellos que se encuentran en la calle y Las tres madres, metáfora del mestizaje, efigies femeninas de la raíz indígena, española y negra, y a su pie, otro ícono de la mexicanidad, las sandías, entre otros mensajes que ofrecen lecturas del pasado para los habitantes del globalizado siglo 21.
Felipe de la Torre Tovar, es egresado de la Escuela Nacional de Arquitectura (ENA) de la UNAM y posgraduado en el Instituto Potosino de Bellas Artes. Ha tenido una relación estrecha con Zacatecas desde hace más de 20 años con diferentes exposiciones iniciadas en la galería Los Zacatecanos y el Museo Francisco Goitia. Su trayectoria es reconocida como pintor, arquitecto, escenógrafo, escultor y docente, en proyectos colectivos e individuales que han trascendido también las fronteras del país.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ