Detiene la Policía Ministerial a dos presuntos asesinos de Cindy Aguirre

Detiene la Policía Ministerial a dos  presuntos asesinos de Cindy Aguirre

La Policía Ministerial capturó a dos de los cinco presuntos autores del homicidio de Cindy Charlotte Aguirre Malpica, mejor conocida como Freda, quien murió durante las primeras horas del 10 de mayo de 2013, informó el procurador general de Justicia en Zacatecas, Arturo Nahle García.

Los sujetos son Luis Fernando Acosta Soto, de 21 años, originario del estado de Chihuahua, y Edgar Homero Flores Sosa, alias El Moreno, de 22 años de edad, oriundo de Coahuila. Ambos se encuentran reclusos en el Centro Regional de Readaptación Social (Cerereso) de Cieneguillas.

El resto de sus compañeros que aún están prófugos son conocidos por los apodos de Eco 3, El Oaxaco y El Tortugo, pero uno de ellos cuenta con una orden de aprehensión, al estar plenamente identificado, anunció el procurador, sin dar mayores detalles de la investigación por motivos de seguridad.

Arturo Nahle dijo que Luis Acosta y Edgar Flores testificaron que Cindy Aguirre fue ultimada por ser integrante del grupo Los Zetas, mientras que ellos componen una célula del Cartel del Golfo, lo cual los convierte en organizaciones enemigas.

“De ninguna manera decimos que, efectivamente, ella formara parte de una organización delictiva. Pero lo que sí deducimos, de estas confesiones, es que la razón por la que la privaron de la vida, es porque ellos creían que era integrante de un grupo criminal contrario”, advirtió Nahle García.

A lo anterior agregó que no existen, de momento, referencias que vinculen a Cindy Aguirre con un grupo criminal, luego de identificar los contactos registrados en su celular, que corresponden a sus familiares.

“Nos llamó la atención una llamada a Sinaloa, pero es de un amigo de ella, originario de Mazatlán”, comentó Nahle.

El primer detenido fue Luis Acosta Soto, quien argumentó ser hondureño. Por tanto, la Policía Municipal de Zacatecas lo llevó al Instituto Nacional de Migración (INM), con el propósito de que fuese deportado a su país de origen.

Sin embargo, después de un interrogatorio, las autoridades descubrieron que su procedencia es de Chihuahua y no de Honduras. En consecuencia, la Policía Ministerial intervino y tomó cartas en el asunto.

El joven confesó que llegó a Zacatecas hace dos meses y pedía dinero cerca de las vías del tren. Allí fue donde lo interceptaron sujetos del Cartel del Golfo, quienes lo invitaron a convertirse en halcón y le prometieron un pago quincenal de 5 mil pesos.

Los hechosLa madrugada del 10 de mayo, Luis Acosta viajaba por la zona conurbada de Zacatecas y Guadalupe en una camioneta Chevrolet Silverado, color negro, doble cabina, junto con Edgar Homero Flores, El Oaxaco, El Tortugo y Eco 3.

Tenían la instrucción de encontrar y asesinar a una joven integrante de Los Zetas de tez blanca, estatura mediana, pelirroja, con tatuajes en forma de estrella en la espalda y que viajaba en un auto blanco, narró el procurador Arturo Nahle.

La mujer fue encontrada en la calle prolongación Pedro Coronel, a la altura de la Presa de Infante, acompañada de un joven, quien estacionó el vehículo para salir a orinar. El hallazgo sucedió gracias a que “una amiga les puso la cruz”, citó Nahle el testimonio de los confesos.

Cuando el joven subió al auto, El Tortugo quebró el vidrio lateral trasero para golpearlo. A su vez El Oaxaco y Eco 3 aprovecharon el desconcierto y privaron de su libertad a Cindy, ya que cumplía con todos los rasgos físicos que les fueron proporcionados.

Los criminales tenían la orden de desaparecer el vehículo y no robar nada de su interior. Asimismo, debían acabar con la vida de la joven en el basurero de Zacatecas, pero sin abusar sexualmente de ella.

En el trayecto, Cindy fue interrogada y negó pertenecer al cartel de Los Zetas. Pese a ello, cortaron su cuello con una daga y la despojaron de sus prendas, sin violarla. Al llegar a Bracho, la sentaron en el suelo y apoyaron su espalda en la pierna de uno de los criminales, para evitar que cayera.

Al final, recibió tres golpes en la cabeza con una piedra, que ya portaban en la camioneta minutos antes de los hechos. Tiempo después, Luis Acosta regresó a su punto de vigilancia, localizado en las inmediaciones de la central camionera de Zacatecas.
Los dos aprehendidos cuentan con antecedentes delictivos, tales como robo a casa habitación y de vehículos. Sin embargo para el caso de este homicidio, el Ministerio Público pedirá una condena de 40 años de prisión, por tratarse de feminicidio, advirtió Nahle García.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ