11.8 C
Zacatecas
sábado, 18 mayo, 2024
spot_img

Notas históricas sobre la UAZ. Nueva edición 3

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Juan Manuel Rivera Juárez •

En el año de 1987 una (entre otras) de las carencias de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) tenía que ver con la producción e intercambio editorial, eran múltiples las causas que propiciaban ese sintomático e inconcebible vacío institucional. Prácticamente era nulo el análisis sobre la importancia que le reportaría a la Institución la planificación y fomento de un Proyecto Editorial programático, por el reconocimiento comunitario de su exigencia misma. Ni siquiera en el Simposium sobre Reforma Universitaria de 1971, se recomendó expresamente la utilidad que implicaría concebir el trabajo editorial como núcleo y complemento extensivo de la Universidad en su conjunto.

- Publicidad -

Desde esta falta de visión, los intentos para editar y promover producciones editoriales quedaban condenados a una serie de coyunturas azarosas y la desfavorable ausencia de continuidad editorial, por la carencia de estímulos y alternativas; así como un nulo efecto o aporte intelectual por la ausencia de espacios para su difusión mínimamente apropiada; ediciones fragmentadas por una total intrascendencia editorial, en resumen: caos, irracionalidad, despilfarro, olvido, etc.

Por estas razones resultaba imprescindible una gestión universitaria flexible e inteligente, que viera en el trabajo editorial una forma segura de proyección y expansión social. Lo que requería, por supuesto, de un convencimiento previo: aceptar, dentro de los parámetros correspondientes, la conveniencia cualitativa que representaba hacer de la Universidad una instancia editorial autorizada, sólida, responsable; no solamente ofreciendo la disponibilidad de editar sino, con idéntico rigor, la voluntad de realizar, con absoluta congruencia todo el proceso editorial. 

En esa época la Universidad contaba con tres líneas editoriales estables, producto de convenios co-editoriales, que se mantenían en proporción directa a su vigencia cultural y académica. La primera de ellas la integraban los cuadernos Praxis-Dosfilos de poesía; la segunda la colección de literatura El Pez Soluble; la tercera, la constituía la serie Estado y Educación en México. El Proyecto Editorial (que se planteaba) se proponía continuar con las líneas editoriales que se trabajaban y adicionar otros conjuntos bibliográficos para brindar una multiplicidad bibliográfica que satisficiera el interés por el conocimiento de la Universidad.

La investigación en la UAZ se concebía como parte de la sociedad mexicana, se consideraba que la investigación debía ser una acción que orientara a las clases mayoritarias de su entorno hacia la superación cultural y desarrollo tecnológico, y a su vez como elemento de apoyo para el desarrollo de la entidad y el país. En lo interno debía desempeñar un papel fundamental como parte del proceso enseñanza-aprendizaje y como una actividad necesaria en la formación profesional, tanto a nivel licenciatura como de posgrado, que permitiera a los estudiantes desarrollar su propia capacidad de interpretación y transformación de la realidad. Se pensaba que esa habilidad para enfrentar los problemas no se media con el contenido curricular, sino mediante la participación en la solución de problemas concretos de la realidad.

El planteamiento era muy concreto. La actividad científica sólo se justificaba cuando el producto de la misma incidía y se traducía en un bienestar social, lo que implicaba responsabilidad y conciencia en ese sentido de quienes la realizaban. Lo que exigía de los investigadores un conocimiento integral de la realidad física, biológica y social de su entorno, que les permitiera definir los planteamientos y el diseño de la investigación hacía áreas prioritarias del conocimiento, donde los resultados se manifestaran en beneficio de los sectores mayoritarios de la sociedad. En este orden de ideas, a la Universidad le correspondía formar los cuadros de investigadores con un sentido crítico de su propio quehacer y con una clara conciencia de su responsabilidad social. 

De 1968 a 1979 el crecimiento de Unidades de Investigación al interior de la UAZ fue lento, en 1980 con la creación de la Dirección General de Investigación, se observó un crecimiento significativo (10 centros). El número de Investigadores en la Universidad, representaba el 7% del total de la planta docente. Las áreas con mayor porcentaje de investigadores eran: la tecnológica y biomédica, y las de menos porcentaje: sociales y agropecuarias. El 61% de los investigadores era de tiempo completo, el 28% de medio tiempo y el restante 11% de tiempo parcial. 

El 52% de los investigadores tenía el grado de licenciatura y el 48% de posgrado. El 34% (30 investigadores) tenían el grado de maestro en ciencias. La relación investigador-proyecto en el área agropecuaria era de 1, en biomédicas de 1.2, en tecnológica de 1.2 y en sociales de 1.4 investigadores por proyecto. La relación investigador-publicaciones (internas) por área, era la siguiente: agropecuarias 1.8, biomédicas 3.6, sociales 4.0 y tecnológicas 6.5 investigadores por publicación. La relación investigador-publicación (externa, artículos técnicos y científicos publicados en revistas nacionales e internacionales) por área, era la siguiente: biomédicas 1.0, tecnológicas 1.9, agropecuarias 2.7 y sociales 2.9 investigadores por publicación. En este último rubro el área de biomédicas contribuyó con el 49%.

El número de habitantes del estado (1.4 millones) y la cantidad de investigadores (132), representaba una relación de 10000:1 habitantes por investigador, inferior a la nacional estimada en 1.6 investigadores por casa 10 mil habitantes. Del total de investigadores del estado de Zacatecas integrantes del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el 63% pertenecían a la UAZ. El 84% del costo de las actividades de investigación en la Universidad era financiado por la misma Institución. 

¡Cuánto falta conocer sobre nuestra Máxima Casa de Estudios!

Esta ignorancia es la que ha permitido que se le menosprecie o que se tergiverse su historia.

Se parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes:

http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

1Docente Investigador de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT.

[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -