7.8 C
Zacatecas
jueves, 28 octubre, 2021

Cuidado con los falsificadores de arte

Más Leídas

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 470

 

Es cada vez más común que navegando en las redes nos encontremos con obras de arte a la venta. La nueva realidad dictada por la pandemia ha obligado a los creadores, y a los intermediarios de venta de obras de arte, a crear formas diferentes de promoción y publicidad. Por lo mismo también es cada vez más frecuente que se utilicen nuevas plataformas para que los coleccionistas adquieran piezas y eso representa un riesgo mayor de fraude -sobre todo ante la imposibilidad de ver físicamente la obra hasta que esta es entregada-. Ante este panorama, es importante que se tomen algunas precauciones básicas antes de llevar a cabo transacciones de compra venta en línea y, por supuesto, de manera presencial.

La semana pasada encontré en un perfil de Instagram una imagen de “La crítica” de Julio Ruelas; configuré mi aplicación para que me lleguen notificaciones cada que se mencionen o se hagan nuevas publicaciones sobre ciertos temas de mi interés, de ahí que cuando esta galería ubicada en la Ciudad de México puso a la venta el grabado, que supuestamente es autoría de este artista zacatecano, me percaté de inmediato. Abrí la imagen cuando esta tenía ya varios comentarios de usuarios en línea manifestando su interés por adquirirla; antes de observar con detenimiento la imagen me di cuenta de que se estaba ofertando en $6,000.00 y eso fue el primer signo de alerta: una pieza de Ruelas alcanza un valor mucho mayor que esa cantidad. La publicación decía que se trataba de una “Reedición del grabado original ‘La crítica’. Artista: Julio Ruelas”.

Me comuniqué en privado con ellos -la galería se llama bazart_gallery- solicitando información sobre el taller que había “reeditado” el grabado, el tiraje realizado, las formas de pago y me contestaron lo siguiente: “No sabemos qué taller hizo la reedición, sabemos que se hizo en los 90, si está en la ciudad se lo podemos llevar y nos puede pagar en efectivo o con tarjeta, si está en algún otro lado es mediante depósito y se lo enviamos por paquetería”. Aquí el segundo signo de alarma: ¿cómo es posible que una galería seria no tenga esa información? Si lo primero que debe saber antes de aceptar exhibir esa pieza a la venta es que su origen sea legal, no me parecía convincente que ellos no supieran su procedencia.

Ahora sí me fui sobre la imagen, tomé copia de pantalla y la abrí en mi computadora tratando de agrandarla lo más que se pudiera para ver los detalles. ¡Oh, sorpresa! El grabado en venta no solo es falso: es falsísimo y, además, una muy mala copia del original. Digo lo anterior porque la historia nos cuenta que hay falsificadores tan buenos que es muy difícil, en ciertas ocasiones, distinguir la copia falsificada de la auténtica; pero en este caso, la copia es tremendamente mala y fue fácil identificar su falsedad, comenzando por el sello que solía poner Ruelas en algunos de sus grabados con sus iniciales: en la imagen falsa aparece en el lado izquierdo; en la original aparece en el lado derecho. El dibujo de la pieza pirateada es burdo, nada que ver con la depurada técnica de don Julio.

Después de analizar los detalles de la imagen, entré nuevamente al perfil de Instagram de la galería y dejé un comentario diciendo que la pieza era falsa. En lugar de dar alguna explicación, quitaron la imagen al verse evidenciados y me bloquearon. Nada extraño en este tipo de perfiles. No me atrevería a hablar de todo esto si no hubiera tenido la precaución de tomar copias de pantalla que me respaldaran.

Si usted es un nuevo -o no tan nuevo- coleccionista, mi recomendación es que tenga cuidado cuando se encuentre con este tipo de ofertas; infórmese, pregunte al vendedor sobre las características de la obra, el origen de esta, el tiraje, etc. Es importante también que siempre pida un certificado que avale la autenticidad de las piezas; si el vendedor es serio y profesional le proporcionará todo lo solicitado. En Zacatecas tenemos una gran diversidad de talleres a los que puede usted acudir a comprar una obra de arte directamente al artista y, además, más de cinco galerías debidamente instaladas en la ciudad, en las que usted encontrará piezas originales. Aun así, no está de más pedir todos los datos necesarios para que la adquisición de la pieza sea segura.

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_470

 

 

 

 

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias