10.8 C
Zacatecas
lunes, 15 julio, 2024
spot_img

Con la Reforma Educativa se entregará el manejo de la educación al sector empresarial

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ El movimiento magisterial se encuentra en una etapa de reflexión, señala Hugo Aboites

- Publicidad -

Además de las implicaciones y afectaciones laborales que trae consigo la Reforma Educativa, la significación más importante reside en que el Estado está entregando al sector empresarial la conducción de la educación en México, afirmó Hugo Aboites Aguilar, profesor e investigador en la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Xochimilco (UAM-X).

En su visita a la capital del estado para impartir una conferencia magistral sobre ese tema, expuso que esa reforma evidencia que Gobierno federal no tiene la capacidad para establecer un proyecto de nación que sea producto de una discusión a nivel nacional, y por el contrario, muestra debilidad al retomar los planteamientos de los empresarios.

Detrás de “la toma de la conducción de la educación” están empresarios organizados en el organismo denominado Mexicanos Primero, conformado por representantes de Televisa, Coca-Cola, Coppel, entre otros que son parte “de lo más selecto e importante políticamente del sector empresarial”.

La privatización de la educación, que es la intención de la reforma, no se refiere solamente a cuestiones como el cobro de cuotas escolares, sino que tiene una definición más profunda que consiste en privatizar la conducción de la propia educación y que las grandes decisiones respecto a ella sean tomadas por los empresarios.

Aboites Aguilar afirmó que la Reforma Educativa es un ejemplo de ello, pues el Congreso ni siquiera revisó detenidamente los articulados de las leyes, mientras que tampoco se trata de una iniciativa del Ejecutivo puesto que no hay un documento que haya realizado Gobierno federal que justifique la propuesta de esa modificación constitucional y sus leyes secundarias.

En ese contexto, sostuvo que el movimiento magisterial se encuentra en una etapa de reflexión antes de pasar a una nueva fase en su lucha y oposición contra las políticas de Gobierno federal en materia educativa. En ese sentido, la etapa anterior tuvo como característica fundamental el hecho que se convirtió en un movimiento popular, nacional, con capacidad de “poner en jaque la reforma”.

Destaca que el movimiento magisterial se ha trasladado a los estados, y aunque seguirá la demanda de derogar la reforma constitucional y las leyes secundarias a nivel nacional, hay un nuevo campo de batalla en el que se plantea que cada Legislatura en los estados resuelva el problema con base en su interpretación de esa legislación federal.

Según explicó, la afectación más importante que sufre el magisterio con la reforma y la Ley del Servicio Profesional Docente, es que se le arranca del marco del artículo 123 Constitucional, el cual ha servido como “paraguas” para la protección de los derechos laborales de los trabajadores. Al radicar esa ley en el artículo tercero Constitucional, entonces, se priva a los trabajadores de la educación de los beneficios que entraña el estar bajo el amparo del artículo 123.

Esa ley, indicó Aboites Aguilar, integra además varios elementos sumamente lesivos como la posibilidad de ser despedido a partir de evaluaciones que generalmente son superficiales y triviales que no determinan si un maestro es bueno o no.

También plantea “la capacidad de la autoridad para sancionar al maestro en el momento que lo considere conveniente y con ello ejercer una capacidad para engendrar temor en el magisterio a fin de someterlo a este nuevo régimen en el que entra la educación con la presencia muy fuerte de sector empresarial, que revela la pérdida de liderazgo del Estado mexicano para diagnosticar y plantear una propuesta distinta a la de los empresarios en el terreno de la educación”.

En este momento, manifestó que en los estados hay condiciones para introducir leyes y reformas que permitan mitigar los efectos de la reforma e incluso ya se están formalizando en algunas entidades como Oaxaca donde el Proyecto de Transformación de la Educación sirve de base para la modificación de la Ley de Educación, mientras que en Guerrero o Michoacán hay elementos suficientes para que haya logros importantes en la legislación local.

En consecuencia, el impacto de la reforma en la educación será mediado dependiendo de cada entidad, lo cual es importante porque ya no será centralizada en el grado que se pensaba ni tendrá la capacidad de someter a un parámetro único al sistema educativo y habrá la posibilidad para que en los estados haya especificidades culturales y sociales que sean consideradas en los procesos educativos.

Por último, Aboites Aguilar precisó que la Reforma Educativa afecta a la educación básica y a la educación media superior, pero preocupa que en este último no se ha presentado ningún pronunciamiento, debido a que los profesores en ese nivel no se consideran maestros, ya que no tienen la experiencia normalista que es importante para la formación de un docente.

Asimismo, no tienen experiencias de lucha y a pesar de tener organizaciones sindicalizadas, éstas no han sido fortalecidas a lo largo de conflictos y su existencia ha sido relativamente azarosa, de manera que el nivel de conciencia y organización es distinto, en comparación a lo que ocurre en la educación básica.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -