13.8 C
Zacatecas
martes, 30 noviembre, 2021

Invertir en los niños y jóvenes para lograr un mundo más equitativo y justo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÁLVARO GARCÍA HERNÁNDEZ •

Hoy analizo un interesante vínculo que se origina entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y, las niñas y los niños identificados como depositarios únicos de las esperanzas globales que la humanidad tiene desde distintos parámetros. En principio, los ODS se han pactado para sentar las bases del progreso de los pueblos pero con orden, con brújula y rumbo claro, en el entendido de que no queda mucho tiempo para actuar. En este sentido, la UNICEF señala que los citados objetivos no se pueden alcanzar si no se respetan los derechos de las niñas, niños y adolescentes, quienes están reivindicando sus derechos a la buena salud, a la educación y a un planeta limpio. La UNICEF afirma como organismo internacional, que como líderes del mañana, la capacidad de los niños para proteger el futuro, dependerá de lo que hagamos hoy para garantizar sus derechos. En lo tocante al Objetivo 1, (Poner fin a la pobreza) se tiene que este índice afecta a los niños en su derecho fundamental a la nutrición, al acceso al agua, a la educación, la protección y la vivienda, a la par de reducir su capacidad de construir un futuro mejor para sí mismos y las próximas generaciones. La UNICEF calcula que en todo el mundo, casi uno de cada cinco niños (385 millones) viven en pobreza extrema por lo que se recomienda la construcción de políticas orientadas a garantizar sus prerrogativas más básicas. En lo referente al Objetivo 2 (Hambre cero) la UNICEF señala que la nutrición óptima es la base de la supervivencia, la salud y el desarrollo de los niños, por lo que sí están bien alimentados, son más capaces de crecer y aprender, de participar en sus comunidades y de resistir frente a las enfermedades, los desastres y otras situaciones de emergencia. En este tenor, se acepta que casi la mitad de las muertes de menores de 5 años que se registran en todo el mundo pueden atribuirse a la subnutrición por lo que el propósito es asegurar que cada niño, cada joven y cada mujer dispongan de la alimentación nutritiva, segura, asequible y sostenible para alcanzar el pleno desarrollo de sus posibilidades. En el Objetivo 3. (Salud y Bienestar) se tiene que lamentablemente hay niños que mueren por falta de una debida atención médica, la UNICEF informa que en 2018 murieron 6,2 millones de niños y adolescentes jóvenes, la mayoría por causas que se pueden prevenir por lo que el citado organismo impulsa estrategias de fortalecimiento de los sistemas de salud para promover la inmunización y tratamiento de los niños contra la neumonía, la diarrea, el paludismo y otras afecciones de salud; En el mismo sentido y con miras a erradicar las muertes maternas, neonatales e infantiles la UNICEF continúa ampliando sus intervenciones en materia de atención primaria de la salud en el ámbito comunitario. En lo concerniente al Objetivo 4. (Educación de calidad) se tiene que como nunca antes, hay muchos más niños y adolescentes sin matricularse en los niveles de preescolar, primaria y secundaria, por lo que los avances en sistemas de calidad óptimos son muy pocos ya que incluso, la pandemia a detenido los incipientes avances que se tenían en esta materia, generando una gran deserción en todos los niveles educativos pues la pobreza se vincula directamente con el tema de los aditamentos modernos necesarios para dar seguimiento a las clases virtuales, como ejemplo, en Zacatecas tenemos comunidades enteras en donde no existe señal de internet y la marginación está presente junto a la inseguridad, la falta de oportunidades y el retraso en los aspectos educativos. La UNICEF al respecto, establece que para asegurar que todos los niños puedan asistir a la escuela y aprender, es fundamental combatir la pobreza, prevenir la enfermedad y construir sociedades más resistentes y pacíficas. El Objetivo 5, (Igualdad de género). Aquí la UNICEF pretende contribuir a la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas, sin embargo, se reconoce que las disparidades de género pueden comenzar al nacer, y aumentan a medida que el niño o la niña crecen. Se dice que en la actualidad hay en todo el mundo cerca de 650 millones de niñas y mujeres que contrajeron matrimonio en la infancia, y más de 200 millones que han sido sometidas a la mutilación genital femenina. Finalmente, la tarea en todo el mundo es trabajar a fondo para que las niñas y los niños disfruten de los mismos derechos, recursos, oportunidades y protecciones. Continuaré con el análisis la siguiente semana.

- Publicidad -

[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias