10.8 C
Zacatecas
miércoles, 8 febrero, 2023
spot_img

■ Historia y Poder

Carlos Alazraki y Ricardo Rocha, el nivel más bajuno de la ultraderecha

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

Desde hace por lo menos dos años, ambos personajes son el reducto de una derecha por demás simplona que descalifica, engaña a la gente a su antojo, creyendo que los mexicanos, en su mayoría, están enfermos de ingenuidad por seguir a la cuarta; ambos publicistas le dan rienda suelta a lo más turbio de la desinformación y su reporte es siempre que el señor presidente es un enfermo mental y decadente.

- Publicidad -

Muchos amigos y amigas me dicen que deje de escuchar los programas de la derecha, hay ocasiones que desde las 5 y media de la mañana prendo la radio y escucho a Rocha diciendo una sartada de barbaridades muy cuestionables, pero con elementos muy graves de difamación y de darle voz a lo más rancio de la derecha y al oportunismo de los, mal llamados, partidos de oposición, que desde su oscurantismo, descaradamente le dan oferta y doctrina a sus seguidores que al servicio de la élite le defienden sus tropelías.

Luego sigo con Ciro Gómez Leyva, mientras me invaden los quehaceres de la rutina de ser revistero y padre de familia y no dejo de tomar nota de la serie de invitados, donde como Calígula, hace sus performances en medio de una locura demoledora: declaraciones funestas del senador traidor de German Martínez Cázares, que le da durísimo al presidente que lo invitó a ser legislador por medio de su partido pero que, tarde que temprano, al igual que la sonorense Lilly Téllez, fueron cooptados para apartarse del camino y con la rápidas conclusiones de la teoría del fracaso, de la conspiración vil para que siga alimentándose de la violencia y la impunidad el eterno rollo de que Obrador es un mal presidente que le quita a los niños sus medicinas y a las mujeres -adrede- les quita también sus casas de refugio porque dizque es maligno, malo, poderosamente malo.

Alazraki es quien rompe todos los récords, ni Pedro Ferriz de Con ni el más acendrado locuaz de la derecha, como el hijo del finado actor Héctor Suarez, le llegan con sus mentiras y odio declarado, siempre vestido de colores rosas o floridos, con una voz aguardientosa y por demás mutando a la feminidad, el señor se pavonea con una serie de invitados e invitadas que le dan -según ellos- golpes muy duros a la imagen del presidente y su dilatado gabinete, que también es objeto de una serie de insultos y falsedades, que ciegamente creen, son aceptados por miles de auténticos robots a los que se les paga por dar el famoso “like” que aumenta popularidades ficticias a la ristra de programas donde el común denominador es ese: detener a toda costa al movimiento “antidemocrático” de Obrador y sus supuestas pretenciones comunistas.

Ricardo Rocha es el más desdibujado, aquel periodista ilustre que siempre preparaba programas para “gente inteligente” es hoy portavoz de la retórica polarizante de verdad que culpa de todos los males a un gobierno que legítimamente llegó por medio de la pericia del voto masivo, para parar, de todas maneras, el gigantesco fraude que el INE preparaba, pero que se vio arrasado por el tsunami del voto castigador.

Rocha es una caricatura de lo que fue: declaradamente de oposición; entonces la opinión le sabe: quienes son verdaderamente una oposición férrea y combativa es Carlos Loret de Mola, es la tribu de tercer grado, son los periódicos Reforma y Excelsior, El Financiero y Carmen Aristegui y otro sendero más donde muchos y muchas fueron bañados de millones de pesos con tal de que el desprestigio y el difame se adueñe de la imagen pública del señor presidente. Dígase Proceso, la revista histórica, ahora histérica, y muchas otras convocadas a maniobrar desinformación envenenada.

Médicos y asistentes me señalan: por su salud mental debe de dejar de escuchar y leer  a los múltiples programas de la derecha y la verdad no puedo, menos dejar de revisar la página policiaca día con día de muchos estados queridos del país que mi estima atrapa, y entre esos dos dilemas, el día y la semana concluye a la espera de que haya equilibrio, que los llamados youtubers y la misma mañanera, le den carpetazo y respuesta a los engendros de un mal periodismo que -con todo y su talento y brillantez- son los hoyos negros del desprestigio histórico, la vanalidad, el desaire y la infamia como sinónimo de estos tiempos iracundos.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img