11.3 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

Eligio Meza será recordado como un hombre generoso y solidario

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ Estaba comprometido con las causas de la sociedad, afirmaron alumnos y amigos del académico recientemente fallecido

■ Conocí a Eligio en la década de los 70, por lo que “me tocó estar en el centro de la ebullición política producida por el reciente acoso y represión del gobierno el 10 de junio del 71”: Raymundo Cárdenas

Eligio Meza Padilla, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), recientemente fenecido, será recordado como un hombre generoso, solidario y comprometido con las causas de la sociedad, afirmaron alumnos y amigos durante la inauguración de la Cuarta Semana Nacional de Ciencias Sociales organizada por la Unidad Académica de Ciencia Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

- Publicidad -

Raymundo Cárdenas Hernández, ex senador de la República y coordinador editorial de La Jornada Zacatecas, comentó que conoció a Eligio Meza Padilla en la década de los 70, por lo que “me tocó estar en el centro de la ebullición política producida por el reciente acoso y represión del gobierno el 10 de junio del 71”.

“Ahí empecé a escuchar los debates entre las izquierdas, el debate muy fuerte impulsado por quienes desde la juventud estaban desencantados de la vida política en México y no veían otra salida más que las armas. Por otro lado, había gente en el Partido Comunista que estaba impulsando el debate acerca de las vías para el cambio en México”.

A su regreso a Zacatecas estaba el auge del movimiento sindical universitario y se acababa de fundar el Sindicato de Trabajadores Manuales y Administrativos de la Universidad, cuyos asesores eran René Lara y Eligio Meza.

Cárdenas Hernández también recordó haber participado en reuniones de una de las células del Partido Comunista Mexicano, donde participaba Eligio Meza. “Ahí lo conocí y discutíamos la coyuntura universitaria y la coyuntura del partido y se hablaba de que iniciara la lucha por la reforma política”.

Mencionó que en ese momento hubo efervescencia en el movimiento social zacatecano, especialmente en el campo, en el que confluyeron dos expresiones: una fracción de los universitarios que no simpatizaba con ningún partido político, y otra de militantes del Partido Comunista Mexicano, donde se adscribió Eligió.

Refirió que Eligio pasó mucho tiempo como asesor jurídico de muchos grupos de campesinos que luchaban por la tierra, lo que le permitió participar en el Partido Comunista con mucho conocimiento respecto a lo que ocurría en la entidad.

Por su parte, Judit Guerrero López, ex diputada federal, expuso que, cuando cursaba la licenciatura en Derecho, acudía a reuniones todos los domingos con Eligio Meza Padilla y con Miguel Moctezuma, donde leían materiales para analizar y reflexionar.

“Moctezuma era un alumno avanzado. Yo intentaba sumarme a su dinámica para, entonces, impulsada por él, cursar la licenciatura en Derecho. La reunión incluía café y torta que, claro, Eligio siempre pagaba”, expuso.

“Eligio era generoso. Le preocupaba no sólo la formación académica, sino también la salud mental. Él me motivó para que tomara terapia psicológica, seguramente se dio cuenta qué me hacía falta también y entonces me inscribió con él en un grupo de terapia colectiva. Yo seguí a Eligio a todos lados”.

Cuando tuvo la oportunidad de desempeñase como regidora de Zacatecas, Guerrero López comentó que le correspondió dar la bienvenida al alcalde de Alicante, España, y Eligio escribió para ella un texto que, en un fragmento, decía:

“Mi convicción refleja el aprecio por nuestra ciudad capital. Zacatecas no es solamente la ciudad de las entrañas perforadas que al mundo abastece de plata, sino también la huella histórica del pasado. Son sus museos, sus costumbres y tradiciones. Es costumbre provinciana y a la vez cultura universal. Zacatecas, con sus calles graciosamente quebradizas y sus rincones turísticos lo recibe hoy en este acto extraordinario”.

“No fue el único texto que elaboró para mí. Conservo muchos con los que Eligio me acompañó. Eligio fue generoso, supo que tuve que dejar mi casa para intentar negociar con el banco un precio más justo. Me vine al centro a vivir a la vecindad de la calle Aguascalientes. Al concluir nuestras reuniones me acompañaba a buscar espacios más dignos. Pasaron los meses, no conseguía nada, y terminó vendiéndome su casa. La habito yo desde hace 19 años”, expuso.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias