11.8 C
Zacatecas
jueves, 18 agosto, 2022
spot_img

El Derecho Humano a la Lactancia Materna

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÁLVARO GARCÍA HERNÁNDEZ •

No existe un vínculo tan importante en el Mundo como aquél que nos une con nuestra Madre desde que somos engendrados; el cordón umbilical es el conducto por el que fluye mucho más que el alimento, es el intercambio de sensaciones, oxígeno, sangre, sentimientos, afectos y todo lo que nos da estructura como seres humanos. Después de nacer, la leche materna nos provee de un conjunto de nutrientes que nos fortalecen estructuralmente para poder desarrollarnos plenamente hasta consolidar nuestra composición celular, lo cual se logra a través de las distintas etapas de este magnífico producto natural, tal es el caso del calostro y la leche en transición compuestas por agua, carbohidratos, lípidos, proteínas, vitaminas, zinc y calcio, entre otros elementos que constituyen la fórmula perfecta para la vida. 

- Publicidad -

La naturaleza no se equivoca y pese al avance de la ciencia, no existe composición química que la pueda igualar, hasta ahora, la mano humana no ha podido generar un producto con la misma escencia, menos aún, se podrá superar el apego existencial de un recién nacido al seno materno. Me disculpo por mi versión romántica de lo que identifico como leche materna; sustancia que además constituye un Derecho Humano Fundamental, seguido del Derecho a la vida misma. Una lata y un biberón, jamás generarán el cúmulo de sentimientos ni el intercambio afectivo de un bebé con su madre, dichos lazos solo pueden producirse gracias al amor tan puro que se irradia en la maternidad. Estoy cierto de que habrá muchas más versiones distintas a lo que yo estoy manifestando al igual que justificaciones filosóficas que pretendan valorar la estrechez entre un bebé y una mamila de latex, lo cual de entrada respeto pero no comparto. En este contexto, en el ámbito global se celebra del 1° al 7 de agosto, la Semana Mundial de Lactancia Materna al auspicio de la Alianza Mundial para la Acción de Lactancia Materna, periodo en el que se concientiza a la población, sobre los amplios beneficios que se generan para el Ser Humano, sin perder de vista los impactos positivos que se originan al ambiente común, pues de acuerdo con Greenpeace, la leche materna es un alimento natural que no produce contaminación o desecho alguno, además de traducirse en un alimento ambientalmente seguro contrario a las bebidas artificiales que usan desmedidamente latas, aluminios, plásticos, cartones y otros productos que impactan al entorno y contribuyen al cambio climático, además, se calcula que para la producción de 1kg de las llamadas fórmulas, se requieren más de 4 mil litros de agua, lo cual, debe motivar una reflexión colectiva ante la aguda crisis hídrica que estamos padeciendo. Rompiendo un poco con la visión romantica que manifesté líneas arriba, durante esta primera semana de agosto, se ha difundido como lema oficial la siguiente leyenda: Impulsemos la Lactancia Materna: Apoyando y Educando, misma que se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) principalmente: Fin a la pobreza, Hambre Cero, Salud y bienestar, Agua limpia y saneamiento y Acción por el Clima. De acuerdo con la UNICEF, la lactancia materna proporciona a los bebés todos los nutrientes que necesitan para crecer y que su sistema inmunológico se desarrolle plenamente, en tal sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la lecha materna sea el alimento exclusivo de los bebés recién nacidos hasta los 6 meses de edad, y que hasta los 2 años, se alimenten con una combinación de la misma con alimentos adecuados y nutritivos para su edad. Respecto a la lactancia materna exclusiva (LME) se afirma que es un tipo de alimentación en la que el bebé solo reciba leche materna y ningún otro alimento sólido o líquido a excepción de soluciones rehidratantes, vitaminas, minerales o medicamentos. Tanto la OMS y la UNICEF recomiendan que esta se mantenga durante los primeros seis meses de vida y se sugiere que se inicie en la primera hora de vida después del parto, que sea a libre demanda y se evite el uso de fórmulas infantiles, lo cual no siempre se respeta pues en muchos hospitales públicos y privados, inmediatamente proporcionan el alimento artificial sin dar oportunidad a que el recién nacido estimule la producción de la leche materna durante las primeras horas de vida. En nuestro país, los citados organismos reconocen que solo 1 de cada 3 bebés reciben los beneficios de la leche materna de uso exclusivo, peor aún, muchos reciben alimentos o líquidos adicionales desde su primer mes de vida como fórmulas, leche de vaca u otro animal y bebidas azucaradas. Sin duda, hay grandes retos que quedan por sortear en relación con este tema fundamental, seguiremos insistiendo.

[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias