23.6 C
Zacatecas
lunes, 27 junio, 2022
spot_img

La ausencia de una propuesta para el desarrollo de Zacatecas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BENJAMÍN MOCTEZUMA LONGORIA •

Cada día estoy más convencido de que, en el caso de Zacatecas, no existe planeación para el desarrollo. Primero, porque no entienden el concepto de desarrollo, mismo que con frecuencia confunden con el de crecimiento. Segundo, porque quienes se dedican a la tarea de gobernar carecen del conocimiento de la naturaleza económica de nuestro estado. Conocer la geografía y recorrer sus comunidades no significa que se comprendan las leyes del desarrollo social locales.

- Publicidad -

Solo para objeto de entendimiento básico, y de forma muy simplificada, podríamos decir que el concepto de Crecimiento Económico se refiere a un aspecto CUANTITATIVO que, desde el punto de vista contable, puede medirse como Producto Interno Bruto (PIB) y que consiste en contabilizar el valor de la producción anual. Por otro lado, el concepto de Desarrollo Económico está relacionado con el aspecto CUALITATIVO, tiene que ver con la calidad de los medios que se crean, se trabajan y las formas de organización para hacerlo.

Cuando el gobernador fue candidato, un grupo de investigadores esbozó algunas ideas relacionadas con la innovación científica y tecnológica. Entendí que difícilmente serían comprendidas a profundidad por el candidato, aunque se presentaron en su nombre, sólo era propaganda, demagogia, aunque los investigadores lo hayan hecho de buena fe.

Está claro, las fuerzas productivas sólo se desarrollan ahí donde hay innovaciones científicas y tecnológicas. Debiera comprenderse que la compra de herramientas, máquinas, insumos diversos, etc. no es sinónimo de desarrollo, pues aunque incrementen la productividad, disminuyan los costos de producción y hagan más rentables los procesos productivos, todo eso se opera con cargo al desarrollo que se hace en otra parte del mundo. Es justamente eso lo que identifica la esencia del subdesarrollo que, dicho de otra forma, es dependencia de la innovación científica y tecnológica.

Se viene a la mente reclamar a las casas de estudio su poca vinculación con los procesos productivos. Pero no se es justo meter a todos en el mismo saco, porque se conocen estudios colectivos, o aislados, en diversos ámbitos del conocimiento, que hablan de un esfuerzo sincero por el progreso.

No conozco evidencia seria de que el Gobierno del Estado realice alguna operación organizadora y financiera para la innovación científica y tecnológica en general, ni de un esfuerzo particularmente enfocado a atender alguna necesidad lacerante de la región, la agricultura, ganadería, el bosque, comercio, las actividades industriales, la transformación o en algún otro ámbito.

Tampoco tenemos grupos económicos fuertes, ni moderados, interesados en crear sus propios medios productivos. Lo común es comprarlos donde existan. Círculo que debe romperse para empezar a cambiar nuestra realidad económica frente a otras regiones.

El grupo localmente gobernante nunca ha mostrado vocación por estas tareas, ni a mantenerse cercano a las necesidades innovadoras de los sectores productivos. Sólo es réplica administrativa de programas subsidiarios de la federación y siempre han mostrado un gran interés en la obtención de mayor presupuesto en infraestructura carretera y de urbanización, pues conciben que, si pavimentan mayor cantidad de calles, carreteras, ampliaciones de drenaje, agua potable, electricidad y otros servicios, es motivo de ganarse su nombre en letras de oro. Todo eso es necesario, pero muy insuficiente.

La implementación de un plan para el desarrollo requiere recursos, eso es indudable. Pero también es detonante de crecimiento económico, generación de empleo, producción de riqueza, mejoría y de bienestar social a partir de los cimientos mismos de su estructura productiva.

Algo relevante es que la frecuente llegada de maquiladoras, de empresas mineras y de grandes cadenas comerciales son presentadas como la panacea en la generación de empleos y de mejoría social, pero eso es falso. El ejemplo de Fresnillo es muy ilustrativo; llega Wal-Mart y su automatización ni ocupa cajeras que junto con Chedraui, Bodega Aurrera, Soriana, Sams, Waldos y Al Super, llevaron a la quiebra a muchos de los comercios pujantes del municipio y, con ello, mandó a cientos de trabajadores a un desempleo que no absorben esas empresas, pero sí succionan las utilidades que van a otras regiones del mundo. Ante ello, ¿Cuál es la propuesta gubernamental para los comerciantes locales? Ninguna.

Es un tema amplio de analizar, pero un esfuerzo detonante debe incluir las actividades básicas en las que Zacatecas ya figura como importante productor. Por ejemplo: la producción de chile, ajo, cebolla, jitomate, tomate de hoja, uva, durazno y otros básicos de los cuales se realizan procesos productivos que encarecen su costo de producción, que no incrementan su rendimiento por hectárea, no mejoran la calidad y tampoco son objeto de una diversificación agroindustrial. Sucede lo mismo con la ganadería, la artesanía y actividades de la transformación.

Como quiera que se le vea, operar acciones para el desarrollo ocupa recursos financieros, pero también se ocupa mucha imaginación, creatividad, concientización, organización y asesoría.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias