12.8 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

El voto atarantado

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Jorge Humberto De Haro Duarte •

En los tiempos actuales, entre varias calamidades que enfrenta la humanidad, destaca un fenómeno al que en esta columna se ha dado en denominar el Atarantamiento Global, esto, para llamarlo de un modo amable; modo de ser de gran parte de la humanidad que consiste en mostrar un muy limitado juicio, un desinterés total por los eventos que ocurren en la cercanía y más aún en horizontes lejanos; la gran mayoría está muy apegada a las opiniones de los comentaristas mediáticos, la televisión, principalmente y las redes sociales que se manejan a través de la tecnología digital. Entre otras características, se destaca que aquellos que son víctimas de las consecuencias de este fenómeno tienen poca capacidad para comunicarse y comprender los mensajes de otras personas que tienen alguna capacidad argumentativa. Tienen y mantienen una fe ciega en los mensajes que proceden de la televisión y son fácilmente influenciables a través de las noticias, de personas con cierto atractivo o de aquellos que a nombre de las religiones y otras posturas subjetivas opinan sobre asuntos de interés colectivo. La manera de mantener controlada a esta población se da a través de mensajes velados o de mentiras sistemáticas que tienen como razón principal una inducir el miedo a lo desconocido o a lo inconveniente para aquellos grupos que detentan poder político y económico.
La población de México no es la excepción, con una ciudadanía sumida en varias de las manifestaciones externas que ejemplifican los resultados visibles del modelo de país en el que hay que darse de tiznadazos en todo momento para sobrevivir con un poquito de estilo. De acuerdo a la OCDE hoy día se compite rabiosamente para no ocupar el extremo más degradante de la lista en los diversos indicadores de vida sana. Cosas que se ven.
La población de este sector de la sociedad tiene un alto valor participativo, porque su presencia determina en las tendencias electorales. Este sector se manifestó masivamente en las elecciones del año 2000. Vicente Fox parecía la reencarnación de la neta ranchera y con su estilo bronco y una gubernatura en Guanajuato para hacer campaña, levantó los votos del rencor contra el PRI y mucha gente buena se dejó llevar por la finta de que el PAN iba a traer soluciones. Pero no, el nivel de incompetencia ya se había alcanzado en Guanajuato¸ así que la presidencia de Fox fue de chambonada en chambonada. Lo único sobresaliente que hizo fue mantener una contienda política contra el principal aspirante al hueso mayor de esta contienda y lo que más ha cacareado de aquella rivalidad, que instrumentó el fraude electoral en el 2006. Probablemente, si el voto atarantado no hubiera andado tras las suculentas maniobras de precampaña donde reciben algunos regalitos o una miseria por el voto, la estafa pudo haberse evitado. Pero la maquinaria hizo bien su trabajo.
Hace dos semanas la candidata independiente hizo mutis por el costado de Televisa, y se preguntó la gente de la polaca a dónde irían los supuestos votos de sus supuestos simpatizantes; pretendían que regresarían a sus orígenes panistas o voltearían al PRI; tarde se dieron cuenta que ya se habían volteado hacia el calorcito del fuego de otro hogar que atiza el que mucha gente hoy dice “ya sabes quién”. Cada día hay más votantes decididos por seguir la aventura política que promete el supuesto próximo presidente. Ante los hechos que hoy se padecen, y que se manifiestan brutalmente en todo el país, los huérfanos votantes tienen un sanador para sus heridas, y hacia él voltean.
Los partidos que alternaron el poder cometieron el grave error de despreciar a sus simpatizantes, abandonándolos y dejándolos en la orfandad política como jamás se había visto en el país. La corrupción se manifestó en la prepotencia y vanidad de las estrellas neoliberales y apostaron a que la fuerza y el dinero podrían dirigir el timón de las tendencias. Parece que la gente les va a cobrar factura. Aunque, solo lo parece. Pretendiéndolo o no, los ataques hacia el que hoy adelanta en las encuestas ha sido factor para que los desvalidos se sientan identificados con él y sus propuestas. Los jóvenes panistas empiezan a desertar y voltean hacia el guinda; hace tiempo que los priistas se olvidaron de renovar sus cuadros. A propósito, por ahí aparecen de pronto los jóvenes perredistas y del movimiento ondeando con desgano sus banderas por un candidato que no es de ellos.
En fin parece que el voto atarantado se quiere desatarantar y aquel que lo desatarantare será un buen desatarantador. Pero a menos de un mes de las votaciones, el votante parece haber encontrado a su desatarantado conciente y en ceremonias catárticas de libertad, busca su manifestación espontánea en las urnas el próximo primero de julio, a pesar de la sistemática e incansable presión de los profesionales de las elecciones mañosas.
Invitación: estimado lector, nuevamente se le recomienda a votar por convicción. No importa a quién elija para otorgar su voto, hágalo con la conciencia de que está haciéndolo por el bien de su país, por el futuro de México, por sus ciudadanos y todas las formas de vida que aquí se dan.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -