11.9 C
Zacatecas
miércoles, 1 diciembre, 2021

Las posiciones neoclásicas de Banxico

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ARTURO HUERTA GONZÁLEZ •

En un discurso en el FMI, el Gobernador de Banxico, la semana pasada dijo que “como economías importadoras de capital, los mercados emergentes necesitan mantener amplias fuentes de financiamiento y atraer continuamente inversiones extranjeras. Esto requiere una combinación macroeconómica sólida, resistente y consciente del espacio de políticas disponible en escenarios adversos adicionales”. Hay que preguntarse por qué las economías emergentes hemos devenido en importadoras de capital, que nos obliga a políticas macroeconómicas de ‘estabilidad’ (alta tasa de interés, estabilidad del tipo de cambio y austeridad fiscal) para atraer capitales. Nuestra economía ha requerido de entrada de capitales para financiar el déficit externo, derivado de la baja productividad, de los rezagos productivos y baja competitividad, que son consecuencia de las políticas macroeconómicas de ‘estabilidad’ que han venido predominando para promover la entrada de capitales. Hemos caído en un círculo vicioso, donde la política monetaria, fiscal y cambiaria responden a los intereses del sector financiero para que venga a la economía y permanezca en ella, a costa de no tener una política económica a favor del crecimiento, el cual necesita de baja tasa de interés, incremento del gasto público y tipo de cambio competitivo.

- Publicidad -

También señaló el gobernador de Banxico que “los peores elementos que afectan la distribución de ingresos entre las economías emergentes son la inestabilidad de precios y la inestabilidad financiera”. Al respecto hay que decirle que quienes se afectan de la inestabilidad de precios, del tipo de cambio y la inestabilidad financiera, es el sector financiero, al cual ellos responden. Lo que ha afectado la distribución del ingreso en el país son las políticas macroeconómicas de ‘estabilidad’, que han contraído la actividad económica, aumentado el desempleo y reducidos salarios. Por lo tanto, la baja inflación y la ‘estabilidad’ financiera no se han traducido en mejores condiciones de vida para los trabajadores y desempleados.

Añadió el gobernador de Banxico que los “estímulos fiscales masivos como los adoptados por las economías avanzadas no son opción”, debido a los riesgos inflacionarios. El problema es que la inflación que enfrentamos es por la escasez de productos nacionales, y al no incrementarse el gasto público a favor de la productividad y la producción nacional, continuará la inflación.

En dicha conferencia señaló que “al tener dos tareas fundamentales: los precios y la estabilidad financiera, los bancos centrales independientes son un elemento crucial del marco institucional y sus acciones deben estar aisladas de las presiones políticas para centrarse en la estabilidad a largo plazo”. Ante ello, debería realizar una revisión crítica de tales funciones, pues ¿a qué estabilidad’ a largo plazo se refiere?, dado que la economía no ha crecido y ha enfrentado crisis recurrentes, y la política monetaria no las contrarresta, sino por el contrario, las altas tasas de interés acentúan la contracción económica, que al aumentar la escasez de productos nacionales, genera presiones sobre precios. Y además hay que cuestionar esas “dos tareas fundamentales”, pues son fundamentales para el sector financiero, pero no para el sector productivo, ni para los trabajadores y desempleados, que han sido perjudicados por la alta tasa de interés establecida por Banxico.

El gobernador de BANXICO añadió que “estoy convencido de que cuando un país carece de una visión del futuro ampliamente compartida, no puede disfrutar de un presente estable, ya que se ve continuamente arrastrado a disputas de suma cero e intentos de dar marcha atrás en las políticas”. Hay que señalar que la “visión del futuro” que tiene Banxico y el sector financiero, no puede ser compartida por la visión de futuro que quisiera el sector productivo y las familias, debido a que el banco central relega el crecimiento económico y la generación de empleo, para bajar la inflación. No se trata de dar marcha atrás a las políticas, sino que respondan a los reclamos de las grandes mayorías y no a las del gran capital financiero, al cual se ha subordinado el banco central.

Y con relación a lo que también dijo de que “en sociedades donde la movilidad social es escasa y la desigualdad se perpetúa, la política tiende a caer en la trampa a corto plazo de explotar el debate opresor-oprimido; lo que exacerba los contrastes y profundiza una polarización ya prácticamente endémica”. Pues hay que decir, que esa polarización endémica es resultado de las políticas monetarias y hacendarias que han venido predominando desde la década de los años ochenta, que han relegado los objetivos de crecimiento y empleo, lo que ha llevado a que la movilidad social sea escasa, se acentúe la desigualdad del ingreso y se exacerbe el malestar de las grandes mayorías.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias