19.2 C
Zacatecas
lunes, 15 julio, 2024
spot_img

Las instituciones nos limitan aunque tengamos ganas de trabajar y estudiar: María Rivas Vargas

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAFAEL DE SANTIAGO •

■ Nació con una enfermedad congénita; sufre discriminación por parte de la sociedad

- Publicidad -

■ Acude de forma periódica a la capital para pedir limosna junto con su madre

La historia de María Rivas Vargas es parecida a la de tantas personas con alguna discapacidad física en el estado. Ella nació con malformación congénita, enfermedad que afectó su crecimiento de miembros superiores e inferiores, lo que le ha puesto obstáculos para desarrollarse en algún empleo, además de ser víctima de discriminación por parte de algunos sectores de la sociedad. Dice que existen pocos especialistas en el estado que atienden este tipo de patologías, situación que retrasó su tratamiento.

Tiene 27 años y es originaria de Fresnillo, acude de forma periódica a la capital a pedir limosna junto a su madre, desde temprana hora se instala con su silla de ruedas al exterior de una tienda de telas con una pequeña canasta; cerca de las tres de la tarde se retira con lo que logró juntar en una pequeña canasta para contarlo, pues es su presupuesto del día con lo que podrán comprar algo de alimento.

Ella no cuenta con un apoyo económico por parte de instituciones que trabajen en beneficio de personas con discapacidad, aunado a eso le retiraron un apoyo de despensa por parte del DIF municipal, le dijeron que ya no tenía piso de tierra y que por eso se canceló el beneficio.

Desde que se sube al camión empieza a vivir la discriminación, pues los choferes no tienen la paciencia para esperarla a que termine de subir, con malos tratos la presionan para que lo haga rápido.

No es algo nuevo, desde pequeña sufrió la discriminación por parte de compañeros de la escuela, y aun en la calle la gente voltea a verla, llama la atención por su tamaño, muchos ignoran su enfermedad; no saben que debe esforzarse el doble que cualquier persona para hacer cualquier tipo de actividad como el aseo personal, trasladarse de un lugar a otro, entre otras, sólo se fijan en su apariencia.

Concluyó sus estudios básicos, pues por falta de recursos económicos no pudo continuar una carrera profesional; sus padres son adultos mayores que ya no pueden trabajar, tiene hermanos pero están casados, sólo queda ella en el hogar.
Ha recibido el apoyo de sus familiares, pero ella busca aportar algo a su hogar, ayudar a sus padres a conseguir algo de dinero para poder comer, subsistir a pesar de su incapacidad.

“En Zacatecas existe mucha discriminación, nos ven como seres raros, a muchos que se encuentran en mi misma situación los dejan en su casa, no los dejan salir, viven la discriminación por parte de sus mismos familiares, afortunadamente mi familia me apoya y me sigue brindando su amor, pero lamentablemente la sociedad, las instituciones son quienes nos limitan aunque tengamos ganas de trabajar y estudiar”, dice María.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -