3 preguntas y 3000 respuestas ¿Cuál es la tuya?

3 preguntas y 3000 respuestas ¿Cuál es la tuya?

Para empezar, en estos días ya estamos “culminando” la jornada nacional de sana distancia, aunque la verdad, muchos, millones de mexicanos no paramos por cuestiones laborales y otros pues por cuestiones de “esparcimiento” y unos cuantos, por no saber qué hacer en casa, ya saben, ni siquiera se imaginaban tener que estar en casa tantos días. ¿Todavía seguirán diciendo?
2020 o 2021 ¡Sorpréndeme!

Espero que a partir de este año, nos pongamos una meta y esa sea la de ser mejores seres humanos. Que la solidaridad humana nos contagie a todos y que con ella salgamos a la calle a ayudar a quien lo necesite, porque dicho sea de paso, en esta vida, en este mundo bizarro nos topamos desde el que dice “necesito ayuda” y vive en zona residencial, “ocuparemos créditos” y es prestamista, o el que dice “porque no piensan en los micro-empresarios” y paga 1000 a sus trabajadores por semana y les rota los turnos.

¡Total! En este mundo bizarro hay de todos, mientras se nos olvide quienes fuimos y después de la pandemia “seamos” mejores, con eso basta y hasta sobra. Y como sobra, pues aún me sobran palabras para culminar esta columna y me sigo, porque la cuba, ya está fría

No venía preparado, pero siempre HAY sed.
Recientemente nos dimos a la tarea de hacernos muchas preguntas y respondernos todas, es más, en una de esas hasta lo que aún no nos peguntaban como lo del tema de BC del gober Bonilla, si el mismo que TV azteca decía “el gobernador Bonilla ya no le cree a Gatell” y ahora ese mismo sujeto es el que, los de esa televisora dicen “el gober Bonilla perdió su batalla para violentar la constitución, que bueno que gano la democracia y perdió la ambición del gobernador” ¿Verdad que las “cajas chinas” aún existen? Y si no saben que son las mentadas chinas con caja, vean la película de la “dictadura perfecta” ahí nos indica que tratan o pueden leer mis dos columnas del año pasado o antepasado que llevan ese título. ¡Total! Entre esas preguntas que nos hicimos, nos hicimos algunas como estas ¿Qué pasará con nosotros después de la pandemia? ¿Cuándo retomaremos las actividades normales? ¿Volveremos a vivir como vivíamos antes de tal descuido de todos? ¿Volveremos a salir con confianza a otros países? ¿Qué pasará con los empleos que se perderán? ¿Qué pasará con chuchita ya le regresarían la bolsa? De verdad nos volvimos cuestionadores y hasta especialistas en cosas que “en la vida nos interesaban”

Las crisis no son para todos.
Y para todas esas preguntas hay les baila las respuestas que cree su servidor que son las prudentes y coherentes, la primera respuesta es, NADA, seguiremos aquí, los que tengamos que seguir, confiando siempre en que la existencia nos cambió y asimilamos que con y sin dinero la vida se acaba y que la muerte por el coronavirus, al menos este años nos llegará por salir a la tienda, al otxo, al extra, al concierto, al viajecito exprés, al cotorreo con los parientes o el viaje a esquiar. Ya saben

La vida y la muerte no distinguen tu olor, color, dinero o deudas.
La segunda respuesta va así. Es un hecho lamentable que la normalidad ya no regresará a nuestra vida jamás, ya que este virus nos anda marcando por todo y a todos, debemos prever siempre en que nuestra inconsciencia y nuestros descuidos, difícilmente nos aniquilará, pero lamentablemente es un hecho, que al menos este virus si podrá aniquilar la vida de nuestros padres o abuelos.

La respuesta número 3 de su seguro servidor es la siguiente. Confió, espero y deseo en que NO, que no volvamos a vivir como antes, que seamos precavidos, que pensemos en el mañana, en que dejemos de “vivir al día” que pensemos en cuanto cuesta la vida y sobre todo, cuanto sale la muerte, y que obviamente pensemos en nosotros y en nuestros seres amados. No es nada grato dejarles una deuda y la falta de un ser querido, por un descuido tan simple como una “gripota” la vida y la muerte tienen precio ¡Claro! Sin embargo, nadie más debe pagar por nuestros descuidos.
Resumiendo, el análisis a la respuesta anterior va con este comentario.

¡La única certeza en esta vida es la Muerte!
Dejen de decir “Como íbamos a saber que se iba a morir”
La cuarta respuesta es la siguiente. ¡Claro! Seguirán igual. Los que puedan viajar, seguirán viajando de la misma manera, solamente un consejo simpático. Cuando ustedes dicen “Es que allá la gente no estornuda en la calle sin taparse, no tira basura, no se pasan los rojos, no se mete al metro cuando ya va lleno y tampoco viajan más de 4 en un carro, eso es ¡Sorprendente!” Cuando vengan, hagan lo mismo que hicieron en su viaje ¡Respeten! Las normas son las mismas que aquí, solamente que espero y cuando vuelvan, también aquí las ¡Obedezcan!

La quinta respuesta a las simpáticas preguntas que “lance” es la siguiente. Espero que el empresariado informal, que dicho sea de paso, le da el empleo a más del 60% de los mexicanos, y las MiPyMes que le dan al otro 30% hagan lo propio y no se caigan. Aquí estaremos nosotros para contribuir, para que eso no pase, que si mi amigo es vendedor comprarle, si tu amigo cocina, cómprale, que si la tía Juana limpia casas, contrátala. Entendamos que siempre estamos nosotros, siempre nosotros. ¡Valoremos! la chamba de nuestros amigos, no les digamos ¡Cuánto es lo menos! Jamás los he visto que digan eso cuando se compran las chelas en el Wal-Mart.

El mexicano sostiene al Estado, a las Empresas Trasnacionales y hasta a las Nacionales y aquí seguimos, somos más grandes que las contingencias. Dejemos de ser pesimistas, empecemos a creer en lo que somos y siempre hemos sido. Confió en que ya no volverán a “Regatear”. Espero en que entenderán que los grandes, pequeños y medianos empresarios viven y sobreviven por y gracias a nosotros y en esa misma lógica entendamos, que así como nos comportamos con los grandes empresarios, lo hagamos con los pequeños y no me refiero a que digamos “sin nosotros no existen” ¡NO! Me refiero a que, así como llegamos y compramos una chela en el Oxxo, lleguemos a la tienda de nuestros compas y paguemos sin decir “mañana te pago” o “aceptas tarjeta” con la firma intención de no pagar.

Y la sexta respuesta es suya. Contéstenla.

¡Ánimas! ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ