En México, a pacientes de Coronavirus se les trata con medicamentos preexistentes

En México, a pacientes de Coronavirus se les trata con medicamentos preexistentes
En el caso de otros tratamientos usados en otros países, las autoridades mexicanas valoran actualmente su utilidad ■ foto: la jornada zacatecas

■ El más usado es hasta ahora el sulfato de hidroxicloroquina

 

Mientras en el mundo continúan con la experimentación de vacunas y tratamientos para combatir la infección de Covid-19 como el uso del remdesivir, tanto en Estados Unidos como en Japón, y mientras continúan surgiendo nuevos ensayos en los que incluso se habla del uso de la cannabis como otra de las alternativas, o bien el uso del plasma convaleciente y la constante búsqueda de la inmunidad comunitaria, para el caso de México y Zacatecas a los pacientes contagiados se les trata con medicamentos preexistente ya autorizados teniendo el sulfato de hidroxicloroquina como uno de los más importantes hasta el momento.

Al no haber un tratamiento específico y mucho menos una vacuna, aunque de las 90 que se trabajan en el mundo 8 se encuentran en pruebas clínicas avanzadas, los países han partido de sus propias experiencias y se han ido incorporando diversas clases de medicamento al tratamiento del Covid-19. Sin embargo, ante el hallazgo de médicos italianos, quienes descubrieron la coagulación de la sangre, hubo una necesidad de hacer ajustes en los esquemas de manejo de los pacientes.

En Zacatecas, a decir del vocero del Gobierno del Estado para los temas de Covid-19, Jesús López Longoria, si el paciente es ambulatorio y no tiene síntomas, generalmente se le recomienda que consuma líquidos, siga su dieta y guarde reposo. Pero si tiene una sintomatología respiratoria leve, se le prescriben analgésicos para el dolor de cabeza o el malestar muscular. Sin embargo, si requiere hospitalización, es ahí cuando inician nuevos esquemas de medicamento.

Para estos casos, el primer medicamento que se está utilizando es el sulfato de hidroxicloroquina con el propósito de disminuir la replicación del virus. Este medicamento, detalló Longoria, se asocia además con otros utilizados para la influenza y se hace una valoración durante 5 días para ver la respuesta, y en caso de que sea favorable, es cuando el paciente puede egresar por mejoría y terminar la convalecencia en su casa.

Pero en el caso contrario, si la persona tiene complicaciones durante este periodo, se valora si el manejo va a seguir siendo en el área de estables o bien se requiere su ingreso en terapia intensiva, esto porque su capacidad pulmonar está severamente comprometida y necesitan ser conectados a un respirador. Es en ese momento cuando se les da medicamento para sedarlos y relajarlos.

“Técnicamente el paciente está dormido y no sabe ni tiene la capacidad de ubicar lo que sucede en su entorno, ahí ya se agregan más medicamentos y dado que se ha observado que hay enfermedades concomitantes, otra parte del tratamiento se encamina a el manejo de la diabetes e hipertensión. Ahí se valora el uso de esteroides, el uso del medicamento que afecta la coagulación y un arsenal de medicamentos preexistentes que estaban autorizados como para otro uso, sin embargo, se han encontrado utilidad en el maneje”, detalló el vocero.

Con relación al remdesivir, el médico señaló que aún no se está utilizando en México, pues su uso apenas está autorizado en Estados Unidos y para un determinado número de pacientes, sin embargo, y a pesar de que autoridades mexicanas están valorando su utilidad, son necesarios más estudios aunque hasta el momento las evidencias apuntan a que está funcionando, pero se tendrá que valorar primero el mecanismo de importación y la aprobación para su uso.

Asimismo, en cuanto al uso del plasma convaleciente, el funcionario estatal destacó que también ha ido cobrando importancia como esquema de tratamiento bajo la lógica de que los pacientes que salen adelante su sistema inmune generaría anticuerpos y que éstos, a través del plasma de una persona enferma, pudiera serle de ayuda. Sin embargo, advirtió, lo están utilizando con cierta mesura porque los pacientes recuperados no están cien por ciento curados, sino convalecientes y en esa circunstancia el plasma tendría una utilidad limitada.

“Creo que este nuevo esquema de manejo promete pero todavía hacen falta mayores estudios para ver si realmente es de utilidad o en qué momento es oportuno tomar la muestra del plasma para utilizarla en otro paciente. De momento este esquema no se está aplicando en Zacatecas”, concluyó.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ