Issstezac: morado de asfixia y sacudida segura

Issstezac: morado de asfixia y sacudida segura

El Issstezac muestra su vacuidad de fondos al solicitar a la banca privada que realice los préstamos a los trabajadores al servicio del estado en Zacatecas. Generalmente los sindicatos y órganos gremiales cuentan con fondos mutualistas que permiten hacer préstamos de recursos emergentes a los agremiados con mecanismos de pago vía nómina, y al mismo tiempo, con ello hacer crecer los fondos de ahorro de dichos agremiados por el cobro de interés. Los fondos son de los beneficiarios y se incrementan con su propio servicio, de ahí el nombre de ‘mutualismo’. Pues bien, si el Issstezac no cuenta con fondos para realizar los préstamos, significa que no tienen ahorros y que han perdido la capacidad de hacer crecer sus fondos con los servicios financieros interiores. Mala, muy mala noticia.

Si no hay los mínimos ahorros para sostener una bolsa de préstamos que, además, deja buena ganancia, ¿cómo van a invertir en actividades económicas de media y larga duración para conseguir los recursos necesarios que sustenten el pago de las pensiones y las prestaciones de los trabajadores? Pues no es posible. No hay fondos para inversión. Veámoslo con detenimiento: un sistema para pagar el retiro de trabajadores que no tiene fondos para inversión, ¿qué futuro tiene? ¡Ninguno! Tendrá que depender de fondos otorgados de los recursos que provienen de impuestos. Es decir, quitar el financiamiento al desarrollo del estado para pagar a los pensionados; pagos que además crecen conforme se incrementa la base de los mismos. Una parte importante de las personas que reciben pensión se jubilaron aun jóvenes y, de esta manera, deberán ser mantenidos por dos décadas o más. Es una situación insostenible.

Además, la actual crisis viene a derrumbar algunas de las expectativas de los administradores del Issstezac, porque los recursos que el Estado pueda disponer para apoyar el pago de nóminas prácticamente se borran. Por ejemplo, con la modificación del presupuesto estatal para terminar el año la Seduzac se quedaría con cero pesos para operar sus programas y se reduce todo el gasto al pago estricto de las nóminas, ¿de dónde tomarán para apoyar al Issstezac? ¿Quitarán a otros centros su nómina para eso? ¡Imposible! Y si la Federación se niega a tomar deuda (aun cuando sea deuda interna) no hay manera de contar con bolsas adicionales. La entidad paga casi mil millones en servicio de deuda, ¿pueden dejar de pagarla para destinar algo de esto al Instituto? Poco probable. En suma: el Issstezac está de color morado a punto de la asfixia.

Pues bien, así las cosas, si se desea que el Instituto no descobije la protección de todos los beneficiarios deberá, seguramente, hacer dos cosas: modificar los patrones de reparto de los pocos recursos que tiene; y conseguir crédito con un plan de negocios adecuado para invertir y hacer crecer el fondo del instituto. Con la crisis entramos en una etapa de decisiones complejas, donde los más desfavorecidos deben tener prioridad: todos reciben un mínimo justo y adiós a las pensiones de 80 mil pesos; y dar la bienvenida a planes económicos de inversión con propiedad colectiva innovadores y arrojados. ¿Cosas por el estilo se verán venir? Lo otro es la muerte del instituto donde la pirinola muestra, “todos pierden”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ