Municipio capitalino ya investiga queja de vecinos por salones de fiestas no regulados en Colinas del Padre

Municipio capitalino ya investiga queja de vecinos por salones de fiestas no regulados en Colinas del Padre

■ El ayuntamiento sí está facultado para pedir modificaciones de los espacios

 

Respecto a la queja que vecinos de la segunda sección de Colinas del Padre han interpuesto por la proliferación de salones de fiesta no regulados y el ruido que éstos producen, Katia Trejo Cárdenas, jefa del departamento de Ecología y Medio Ambiente del ayuntamiento capitalino, informó que la queja apenas le llegó la semana pasada luego de que los salones han funcionado por un año, y que se atenderá el problema mediante una solicitud al dueño del lugar “Las herraduras” para que ponga un domo a fin de que se evite el efecto de caja de resonancia que crea.

Según la funcionaria municipal, personal a su cargo ha asistido al lugar los fines de semana y no les ha tocado fiesta alguna, además de que dijo que no se les puede pagar horas extras y que vayan muy noche, pero aseguró que constantemente se está monitoreando con sonómetro, sin embargo, explicó que han medido fuera de la finca y no son los mismos decibeles que llegan a la casa de los vecinos, debido al efecto de sonido que provoca la finca, por lo que reiteró que se recomendará al dueño la construcción del domo a fin de que el sonido rebote.

Según Trejo Cárdenas el personal a su cargo no ha podido coincidir con las fiestas, algo que es muy raro, pues la vecina Yolanda Alonso ha contado alrededor de 50 en un año y que incluso se extienden hasta las 12 o 1 de la mañana cuando, de acuerdo con la funcionaria, el máximo de horario es a las 10.

La funcionaria explicó que el ayuntamiento sí está facultado para pedir las modificaciones de los espacios, pues en los permisos del uso de suelo todos llevan una cláusula que dice que en el momento de que se presentan quejas, si no acatan la normatividad se les retirarán los permisos.

Problemas como el de Colinas del Padre se han presentado también en el Centro Histórico, en espacios que crean el mismo efecto de caja de resonancia como es en zonas de la rinconada de la Catedral Basílica, en Santo Domingo o en el Callejón de Quijano que son de donde han recibido quejas constantes. Sin embargo es en la zona residencial donde dijo que se tiene que trabajar con más cuidado, ya que es ahí donde se les sugieren las modificaciones.

Trejo explicó, de igual manera, que la norma para los decibeles varía de acuerdo con la zona de ubicación, pues para la parte habitacional es de 65 y 75 puntos, sin embargo esta puede ser diferente para zona comercial o industrial. En el caso de la segunda sección de Colinas del Padre, dijo, es fácil porque es zona meramente residencial, por lo que sí está considerándose como un problema grave la proliferación se salones de fiestas ya que se han contado hasta 10.

Finalmente la funcionaria dio a conocer que el ayuntamiento sí está trabajando en la regulación y en aplicar la normatividad, como lo hicieron recientemente mediante un operativo en el Centro Histórico con los locales que tienen sus bocinas afuera.

Igualmente con vecinos ruidosos mediante las quejas ante la policía, situaciones que se han solucionado, aseguró, debido a que se les pide que orienten el sonido hacia el interior de la casa como una medida de mitigación, aunque si reinciden, dijo, el resultado es una sanción.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ