“Aquí ganó el conservadurismo, la opinión personal, la intromisión del Obispo”

“Aquí ganó el conservadurismo, la opinión personal, la intromisión del Obispo”
Dos jóvenes ondearon la bandera del arcoíris y la de los colores trans desde el balcón de la Legislatura ■ FOTOS: ALEJANDRO ORTEGA

■ “Esto fue una mala jugada para la historia de Zacatecas, atenta contra el Estado Laico”

■ “Los diputados nos demostraron que no tienen la altura, la congruencia y la capacidad para discernir entre lo personal y lo político, pero esto tendrá consecuencias”

■ “Con rosarios entre los nudillos y banderas azul cielo, los asistentes a favor del matrimonio tradicional festejaron la decisión como si de un gol de último minuto se tratara”

 

“Aquí ganó el conservadurismo, la opinión personal. Ganó la intromisión del Obispo, del gobernador del estado que finalmente le dio línea a los diputados del PRI y algunos otros. Esto fue una mala jugada para la historia de Zacatecas, porque está atentando contra el Estado Laico, no hay división de poderes y puede dictar quién sí tiene derechos y quién no”, se escuchó decir a la activista Paz Barrón luego de que los diputados de la 63 Legislatura fallaran en contra del matrimonio igualitario; hubo 13 votos en contra, 11 a favor y dos abstenciones.

Pasada la 1 de la tarde del miércoles 14 de agosto el resolutivo de la 63 Legislatura en torno al tema del matrimonio igualitario partió el ambiente que reinaba desde las 10 de la mañana, cuando tanto los colectivos pro vida y familia natural y los de la diversidad sexual se dividieron la tribuna como si de un partido de futbol se tratara, con Erick González Neri y Raymundo Moreno como respectivos capitanes.

De un lado, con rosarios entre los nudillos y banderas azul cielo, los asistentes a favor del matrimonio tradicional festejaron la decisión como si de un gol de último minuto se tratara. Brincaron, gritaron vivas y hasta ondearon la bandera de un México que sonaba bastante anacrónico. El gol que festejaron fue el que los diputados le metieron al Estado Laico y a la Constitución.

Del otro lado de la sala los rostros desencajados y llenos de lágrimas de muchos jóvenes no se hicieron esperar. Se abrazaron y algunos, ante el enojo momentáneo, aventaron monedas a la sala de plenos cuando los diputados que votaron a favor recién habían pasado, monedas que fueron a parar al bolsillo de un camarógrafo nada despistado.

Los gritos de lucha terminaron con el llanto: “¡Nos vemos en la Corte!” comenzaron a gritar los colectivos de la diversidad sexual mientras la bandera del arcoíris comenzó a ondear nuevamente. Por su parte, los que se vieron favorecidos ideológicamente con el fallo, salían abrazándose y sonrientes. Sus rezos, en su concepción, habían dado resultado.

Fuera del recinto el ánimo volvió a quienes buscaban se respeten y valoren sus derechos para formar una familia. Un par de chicas, confiadas en que la lucha no ha terminado, comenzaron a repartirse besos, mientras que dos más comenzaron a ondear la bandera del arcoíris y la de los colores trans desde el balcón de la Legislatura, lo que detonó la alegría de quienes se dieron cita ahí.

“¡De noche y de día, qué viva la jotería!” gritaban, mientras que otros emulando con sarcasmo los rezos del bando contrario, comenzaban su rosario con las banderas al cuello como capas. “Los de la vela perpetua están más llenos de odio que nosotros” repetían al tiempo que con su celular en mano realizaban transmisiones en vivo dando cuenta de la jornada donde nuevamente no se vieron favorecidos.

Paz Barrón con la molestia cincelada en el rostro, aseveraba que la votación en contra de sus derechos lo único que detonó es que ahora recurrirán al trabajo jurídico para llevar el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación o incluso hasta tocar puertas internacionales. “Los diputados nos demostraron que no tienen la altura, la congruencia y la capacidad para discernir entre lo personal y lo político, pero esto tendrá consecuencias”.

Una sesión vergonzosa
Para la también activista Mara Muñoz Galván, quien hace unos meses recibió la medalla María R. Murillo de manos de quienes esta vez votaron en contra de dictamen, la decisión tomada por los diputados es grave, porque los diputados actuaron conforme a sus prejuicios personales y su conservadurismo, en vez de atender a las disposiciones de la convencionalidad internacional y de la constitución mexicana.

El resolutivo, para Muñoz Galván, tendrá que hacer reflexionar y hacer un llamado a la sociedad para que castigue a quienes legislan a partir de principios religiosos y no con base en derechos humanos. Zacatecas, dijo, es parte de la Federación Mexicana y tiene que atender a la Constitución de la República y a los tratados internacionales que el propio país ha firmado.

“Hoy se violó la constitucionalidad en el Congreso del Estado. Ha sido una sesión vergonzosa en la que los diputados con posturas en contra del matrimonio igualitario no pudieron siquiera salir a defender su postura. Eso sin duda es la vergüenza que va a pesar sobre ellos y su historia. La vergüenza de no poder defender legalmente un punto y un mandato para el que fueron elegidos popularmente. Su única biblia debe ser la Constitución”, aseveró.

Con respeto al voto en contra del dictamen por parte de los diputados de los partidos de izquierda como fue el de Armando Perales de Morena y José Dolores Hernández del PT, la activista señaló dicha actitud obedece a la falta de congruencia en la geometría política y que esto abona a que el país siga en crisis y a la deriva en cuestiones de derechos humanos. Pero lo que más sorprende, dijo, es que aún con las crisis que se viven, de feminicidios, crímenes de odio y violencia, no pueda haber empatía y sensibilizarse para reconocer todos los derechos humanos, pero sí para atender posturas anacrónicas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70