Somos “una larva” y “la luciérnaga es” a lo que aspiramos; nos identificamos con su metamorfosis: Cucs de Llum

Somos “una larva” y “la luciérnaga es” a lo que aspiramos; nos identificamos con su metamorfosis: Cucs de Llum
Integrantes de la banda zacatecana Cucs de Llum ■ Fotos: CORTESÍA
  • Cucs de Llum proviene del catalán y significa Gusanos de Luz, explicaron los integrantes de esta banda zacatecana
  • La agrupación presentará mañana su tercer álbum, Luciférnaga, nombre inventado de la mezcla de las palabras Lucifer y luciérnaga, ambos portadores de lucero
  • A lo largo de sus 3 discos, el grupo cuenta la historia de Coccum, un personaje creado por él, cuyo nombre es adoptado por los 4 músicos

Somos “una larva. Ésta es la etapa en la que estamos. La luciérnaga es” a lo que aspiramos. “Toda la vida somos larvas y cambiamos hasta llegar al inframundo”. Sin embargo, nos sentimos identificados con el proceso de metamorfosis de la luciérnaga; por eso, “todos nuestros discos son metamorfosis” y evolución.

Así se definió la banda zacatecana Cucs de Llum, durante una entrevista exclusiva para anunciar la presentación de su tercer álbum, Luciférnaga, que se realizará mañana sábado 20 de julio en el Stage Pub Bar “Amsterdam Spot”.

Cucs de Llum, nombre procedente del catalán y que se traduce como Gusanos de Luz, es decir, la larva de la luciérnaga, se ve a sí misma como “una larva”, mientras que “la luciérnaga es a lo que queremos llegar”, nuestra aspiración. “Nos llevamos muy bien con el concepto de luciérnaga, pues tal vez es nuestra utopía; por ahora somos gusanos de luz. Quizá no nos sintamos tan identificados con la luciérnaga”, pero sí con su proceso de metamorfosis, sostuvieron los integrantes de la agrupación.

Agregaron que “todos conocemos a la luciérnaga, pero tenemos descuidada la etapa del gusano de luz”. La luciérnaga, así, es vista como algo ya consolidado, mientras que “la larva es el viaje. Difícilmente llegaremos a esa etapa de luciérnaga, porque admiramos el proceso de evolución de este ser que se refleja en la música que hacemos”.

Para ellos, el inframundo es la etapa de la luciérnaga, hacia donde se va en este viaje. “Toda la vida somos larvas y cambiamos hasta llegar al inframundo. No vemos a éste como algo perfecto; en realidad, todos estamos en un mundo imperfecto. El inframundo es como el siguiente paso después de la larva. La metamorfosis es como un proceso donde el cuerpo se separa del espíritu o del alma, y el alma necesita al cuerpo para poder llegar al inframundo”. Así, en su música, el inframundo no es algo tenebroso, sino algo incluso sutil, pues la finalidad es sentir cada pieza de Cucs de Llum.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conformada por Coccum, en la batería; Coccum, en la guitarra; Coccum, en el bajo eléctrico, y Coccum, en la otra guitarra, esta banda cuenta la historia de un personaje creado por ella de nombre Coccum. Los cuatro músicos son Coccum porque, mediante el uso de máscaras, “todos somos, en esencia, lo mismo; la idea es contar la historia de ese personaje”.

Coccum “es un alter ego que tenemos en la banda”, misma que mantiene un estilo conceptual a lo largo de todos sus discos, que ahora suman tres. Es decir, todos ellos están ligados y en ellos se mantiene la historia de su personaje Coccum mediante, por ejemplo, juegos de palabras como lo es el título de su nuevo disco, Luciférnaga.

Coccum “tiene que ver con el desdoblamiento astral”, además de con la música y los efectos en ésta; “al momento de multiplicar un ego por medio de la música se crea la escena astral del personaje mítico Coccum”, de ahí que ninguna canción, a excepción de Ofrendas para el viento, posea una letra, una voz, pues la finalidad es que “sea astral y se compagine con quienes la escuchen”.

Refirieron que Cucs de Llum es la banda donde ellos han hecho cosas que no han podido realizar en los otros proyectos musicales a los que han pertenecido, lo cual se advierte en el uso de las máscaras, en los álbumes conceptuales y, “para salir de la zona de confort”, en el hecho de tener una sola canción con voz -lo cual “no sabemos si se vuelva a repetir”, pues es una de sus canciones más escuchadas, según comentaron-. “Tratamos de que cada disco sea una etapa diferente pero ligada con el resto; todo va en evolución, desde una canción dentro de esa misma canción hasta de un disco a otro”.

El nombre Luciférnaga es una invención de Cucs de Llum derivada de la mezcla de las palabras Lucifer y luciérnaga, ambos seres de luz, portadores de lucero.

La banda trabajó con este álbum durante más de un año y medio debido al énfasis que hace en la parte de los conceptos, las composiciones y los títulos de las mismas. Este material fue grabado en casa “porque queríamos que sonara como cuando ensayamos”, y su post producción estuvo a cargo de David Durón.

El arte de la portada de Luciférnaga fue hecho por el zacatecano Emmanuel Dux Reséndiz, pintor que ha trabajado con Cucs de Llum desde el inicio de la banda. Originalmente es una pintura al óleo que fue digitalizada para este proyecto. Contiene, en el primer cuadro, la imagen de una mujer y de un cuervo (la primera pieza de este álbum se intitula La visión en la mirada del cuervo), pues, en el caso del cuervo, “representa el viaje, el portal al inframundo; es el que guía al inframundo. Lo que Dux plasma es genial respecto a la mirada del cuervo: es fría”.

“Muchos de los conceptos que utilizamos son universales y cada quien les da un significado y a cada quien le representa algo”, expresaron debido a que Cucs de Llum toma, principalmente, la cosmogonía mesoamericana como parte de su música, por las raíces y la cultura propias; además, uno de sus integrantes es antropólogo y es quien guía parte de los conceptos.

“Por más que queramos explotar estos conceptos, mucha de esa información no la conocemos y, así, la indagamos y nos sentimos conectados. Cuando los cuatro conectamos con algo, sabemos que es lo correcto, desde los nombres de las canciones y las composiciones”. Eso, dijeron, los lleva a que cada pieza tenga profundidad, que cada instrumento tenga “un juego adecuado, porque no sólo es el sonido como ruido, sino también el silencio como tiempos aletargados que nos ayudan a poner en un panorama a las personas que nos escuchan”.

Respecto al uso de las máscaras, detallaron que se trata de que la gente los vea como banda. Por eso, “esta homogeneidad” entre ellos. Las máscaras, cuyas estructuras y colores –terra- son los mismos, poseen, no obstante, detalles distintos pertenecientes a las cosmogonías mesoamericana y huichol; su diseño es único y la diseñadora es Sofía Jiménez.

“El concepto de las máscaras tiene que ver con que la persona se conecte con la identidad de Coccum, porque el viaje es de la persona que escucha”. Cucs de Llum busca que los espectadores presten atención únicamente a la música, dejando de lado los rostros de sus ejecutantes, porque “lo que menos importa es” eso. Incluso, en sus conciertos no hay voces que presenten, sólo músicos tocando un set seguido.

“En Cucs de Llum hemos aprendido a tener paciencia. Todo lo que hacemos lleva mucho tiempo”, desde el género que toca, que es, en sus palabras, “post rock, metal o rock instrumental”, géneros muy elaborados.

Luciférnaga, al igual que los dos álbumes anteriores, está disponible de manera gratuita en las plataformas digitales, mientras que en físico tardará más tiempo y, de producirse, sería en vinilo o acetato, por considerar estos músicos que dichos formatos son más para coleccionistas.

“Queremos que la gente se adueñe de nuestra música”. Tratamos de “desligarnos del mercado musical”. En este sentido, la música de Cucs de Llum ha sido utilizada en producciones de cine independiente de Edin Alain Martínez (Atrapados, La máquina del diablo y Tritón), e incluso por un artista del Circo del Sol (Cirque du Soleil) en Francia.

Cucs de Llum, músicos con máscaras, todos con un mismo nombre ficticio, con un estilo conceptual que se desplaza, de manera evolutiva, a lo largo de sus tres discos; todos ellos, gusanos de luz en pleno viaje, vistos desde las cosmogonías mesoamericana y huichol, se ha presentado, además de en varias ocasiones en Zacatecas, en la Ciudad de México, a donde regresará el 21 de septiembre próximo para participar en el festival Vtopía MMXIX.

Cucs de Llum, donde todos sus integrantes componen, presentará Luciférnaga y, tal vez, algo más. En este concierto compartirá escenario con Pádme, también de Zacatecas y que se autodefine como hardcore melódico, post hardcore y math. Cucs de Llum llamó a la gente para que asista y, así, poder convivir con ella. El ingreso de asistentes inicia a las 8 de la noche.

Por otro lado, también mañana, en el bar Coyote Escondido, Vida de Oso, solista de Zacatecas, presentará su primer material, el EP Sad pero no por ti, y hoy lo hará en el mismo lugar a las 8 de la noche, evento en el que, además, proyectará su primer video oficial y compartirá escenario con los zacatecanos Días Grises, Jinetes y Martes Otra Vez.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70