Humanitarismo con los jornaleros

Humanitarismo con los jornaleros

La agricultura en Zacatecas es un puntal básico de su economía, a pesar de no tener caudales de agua suficientes para mantener buenos sistemas de riego ni contar con factores climatológicos propicios para sostener una agricultura a gran escala.

No obstante, el amor al terruño de los hombres y mujeres del campo, más las acertadas políticas de reactivación aplicadas por el Gobierno Estatal, permitieron que en los últimos tres años el valor de la producción agropecuaria haya llegado a 25 mil millones de pesos y sea hoy sustento del 40 por ciento de la población total del estado.

Gracias a la conjunción de esfuerzos, Zacatecas tiene el legítimo orgullo de poseer lugares privilegiados en la canasta agroalimentaria nacional en varios productos. Por ejemplo, mantenemos el primer sitio en la producción de frijol, con 400 mil 356 toneladas.

Ostentamos segundos lugares en cosechas de uva, con 33 mil 140 toneladas; lechuga, con 86 mil 334 toneladas y tomate verde, con 89 mil 464 toneladas. También tenemos terceros lugares en guayaba, cebolla, chile verde, maíz y avena forrajeros.

Estos resultados confirman que a pesar de que nuestra geografía no es la más apta para la agricultura, en cambio está poblada por hombres y mujeres amantes de la tierra y dueños de una férrea voluntad que los hace capaces de extraer y multiplicar la vida en el semidesierto.

Esta prosperidad, sin embargo, requiere, en temporadas de cosechas, muchísima más mano de obra de la que existe en el estado. Por eso en esta temporada es necesario contratar jornaleros provenientes de municipios zacatecanos en situación de marginalidad o de otros estados del país, generalmente sureños.

Se espera que en estos meses lleguen a campos hortofrutícolas de Fresnillo, Loreto, Villa de Cos, Morelos y Calera, alrededor de 10 mil jornaleros, muchos de los cuales arriban con sus familias.

Estos trabajadores, cuyos esfuerzos contribuyen a que Zacatecas mantenga su liderato en la producción de algunas hortalizas y frutas, merecen, como todo ser humano, trato digno y puntual respeto de todos los derechos de que gozamos los mexicanos.

Para lograrlo, existe una conjunción de actividades de diversas dependencias de los gobiernos federal, estatal y municipales que, bajo directrices establecidas por el gobernador, Alejandro Tello Cristerna, se concentran en satisfacer las necesidades de los jornaleros en alimentación, trabajo y previsión social, salud, servicios básicos, educación, vivienda, y seguridad, procuración de justicia y tránsito migratorio.

Estas acciones se engloban en el llamado Programa Especial de Atención a Jornaleros Agrícolas Migrantes y Locales y sus Familias, que ya está en marcha.

En este año destacan acciones que van más allá de la temporada de recolección, ya que en el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) de Río Florido, Fresnillo, se instaló, con inversión de 128 mil pesos, un invernadero de hortalizas y granjas avícolas, cuya producción proveerá de alimentos los comedores comunitarios de los jornaleros, y cuando estos hayan terminado sus labores recolectoras, los estudiantes del bachillerato operarán las instalaciones en beneficio de la escuela y del municipio.

La Secretaría del Campo, además, construyó un estanque para almacenar 50 mil litros de agua para el riego del invernadero y de otros cultivos que estarán bajo resguardo de los alumnos del tecnológico agropecuario, donde harán prácticas escolares.

El Banco de Alimentos de Zacatecas aportará a los comedores comunitarios media tonelada de agroproductos y la Secampo ya entregó media tonelada de frijol y el DIF Estatal aportará 600 despensas.

Con estas acciones el gobierno estatal contribuye a mantener al alza la producción agrícola, al tiempo que beneficia a los jornaleros, quienes comúnmente proceden de zonas de alta marginalidad y además proporciona a los alumnos del CEBTA herramientas para perfeccionar su preparación en técnicas agrícolas.

En momentos de profundas dificultades económicas en el ámbito federal es necesario que los estados optimicen el reducido gasto público y Zacatecas lo hace. El próximo año, cuando los jornaleros regresen, los gastos para procurarles alimentación a ellos y sus familias serán inferiores, puesto que las granjas avícolas, al cuidado de los estudiantes, habrán ampliado su producción y se espera que sea suficiente para quienes se alberguen en La Casa del Jornalero, otro beneficio que ya está en proceso y funcionará al ciento por ciento el próximo año.

El humanitarismo, aun en épocas de dificultades financieras, es posible si los recursos, incluso si son escasos, se estiran para hacerlos más rendidores.

*Titular de la Coordinación Estatal de Planeación

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70