Rectoría tendrá que aclarar la venta de acervo histórico a recicladora: Borrego

Rectoría tendrá que aclarar la venta de acervo histórico a recicladora: Borrego

Los archivos de las instituciones públicas del Estado mexicano son considerados por las Leyes en la materia, bienes sociales, con la categoría de patrimonio documental de la nación, porque contribuyen a fortalecer el principio de la verdad histórica de una sociedad y el acceso al derecho a la información, expuso la diputada Mónica Borrego Estrada.

Son los archivos institucionales, por otra parte, un pilar fundamental para garantizar la práctica de la cultura de la transparencia y de la rendición de cuentas.

Las Leyes de Archivos de la Federación y del Estado de Zacatecas responsabilizan a los sujetos obligados, a producir, registrar, organizar, proteger y conservar los documentos de los archivos, de todo acto que atente contra su integridad.

De registrarse hechos que vulneren y atenten en contra de la conservación de los archivos, las propias normas jurídicas contemplan, para castigar tales hechos, la posibilidad de aplicar sanciones administrativas, civiles y penales, si fuese necesario.

En particular, las universidades y las instituciones educativas, tienen la obligación de ser baluarte de la integración, organización y conservación de los archivos de documentos históricos, por ser la base de la construcción de la memoria colectiva de una sociedad.

Además, los archivos son fuente primaria de los procesos de investigación socio/histórica, que debe realizar toda institución de educación superior.

La Universidad Autónoma de Zacatecas es la institución civilizatoria más importante de nuestro Estado; fuente y manantial cultural de nuestra sociedad.

Por eso, causa extrañeza inexplicable, el acto de irresponsabilidad y de barbarie, cometido recientemente al permitir en esta noble institución, que cientos de valiosos documentos históricos fueran mandados al reciclaje, a la basura y a la venta por kilo.

En un reportaje recientemente publicado en La Jornada Zacatecas, se da cuenta de cómo tesis, libros, periódicos históricos y archivos únicos fueron destruidos y mandados al reciclaje de basura.

Entre los documentos se incluyen ejemplares del periódico “El Correo de Ultramar”, editado en París, Francia, entre los años de 1842 y 1886, que tenían un gran valor cultural, aportados por el ministerio de cultura del gobierno de España, quien hizo un gran esfuerzo por recopilarlos, documentos que desgraciadamente terminaron en el bote de la basura.

Otra publicación enviada al reciclaje de basura, fue una serie de ejemplares de periódicos “El Hijo del Ahuizote”, creado a finales del siglo 19 por los hermanos Flores Magón, semanario combativo y crítico, que se convirtió en ariete en contra de la dictadura de Porfirio Díaz y en promotor del movimiento de la Revolución Mexicana de 1910.

Muchos otros documentos históricos valiosos terminaron siendo destruidos, en esta actitud de barbarie.

Este hecho lamentable ha generado, sin duda, un gran daño patrimonial, no sólo a la Universidad Autónoma de Zacatecas, sino también a la sociedad zacatecana, que deben investigarse y castigarse.

¿Quién determinó que todos estos documentos históricos se hayan enviado a la venta por kilo, para su reciclaje y fueran destruidos?

La Rectoría de la UAZ tendrá que aclarar este hecho de cara a la sociedad y ver la posibilidad de revertir el daño cometido en contra de los bienes patrimoniales del archivo histórico.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70