100 días sin Política Ambiental Federal

100 días sin Política Ambiental Federal

”Debemos transmitir enseñanzas de respeto a la vida,
aprender a reutilizar lo que la naturaleza
amablemente nos brinda, pues si destruimos
el ambiente, estaremos perjudicándonos
a nosotros, a nuestros hijos
y a nuestros nietos.
Cuidar el mundo es cuidarnos.
Amar el mundo es amarnos”.
Victoriano Bernabé, hermano de la étnia Huichol

 

Apruebo lo hecho hasta ahora por el Presidente Andrés Manuel López Obrador y estoy convencido de que habrán de venir cosas importantes para nuestro país en los siguientes días y años. También puntualizo que la oposición se esmera en criticar y atacar las acciones emprendidas hasta hoy, sin lograr hacer mella en la aceptación que tenemos más del 80% de los mexicanos respecto al gobierno federal, sin embargo, no todo el equipo de trabajo está contribuyendo a jalar parejo la carreta que se llama México y, el Presidente aunque quiera, no puede ir a todas por lo que se tiene que evaluar el avance, lo bien hecho y lo que no camina en su gabinete. Uno de esos aspectos preocupantes es el tema ambiental, no se ven acciones a favor y si en contra. Al respecto, Jacobo García publicó en El País, México, Medio Ambiente, el agujero negro de López Obrador donde afirma que en 100 días se han impulsado varios megaproyectos en terrenos naturales sin la debida manifestación de impacto ambiental. En este sentido, Jacobo García señala que el Presidente ha expresado su rechazo a las semillas transgénicas, al fracking y, que plantará más árboles, por el contrario, López Obrador ha establecido que construirá una refinería, una termoeléctrica y un tren que abarcará una distancia de 1.500 kilómetros en la península de Yucatán y otro más en el istmo de Tehuantepec; lamentablemente, en los últimos citados proyectos no hay estudios de impacto ambiental, peor aún, el Presidente está renunciando a otras alernativas sostenibles para generar energía y vuelve al mismo camino contaminante de los combustibles fósiles que detonan el cambio climático sin que a la par, se estén diseñando medidas de adaptación y mitigación de sus efectos. Así las cosas, no quiero creer que Josefa González Ortiz Mena, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, no tenga el suficiente peso político o el conocimiento ambiental necesario para prevenir al Presidente de las atrocidades que se pueden cometer contra el sistema natural, de persistir con este tipo de obras que lo mínimo que deben hacer es mitigar los impactos ambientales y resarcir los daños que pudieran generarse. Indudablemente, el cúmulo de acciones que se han tenido que realizar para arrancar el cáncer de la corrupción que nos han heredado los gobiernos priistas y panistas, no ha permitido enfocar el quehacer gubernamental hacia otras miras, situación que debe superarse a través de la delegción de funciones pues, entre otras cosas, están pendientes los compromisos firmados por México en torno a los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU que a la postre, pudieran constituir un fracaso para el actual gobierno. Lo preocupante es que el 2030 está visualizado como una meta de actuación emergente y, después de ese año, el tema ambiental y la agenda no cumplida en esta materia, llevará al pueblo de México a padecer los estragos de los problemas ambientales que ya de por sí, están poniendo en riesgo la salud y los derechos humanos relacionados con el entorno. De tal manera, es urgente e impostergable que López Obrador reconsidere los megaproyectos, que oriente la acción gubernamental a promover soluciones antes los retos ambientales más urgentes, que evalúe lo hechos hasta ahora por la SEMARNAT y que si Josefa no funciona, pues que integre otra opción que estructure una adecuada política ambiental nacional. En el pasado foro de consulta del Plan Nacional de Desarrollo, presenté las siguientes propuestas: 1. Vincular el conocimiento tradicional de nuestros hermanos indígenas en la estructuración de las políticas públicas ambientales. 2. Convocar un consejo de ancianos integrado por la representación de todas las culturas indígenas para que orienten los trabajos en materia ambiental y de cambio climático, tomando en cuenta que son los guardianes del ambiente, habitan de acuerdo con la FAO, donde se encuentra el 80% de la biodiversidad y, sus formas y medios de vida, pueden enseñarnos mucho sobre la conservación de los recursos naturales, el cultivo sostenible de los alimentos y la vida en armonía con la naturaleza. Ojalá. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70