Alfonso Reyes (1889-1959). ‘Cartilla moral’: sabias y aleccionadoras páginas

Alfonso Reyes (1889-1959). ‘Cartilla moral’: sabias y aleccionadoras páginas

La Gualdra 375 / Libros / Op. Cit.

 

Uno de sus más hermosos textos, lo definió Gastón García Cantú, medio siglo después de su primera publicación. Atinada caracterización de una pequeña obra, inserta en la inmensidad de un canon de contenidos universales, que hacia la mitad de la década los 40 escribiera a petición expresa Alfonso Reyes (1889-1959). Se trata de Cartilla moral, ahora reeditada por El Colegio Nacional en la serie Opúsculos.

Una publicación, también difundida masivamente desde la Presidencia de la República, que tiene su historia y que en el Prólogo a la presente edición Javier Garciadiego nos la recuerda. Célebre libro, pequeño libro, que “padeció una pésima suerte durante más de medio siglo”. Publicación con una historia “marcada por los grandes proyectos que se tuvieron para ella, que devinieron en lamentables fracasos”.

“Libro más elogiado que leído —subraya el prologuista—, que hasta hace pocos años era prácticamente desconocido”.

Bien documentada por Garciadiego (sin duda el historiador con mayor conocimiento de la obra de Reyes y al frente de la Capilla Alfonsina), la historia de Cartilla moral detalla sus llamadas vicisitudes. Su origen se remonta a la solicitud que en su calidad de secretario particular del entonces Secretario de Educación, le hiciera a Reyes José Luis Martínez. La petición consistía en un texto que acompañara (1944) una cartilla para enseñar a leer a las grandes mayorías de un México emergente.

“Nadie mejor” para escribir el texto que Reyes, habría dicho Jaime Torres Bodet, titular de la SEP.

No obstante, el texto no se publicaría en esa oportunidad sino hasta años después, primeramente en una edición de autor, y de otras entidades gubernamentales después. La primera gran edición de Cartilla moral data de 1959, año en el que su autor falleció, salida de las prensas del Instituto Nacional Indigenista, producto de las gestiones de Rosario Castellanos y el mismo García Cantú.

“Mi Cartilla moral —escribió entonces Reyes—, homilía de que no supieron hacer caso Torres Bodet ni José Luis Martínez en Educación (1944), es el resumen de mi instinto y mis disciplinas clásicos: lo más auténticamente griego que he escrito en mi vida; además, es un buen acto social”.[i]

Tras la muerte de Reyes, Cartilla moral experimentó nuevos dilemas, refiere Garciadiego. A saber. Se recupera en el Tomo XX de las Obras Completas (1979). Se publica por la Asociación Nacional de Libreros, en el Día Nacional del Libro, de manera masiva y gratuita (1982). El libro se publica también en 1989 (PRI) y (Gobierno de Nuevo León), 1992 (SEP), 1994 (Conaculta), 2004 (FCE), 2005 (UANL), 2008 (UABJ), 2018 (Gobierno de México) y la presente de El Colegio Nacional.

 

En la peor crisis

No sin alguna polémica, circula ahora masivamente una nueva edición de esta obra de Reyes. Oportunidad que de acuerdo a Garciadiego pone en la mesa de discusión las siguientes preguntas: “¿qué hubiera pensado Reyes de que setenta años después el político más fuerte, imaginativo y audaz del país [Andrés Manuel López Obrador] quisiera que México tuviera una constitución moral basada en su Cartilla…, por considerar que la peor crisis que enfrenta México es la falta de principios morales, de la ausencia de civilidad?”.

Concluye Garciadiego:

“Alfonso Reyes estaría feliz de ver el inimaginable destino de su pequeño texto, que padeció al principio varios desaires, y estaría fascinado de saber que el presidente del país reconoce tantos valores y potencialidades a su Cartilla moral. El momento de su nueva distribución es muy oportuno. Los mexicanos nos beneficiaremos mucho con las lecturas de las sabias y aleccionadoras páginas que Alfonso Reyes escribió en los días patrios de 1944 y que atinadamente tituló, en su primera redacción, Lecciones de moral”.

“Bienvenida la postergada lectura del menos literario de los textos de Reyes, aunque rebosante de humanismo y civilidad. A nadie hará daño y resultarán beneficiados los que la lean”.

 

Alfonso Reyes, Cartilla moral, El Colegio Nacional, México, 2019, 168 pp.

* @mauflos

 

 

 

 

[i] “Y otro no menor —prosigue Reyes—, de que me felicito con emoción y gratitud, que el Departamento o Instituto Indigenista haya recogido mis páginas —hasta hoy olvidadas— para fin tan noble y hermoso”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70