Jorge García, barman de La Bodeguilla, se dedica también a recolectar juguetes

Jorge García, barman de La Bodeguilla, se dedica también a recolectar juguetes
Jorge y sus amigos ponen su granito de arena, siendo solidarios, ayudando a que todos los niños disfruten de su derecho a jugar ■ FOTOS: CORTESÍA

■ Lo que logra juntar lo reparte entre niños de condiciones vulnerables en Tlanchinol, Hidalgo

■ La iniciativa se llama “Juguetón” y empieza los primeros días de diciembre con la difusión

 

Jorge García, barman del Café La Bodeguilla, mejor conocido entre clientes y amigos como “Pollo”, desde hace 7 años se dedica a recolectar juguetes entre clientes y amigos para regalar a niños que se encuentran en situación de pobreza en su natal Cuatlimax, localidad de la sierra de Hidalgo, que se ubica en el municipio Tlanchinol.

Considera que Navidad es uno de los días más importantes del año para muchas niñas y niños que esperan ansiosamente qué juguetes les traerá Santa Claus, pero no todos los niños han tenido o tendrán la experiencia de que les traiga un regalo este próximo 25 de diciembre.

Desgraciadamente, hay niños que no son tan afortunados y no han podido disfrutar de un regalo de Navidad por la falta de recursos económicos de su familia. Por eso Jorge y sus amigos ponen su granito de arena, siendo solidarios, ayudando a que todos los niños disfruten de su derecho a jugar.

Para “El Pollo” esta es una época muy especial para compartir con las personas menos afortunadas Y es un buen momento para aprovechar esta época para darle una sonrisa a un niño necesitado, o a varios, regalándoles un juguete.

A la fecha ya se tiene una meta de entre 150 y 200 juguetes para este año

Cuenta que como muchos niños de su comunidad, en Navidad se quedaba con las ganas de un juguete. Sin embargo, nunca padeció envidia por ello, todo lo contrario, pues lo hacía pensar que un día debía compartir con los que no tienen.

La iniciativa de Jorge se llama “Juguetón” y empieza los primeros días de diciembre, haciendo difusión a través de las redes sociales, y también de boca en boca entre clientes y amigos. Esta campaña dura cerca de 15 días.

Haca justo 7 años Jorge se preguntaba con su grupo de amigos, de qué manera se podría ayudar a los niños que viven en situaciones de pobreza y entre esas largas charlas de café surgió la propuesta de iniciar con el “Juguetón”.

Una vez que se reúnen los juguetes, cerca del día 19, emprende el viaje hacia su comunidad para coordinarse con familiares, amigos y padres de los niños para hacer los preparativos de la fiesta y de la entrega de regalos.

Recuerda que en la primera colecta que se realizó se logró reunir cerca de 70 juguetes. Pero poco a poco, más clientes y más amigos fueron enterándose de esta noble acción y se sumaron al proyecto. A la fecha ya se tiene una meta de entre 150 y 200 juguetes para este año.

Se apoya a dos comunidades cercanas a su localidad, cuyos habitantes ya los esperan con ansias para celebrar estas fiestas. También se fomenta la unión entre los pobladores.

En la fiesta del 25, cuando se entregan los regalos, se renta un sonido, se preparan alimentos y bebidas para compartir, se entregan bolos, y se sigue la tradición de romper piñatas. En estos eventos se impulsa y motiva a los niños que tienen buenos promedios en la escuela.

“Para los niños es importante mantener la ilusión en ellos, pues en la zona sur del país hay mucha pobreza y los papás no tienen manera de regalar juguetes. Los niños se portan bien con la ilusión de recibir un regalo”, dice Jorge.

SE APOYA A DOS COMUNIDADES, CUYOS HABITANTES YA LOS ESPERAN CON ANSIAS PARA CELEBRAR ESTAS FIESTAS

Entre los niños que ha conocido, recuerda que cuando iniciaba se encontraba un menor de 10 años que año con año acudía por su regalo. Actualmente tiene 17 años y le ha mencionado a Jorge que quiere dar una donación de juguetes.

Lo que para Jorge es lo más importante, pues a partir de esta iniciativa se está generando entre sus amigos y conocidos la conciencia de la importancia que tiene el ayudar a los demás y si se difunde, cada vez más personas podrán ayudar a otros.

“Parece algo simple un pequeño juguete, pero a los niños se les cambia la vida, y les generas una sonrisa. Gracias a esto, ya existe una gran hermandad entre amigos, clientes, y los habitantes de las comunidades a la que yo he llamado ‘La familia Bodeguilla’ porque esto no podría lograrlo solo”, menciona Jorge.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70