“No se danza con los pies, se danza con el corazón”: Alma Torres

“No se danza con los pies, se danza con el corazón”: Alma Torres
La bailarina Alma Torres ■ FOTOS: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ Y CORTESÍA

■ Danzar no tiene edad, no tiene momento, no tiene condición

■ Explica que es una opción para reducir el uso de medicamentos, explica

 

Actualmente, la danza como una terapia alternativa ofrece formas innovadoras, creativas y útiles que ayudan a niños, jóvenes y adultos en la prevención y rehabilitación de los problemas de salud, mediante un proceso integral de mente y cuerpo que implica áreas cognitivas y sociales, dice Alma Torres, bailarina. La especialista, se ha dedicado desde hace más de un año a difundir sus conocimientos en esta rama.

Pues en una sociedad, en la que se estigmatiza a las personas que necesitan ayuda en materia de salud mental, esta alternativa permite incluso, que se disminuya el medicamento en caso de llevar un tratamiento médico.

Pues la parte médica, se enfoca a curar a través de medicina. Sin tomar en cuenta el estado emocional del paciente. Pero la danza terapía y la core terapía, se trabaja en México desde hace años y ha demostrado dar resultados.

Menciona, que estas disciplinas pueden ir dirigidas a personas con enfermedades crónicas, y aquellas con problemas psiquiátricos y psicológicos. Incluso, en personas con discapacidad, y con padecimientos como el Parkinson.

Ya que ofrece los componentes para trabajar la parte sensoriomotrices y las habilidades cognitivas. Así como las emocionales y psicosociales de la persona. Pues aumenta la motivación y la adherencia de los pacientes a la terapia.

“En mi familia, hay personas con Parkinson, parálisis y ceguera. Y me he encargado de guiarlos a través de la danza terapia. Y he notado la evolución en ellos. Mi familiar con Parkisnon, en las actividades ha dejado de realizar los movimientos involuntarios, y la persona con parálisis, ya puede hacer movimientos de sus piernas” dice Alma.

Explica, que esto se debe a que se segrega dopamina con el movimiento progresivo. Pues cuando se baila, hay una sensación placentera. Pero enfatiza, que como en cualquier otro tratamiento médico, se debe ser constante. Pues son sesiones de hasta 2 horas.

Alma, estudió diseño gráfico, y tiene una carrera técnica en ingeniería en sistemas. Sin embargo, ella quería bailar y decidió especializarse y buscar opciones en donde aprender. Viajó a la Ciudad de México en el año 2010. Ahí, se certificó en danza árabe Y ofreció cursos y participó n algunos seminarios con maestros de Egipto. Y pudo trabajar con maestros como Pablo Acosta.

Cuenta que regresó a Zacatecas, buscando compartir lo aprendido, y de abrir espacios en este sentido. Sin embargo, lamentó que la situación en la entidad, no era igual a lo que había vivido en aquella ciudad.

Pues hay otras creencias en la sociedad. Pero tuvo la oportunidad de trabajar en la academia DanzTime. Y luego, pudo estudiar un diplomado de danza contemporánea, en el Instituto Zacatecano de Cultura.

Relata, que en una ocasión organizó un evento, en el que invitó a una bailarina a dar clases. Y ella, le contó que viajaría a España para tomar un taller de Danza Terapia. Palabra, que por primera vez escuchaba y que le llamaba la atención.

TUVO LA OPORTUNIDAD DE TRABAJAR EN LA ACADEMIA DANZTIME, Y EN EL INSTITUTO ZACATECANO DE CULTURA

Eso, ocurrió en 2013, año en el que pasó por situaciones personales complicadas. Y decidió enviar una solicitud a los organizadores de dicho taller. Y para su sorpresa, se le envió una respuesta en donde se le informaba que había sido aceptada.

Desde hace un año, inició en el estado a brindar clases en un taller abierto en el Sistema Integral DIF, como parte de su trabajo social. Esto, interesó a las autoridades del instituto, y se impartió una terapia a los mismos trabajadores, al ver el cambio notable en los alumnos.

Se hicieron grupos de 10, pero conformados en su mayoría por hombres, y pocas mujeres. Los cuales, al inicio mostraban resistencia para hacer los ejercicios y participar en el curso. Pues pensaban, que se les había impartido por tener problemas de salud mental.

Pero después de 3 meses, los mismos participantes notaron cambios en su persona y en su salud. Aunque los resultados para una danza terapia, puede variar, pero en promedio, es de 10 a 12 sesiones. Y trabajó en La Casa del Abuelo, en donde pensaba conformar grupos pequeños. Pero se encontró con cerca de 100 adultos mayores.

Confiesa que siempre le gusto bailar. Había estado en grupos de baile folclórico. Explica, que se sintió atraída por la danza árabe, por que descubrió sensaciones internas y una conexión consigo misma.

Además, de que es una danza libre, que provoca movimiento en todo el cuerpo. Asimismo, despertó su feminidad, y descubrió otros ritmos como el tribal americano, la fusión, que tiene como base la danza árabe mezclada con tribal. “Cuando algo se mueve, jamás se queda igual” finaliza Alma.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70