Me dieron ganas de soñar

Me dieron ganas de soñar

La Gualdra 359 / Día de Muertos / Río de palabras

 

Qué alto vuelan las grullas y yo sin saber volar.

Canción popular

 

A la memoria de Luis Tomás Cervantes Cabeza de Vaca.

Para Ana Coronado, en su cumpleaños.

 

Me dieron ganas de soñar porque no tenía nada mejor que hacer.

Me dieron ganas de soñar una noche de octubre, que es cuando la luna es más hermosa, al menos así dice la canción.

Me dieron ganas de soñar para ver si con el tiempo y un ganchito, tal vez se me haga y hasta sueñe contigo.

Me dieron ganas de soñar para ver si así dejaba de oler a carne podrida en esta inmensa tumba en que se ha convertido mi país, tu país, nuestro país, el país de todos.

Me dieron ganas de soñar para no ver el altero de medicinas que tengo que consumir cada ocho horas.

Me dieron ganas de soñar porque sólo dormido o borracho se me olvidan tantas, tantísimas chingaderas acumuladas.

Me dieron ganas de soñar para no recordar que en este país todos somos hijos de Pedro Páramo.

Me dieron ganas de soñar porque en otro octubre, hace ya un chingamadral de tiempo, perdimos y nos dieron hasta por debajo de la lengua y lo único que pedíamos era ser libres.

Me dieron ganas de soñar porque ya se me estaban saliendo las marchantas de la fila.

Me dieron ganas de soñar con harta vocación de soñador para ya no sentir pasos en la azotea.

Me dieron ganas de soñar para ver si de pura chiripa, de chiripazo, pues, me iba a encontrar con el titipuchal de compañeros que ya no están, por angas o por mangas.

Me dieron ganas de soñar porque no me quedó de otra.

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_issuu-359

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70