La transformación que viene de las fuerzas armadas

La transformación que viene de las fuerzas armadas

La toma de Zacatecas por las tropas al mando de Francisco Villa en 1914 significó la destrucción del ejército federal, columna vertebral del régimen porfirista. En su lugar nació una institución surgida de la suma de los distintos grupos armados que ganaron la revolución, que evolucionaron gradualmente hasta convertirse en una fuerza disciplinada y profesional bajo el mando de los presidentes Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas, y como operador principal de esa modernización el zacatecano Joaquín Amaro Domínguez desde la Secretaría de Guerra y Marina y la dirección del Colegio militar. Pues bien, el Ejército Mexicano que conocemos está a punto de sufrir un cambio que caracterizará a la IV transformación anunciada por el presidente electo.
En su intervención durante la conmemoración de los 50 años de la represión a los estudiantes en 1968 celebrada el sábado pasado en la misma plaza de Tlatelolco, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró el compromiso de “no utilizar nunca, jamás, al Ejército para reprimir al pueblo de México”. También informó que se dará un giro a las tareas que desempeñan el Ejército, la Marina y la Policía, pues se dedicarán a labores de seguridad pública bajo la figura de la guardia civil nacional. “Vamos a hacer un llamado para darle un giro a la labor del Ejército, que ya no se ocupe de las tareas que hasta ahora tiene encomendadas, que la defensa nacional la podemos hacer, si se necesita, todos”. “Vamos a crear una Guardia Civil a nivel nacional con apoyo de Ejército, de la Marina y de la Policía Federal, vamos a unir a estas corporaciones en una Guardia Civil Nacional, donde se va a limitar el uso de la fuerza y se garantizarán los Derechos Humanos”. AMLO recalcó que dada la situación actual de inseguridad y de que no existen muchas opciones, propondrá un nuevo régimen jurídico para legalizar la participación de los soldados y los marinos en labores de seguridad como integrantes de una nueva corporación denominada Guardia Civil.
Para valorar la magnitud de la propuesta vale la pena recordar que hasta ahora el Ejército tiene como misión fundamental salvaguardar la soberanía nacional preparándose para la defensa de su territorio, sin embargo, desde 2006 las órdenes de los presidentes lo han conducido a las calles a cumplir funciones de seguridad pública, dejando de lado que la Constitución del país establece en su artículo 21 que: “La investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a las policías, las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquél en el ejercicio de esta función…”. Y que: “las instituciones de seguridad pública serán de carácter civil, disciplinado y profesional”, y además que “el Ministerio Público y las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los objetivos de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública…”.
Por si fuera poco, nuestra Carta Magna en su artículo 129 precisa: “En tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar. Solamente habrá Comandancias Militares fijas y permanentes en los castillos, fortalezas y almacenes que dependan inmediatamente del Gobierno de la Unión; o en los campamentos, cuarteles o depósitos que, fuera de las poblaciones, estableciere para la estación de las tropas”.
Ante la importancia histórica de la propuesta adelantada por AMLO y dado que no adelantó información sobre la naturaleza y funciones de la nueva institución, vale la pena prepararnos para el debate con elementos de información sobre instituciones de otros países que pudieran estar siendo estudiadas por el equipo de AMLO. Enseguida les comparto un ejemplo muy pertinente.
La Guardia Civil en España es un instituto armado de naturaleza militar, fundado desde 1844, dependiente del ministerio del interior y del de defensa que cumple, entre otras, funciones de seguridad. Nació debido a la necesidad de disponer de un cuerpo de seguridad pública de ámbito nacional, fuerte, profesional y de amplio despliegue territorial. Forma parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, junto con el Cuerpo Nacional de Policía. La Constitución española le fija la misión primordial de proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades de los españoles y garantizar la seguridad ciudadana, bajo la dirección del Gobierno. Dada su naturaleza militar, sus integrantes son considerados militares de carrera y también tiene encomendadas misiones de carácter militar.
Para cumplir con el cometido que la Constitución le encomienda, entre sus principales competencias se encuentran velar por el cumplimiento de las Leyes y disposiciones generales, mantener y restablecer, en su caso, el orden y la seguridad ciudadana, prevenir la comisión de actos delictivos, investigando los delitos para descubrir y detener a los presuntos culpables así como de manera exclusiva le compete la vigilancia del tráfico en las vías públicas, la seguridad de infraestructuras como puertos y aeropuertos, la seguridad y vigilancia de las fronteras y las costas, así como todo lo relativo a la normativa sobre armas y explosivos. La Guardia Civil es el Cuerpo policial con mayor número de agentes de España. Cuenta, asimismo, con el mayor despliegue territorial y de competencias policiales.
Falta poco tiempo para conocer el planteamiento completo de la reforma que impulsará el nuevo gobierno, por lo proto cabe señalar que el tema merece la más amplia y profunda discusión. Hay que participar.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70