Las contralorías municipales: superar la farsa

Las contralorías municipales: superar la farsa

¿De qué han servido las contralorías municipales? La crisis actual de las finanzas de los gobiernos locales indica que no han servido de mucho las contralorías en los ayuntamientos. Hace unos días esta casa editorial publicó la diferencia en el costo de las luminarias en los municipios de Guadalupe y Zacatecas, lo cual arrojaba una diferencia de 5 mil pesos por luminaria en contra del municipio con más deuda del estado. Eventos como este, deben evitarse con una buena gestión de la contraloría. Los procedimientos son pasados por alto o simulados con la complicidad de aquellos que deben vigilar la normalidad del gasto. Lo que es evidente es que las irregularidades existen en cantidad importante, y eso es posible porque los órganos de control asignados no cumplen con su función. En el caso del municipio de Guadalupe fue público el desencuentro del contralor de la pasada administración con Morena y su plegamiento a la campaña del candidato que pretendía reelegirse. Historias como esta se traducen en complicidad corrupta.
¿Y por qué se ha convertido en un patrón de comportamiento dicho incumplimiento? Los partidos que entran a gobernar han encontrado la manera de evitar la vigilancia y el control. El partido de la primera minoría es el encargado de nombrar al contralor, pero es posible mediante algunas negociaciones conseguir que sea ‘la persona adecuada’. Los grupos de interés atraviesan los partidos, así que es normal encontrar personas cercanas al alcalde en turno en el partido de enfrente. La función de contraloría es esencial, lo único que hace falta es hacerla efectiva.
Luego entonces, ha surgido una pregunta: ¿cómo diseñar una contraloría que sea efectiva? son al parecer tres factores que deben ponderarse para proponer modificaciones a la ley. Una es dotar de verdadera autonomía al órgano contralor, donde su nombramiento, presupuesto y vida interna no dependa del cabildo municipal. Ciudadanizar los órganos de control. Con personal que pueda en tiempo real transparentar los procesos de revisión y exhiba los documentos que se usan en dichos procesos. Es vital que haya cero posibilidades de captura de los contralores, para eso puede servir que sean comisiones de contralorías y no sólo un contralor. Así mismo, ampliar los objetos de vigilancia: pasar de observar recursos y procedimientos administrativos a seguir la pista de las actividades y cumplimiento de metas. A los ciudadanos lo que más nos preocupa es que el municipio cumpla con las metas que se planteó.
Un tema muy sensible en este momento es el endeudamiento de los gobiernos locales que los anula como instancia de promoción del desarrollo local. Con esa deuda, en lugar de una oportunidad son una carga para el progreso de esos territorios. Han pasado a ser un problema o hasta un lastre. Se debe avanzar en la Ley de Servicio Profesional de Carrera, y con ello olvidarnos de las contrataciones arbitrarias que hacen los alcaldes entrantes que son fuente de problemas futuros (que ya son presentes). El municipio como tema es una prioridad para pensar los cambios que deben realizarse a fin de que sean viables como nivel de gobierno.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70