La reprise, de Milo Rau, representación real que no representa a la realidad

La reprise, de Milo Rau, representación real que no representa a la realidad
Con esta obra Rau cuenta el nacimiento de la tragedia contemporánea y se plantea el problema de ¿cómo hacer existir una víctima en escena y cómo se puede representar la violencia en escena? fotos: carlos belmonte grey

Director montó en escena el asesinato de Ihsane Jarfi en Liège en 2012, un crimen homófobo

Los actores se presentan a manera de casting; la mitad son profesionales y la otra amateurs

 

La pieza comienza desde que el espectador se sienta en su lugar numerado. Siguiendo la costumbre de aprovechar el tiempo de espera se va leyendo el programa de mano. En él se entera uno de las consignas de este tipo de teatro y de la compañía: hacer una representación real y no representar la realidad. Entonces la obra queda inmediatamente envuelta por un halo de verdad y de impacto, un Teatro de las Impresiones para recuperar los principios del texto de Wislawa Szymborska citado en la pieza de Milo Rau, La reprise – Histoire (s) du théâtre (1 )(La recuperación-Historia (s) del teatro 1).
Rau (Suiza, 1977) montó en escena el asesinato de Ihsane Jarfi en Liège en 2012. Un asesinato homófobo que causó escándalo tanto por los motivos como por la violencia. Jarfi estaba en un bar con su novio, salió a fumar un cigarro, un grupo de obreros sin trabajo tomaban whisky en carro y buscaban mujeres, Jarfi les dijo que conocía un bar cerca de ahí en donde podrían fácilmente conocer chicas, ellos le pidieron que los llevara, él subió al coche para guiarlos; en el coche tras las bromas homófobas ellos empezaron a golpearlo, lo llevaron cerca del río y le destrozaron el rostro y el tórax.
A partir de la violencia, Rau cuenta el nacimiento de la tragedia contemporánea y se plantea el problema de ¿cómo hacer existir una víctima en escena y cómo se puede representar la violencia en escena?, ¿qué es la emoción, la verdad, la presencia y el compromiso artístico?
Por eso los dos primeros cuadros van en el sentido de confrontarnos con una “representación vuelta real”. Los actores se presentan en duplas a manera de casting y sabemos que la mitad (el programa ya nos advirtió) son profesionales y la otra mitad amateurs; en el primer casting, el de los más mayores, el hombre le pregunta a ella si estaría dispuesta, a pesar de sus 63 años, a salir desnuda en escena; en la segunda entrevista, el chico amateur cuenta su teoría de inmersión con el espectador “el actor se sube a una silla en el escenario, se pone en el cuello una cuerda colgada del techo y sabe que puede soportar 20 segundos colgando antes de morir. Tira la silla. Si alguien del público no viene a ayudarlo antes de 20 segundos, va a morir en escena”.

Las consignas de confrontación con la realidad verdadera o verosímil se van a suceder. La mujer va a aparecer desnuda en la cama; los actos de la pieza van supuestamente filmados al mismo tiempo que se actúan en escena pero en la pantalla vemos los evidentes desfases de movimiento y tiempo y sabemos que el video no es real, pero también sabemos que los actores interpretan la realidad. Después de la golpiza en el escenario, uno de los asesinos-actores, mea el cuerpo desnudo, ¿orín real?
El núcleo de la propuesta de Rau es, además del evidente deber de memoria, el de aportar imágenes, porque son éstas las que más se graban en la memoria. Ya en 2012 durante el escándalo del asesinato, la televisión hizo eco de las imágenes violentas pero sin revestirlas de un discurso que dieran cuenta de la violencia contemporánea, del racismo, del desempleo y de la homofobia.
Aquí, los puntos del Manifiesto de Gante escrito por el grupo de Rau y publicado el primero de mayo 2018:
1.- No se trata tan solo de pintar el mundo. Se trata de cambiarlos. El objetivo no es el de representar lo real, sino de hacer la representación real en ella misma.
2.- El teatro no es un producto, es un proceso de producción. La investigación, los castings, las repeticiones y los debates en cuestión deben ser accesibles al público.
3.- El estatuto de autor pertenece completamente a aquellos que participaron a la repeticiones y a la performance, cualquiera que sea su función – y a nadie más.
4.- La adaptación literal de los clásicos en la escena está prohibida. Si un texto fuente –trátese de un libro, de un film o de una pieza de teatro- es usada al inicio del proyecto, no puede pasar del 20% del tiempo de la representación.
5.- Al menos un cuarto de tiempo de la repetición debe tener lugar en el exterior del teatro. Un espacio de teatro es un espacio en el cual una pieza ha sido repetida o ejecutada.
6.- Al menos dos lenguas diferentes deben ser habladas en la escena de cada producción.
7.- Al menos dos actores de la escena no deben ser actores profesionales. Los animales no cuentan, pero son bienvenidos.
8.- El volumen total de la escenografía no debe pasar los 20 metros cúbicos, es decir que debe poder caber una camioneta que puede ser conducida con un permiso normal.
9.- Al menos una producción por temporada debe ser repetida o ejecutada en una zona de conflicto o guerra, sin ninguna infraestructura cultural.
10.- Cada producción debe ser montada en al menos 10 lugares en al menos 3 países. Ninguna producción puede ser sacada el repertorio de Gante antes de que haya sido conseguido esta cifra.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70