Nuevo proyecto de nación

Nuevo proyecto de nación

Hasta el día de ayer AMLO, el candidato presidencial de MORENA-PT y Partido Encuentro Social, que conforman el Frente Juntos Haremos Historia, según todas las estadísticas mantenía y mantuvo por mucha ventaja desde hace 8 meses, el primer lugar de preferencia ciudadana-electoral, en relación con sus adversarios: Ricardo Anayadel PAN – PRD, Por México al Frente y Antonio Meade, PRI-PANAL-PVEM del Frente todos por México.
En el último día de campaña y al cierre de ésta, la ventaja entre su más cercano contendiente era de más de 20 puntos; del siguiente cerca de 30 y del candidato independiente Jaime Rodríguez, más de 35.
Si las elecciones fuesen ahora, sin lugar a dudas el triunfo contundente sería para Andrés Manuel, de no ser así, estaríamos ante una situación insólita: ¡México, sería el primer país del planeta en el cuál, los estudios estadísticos, no servirían ni tendrían razón de ser desde su creación en la década de los años treinta! Y….es que, los resultados estadísticos no son simples probabilidades, ni resultados de juegos aleatorios.
A diferencia de las dos elecciones presidenciales anteriores: 2006 cuando el entonces IFE, despojó a AMLO de su triunfo para imponer a Felipe Calderón,“haiga sido como haiga sido”; y la del 2012, cuando una persona de “cara bonita”, Enrique Peña Nieto, fue impuesto por TELEVISA, ahora es distinto. México se encuentra en “el ojo del huracán” tanto nacional como mundialmente. Las redes sociales juegan un papel determinante. Sería difícil y de alto costo social, que el INE anunciara al concluir la jornada electoral y el conteo de votosdel domingo próximo, que el triunfo lo obtuvo el candidato priísta o el panista.
Hasta el cansancio se ha publicitado en diversos medios nacionales e internacionales, una historia de tropelías y pillerías en las que se encuentran involucrados los adversarios de AMLO. Muchos especialistas políticos dan a conocer sus comentarios en los que manifiestan que, se quiera o no, es el que se encuentra ajeno a todos los líos penales, políticos y sociales.
Pero nadie se confía. Siempre habrá que estar al acecho. El adversario maneja diversas patrañas. Las conoce y las pone en práctica cuando de proteger sus intereses y mantener sus privilegios se trata. La autoridad en general, y la electoral en lo particular, tiene conocimiento de esta situación, pero se conduce con la parsimonia de “Dejar hacer. Dejar pasar”. Eso es todo. Se “lava las manos”. Así de sencillo.
México, en las condiciones actuales requiere un cambio. Requiere que, sus autoridades ejecutivas y legislativas estén integradas por personas nuevas, diferentes a las enquistadas en el poder Ejecutivo y Legislativo de los tres niveles de gobierno, por trienios, quinquenios (ahora) o sexenios y hasta por diez años o más….los mism(@)s, los mism(@)s, los mism(@)s, los mism(@)s,….y así…
Requiere también de un nuevo Proyecto de Nación, que contemple lo que urge y es un clamor social permanentemente: combate a la corrupción y acabar con la impunidad. Esto, necesariamente sería el inicio para la atención de los otros males que aquejan al pueblo mexicano.
AMLO habla de que en su gobierno se dará la cuarta transformación del país. Y es verdad. México ya la requiere. No se pueden vivir, ni aceptar las condiciones actuales. Todas las transformaciones anteriores han concluido en la creación de un orden constitucional distinto del anterior. En él se contempla el nuevo Proyecto de Nación, retomando el sentir popular del pueblo de México. Una Carta Magna, o Constitución en la que se plasme lo que se logró en cuanto a conquistas y anhelos del pueblo mexicano.
La primera transformación ocurre cuando la Patria dejó de ser dependiente de España. Libres los mexicanos, ¿cómo iban a organizar todo lo concerniente a los tres elementos del nuevo Estado Mexicano: 1.- su territorio y 2.- su población (materiales) y 3.- Poder (formal). Surge la primera Carta Federal del Estado Mexicano, la de 1824.
Después, los vaivenes políticos de la época, la ambición de poder de los nuevos gobernantes, dieron origen a otra inestabilidad en nuestro paísy se presentaron las condiciones para la creación de un nuevo ordenamiento, que recoge los postulados liberales de las Leyes de Reforma y que dio origen, a la segunda Constitución Federal de 1857.
Con Porfirio Díaz en la presidencia, también para los mexicanos la situación fue adversa. Su gobierno bajo los lineamientos de “mucho trabajo y poca política”, para lograr la paz social, propició la inconformidad que desencadenó en la Revolución de 1910. Siete años después, se crea la tercera Carta Federal: Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.
Si bien es cierto que en base a la Carta de Querétaro, algunos de los gobernantes crearon las instituciones más sólidas que hoy existen, también lo es que, los actuales gobernantes se han encargado de desmantelar los que los anteriores priístas lograron. Se han dado a la tarea de abusar del poder con excesos, en detrimento de los derechos humanos del pueblo.
A eso AMLO se refiere cuando habla de la cuarta transformación del país, para establecer un Nuevo Proyecto de Nación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70