Migración: (des)legalizar el terror y la injusticia

Migración: (des)legalizar el terror y la injusticia

La migración en Estados Unidos se modela según las necesidades específicas de la economía de ese país. Nunca ha sido generosa, siempre ventajosa. En 1821 el Congreso norteamericano legisló por primera vez la cuestión migratoria, en ese momento se dejaba totalmente franca la entrada a los asiáticos, ya que era mano de obra barata (casi esclava) para la construcción del ferrocarril al oeste. En contraste, en los años de la depresión, 1929, se establecen medidas muy restrictivas y de repatriación, situación que se prolonga hasta los 40’s. Después de la Segunda Guerra Mundial se instituyen programas de uso de fuerza de trabajo migrante, que nosotros conocemos como Programa Bracero. Los años de auge y crecimiento fuerte de la economía norteamericana del New Deal, que aceleró la migración mexicana a Estados Unidos al grado que en 1970 había registrados 760 mil migrantes; en 1980, 2 millones y medio; y en 2010 ya se habrán alcanzado 12 millones de mexicanos en el país del norte. El aumento es geométrico en los últimos 30 años: espectacular. Coincide con la crisis en México de la deuda a la entrada de las políticas neoliberales.
Después de 1984, en que entra el enfoque neoliberal en Estados Unidos con Reagan, se esperaba que el dogma del libre comercio incluyera a la ventaja comparativa del sur, la fuerza de trabajo, pero en lo absoluto; por el contrario, ensayaron políticas agresivas, como la famosa Simpson Rodino en 1986. En tiempos más cercanos pasamos por el SB 1070 que criminaliza abiertamente a los inmigrantes sin papeles; y la HB 56, de las más agresivas que se han realizado, que prohíbe transacciones y contratos comerciales, además que pide documentación migratoria a los alumnos de las escuelas públicas. Los estados más agresivos han sido Texas y Arizona. Sin embargo, ninguna de estas leyes ha detenido el flujo migratorio, mientras continúe la enorme brecha salarial el rio de personas sigue y sigue. Sólo en 2010, con los efectos de la crisis del 2008, se paró la migración debido a la caída en los empleos. En estas décadas, los gobiernos nacionales han sido omisos a los tratos brutales a los connacionales y menos han hecho para retener a esas personas en el país.
Después de los años 90’s, el gobierno de México se convirtió en el policía norteamericano para inhibir el paso de centroamericanos a territorio gringo, lo que tuvo como consecuencia que las medidas migratorias mexicanas se convirtieran en extremadamente violatorias de los derechos humanos. Los testimonios de salvadoreños que cruzan por el territorio nacional califican el cruce por México como el paso del miedo: “México es un infierno”, dicen los centroamericanos. Y los activistas de derechos humanos que mantienen las conocidas casas de migrantes, donde la mayoría son religiosos, entre los más conocidos está el padre Solalinde, Fray Tomás y la Madre Lety, confirman el testimonio de los migrantes centroamericanos. Así las cosas, el próximo gobierno debe replantear totalmente su política migratoria y de relaciones exteriores con Estados Unidos: debe proceder a la autonomía respecto de los criterios e intereses norteamericanos. NO más abusos con las personas que se mueven por los territorios en busca de trabajo, y debemos (poner el ejemplo al) decretar el libre acceso de personas con los países centroamericanos. Y dejar de legalizar el terror y la injusticia, como el caso de los niños encerrados en jaulas como animales, debido a normas que legalizan la iniquidad y violencia de Estado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70