Tratamiento de la basura con enfoque de interés público

Tratamiento de la basura con enfoque de interés público

Dada la creciente carencia de materias primas nuevas por motivo de la progresiva degradación de la naturaleza, es vital reusar o reciclar la materia ya existente. Esto es, la carencia de materia nueva incrementa la importancia y rentabilidad económica de la re-circulación. Al final de la década de los 70’s, después de la difusión del informe mundial sobre degradación del medio ambiente, titulado “Los límites del crecimiento”, se empezó a tomar conciencia de la necesidad de producir menos, pero sin afectar el nivel de consumo. Y pues la única forma de consumir lo mismo, pero bajando el ritmo de la producción original, es el reúso y reciclaje. Con el tiempo y la inventiva se fueron ampliando las posibilidades de la reutilización de los materiales en existencia. La industria de los polímeros sustituyó en mucho el uso de madera y de hierro; y luego el reúso de los plásticos. Los polímeros disminuyeron la presión sobre los bosques y minas, y éstos (en su inmensa mayoría) dan vuelta. El pelitizado, que es un método de reducir a sus partes elementales a los distintos plásticos permitió hacer del reciclado una industria y, por tanto, un buen negocio. Con ello, se cumplió una de las (numerosas) metas de los ecologistas: hacer del cuidado del medio ambiente un oficio rentable.
A pesar de que se ha extendido el margen del reúso y reciclaje a vidrio, hierros, telas, metales conductores, maderas, papel o celulosa en general, falta mucha organización de estas actividades. El nivel de consumo es muy alto, en la media nacional es 0.8 kilogramos por persona (que es donde se ubica Zacatecas), pero hay lugares como la ciudad de México que tienen casi 2 kilos de basura per-cápita al día. Y lo más importante: conservar el tema de los residuos como un tema público. Las posibilidades de concebir el reciclaje como una responsabilidad pública y, por lo mismo, el fomento de empresas sociales y estatales. En la basura pasa lo mismo que en los productos del campo: los productores quedan con enorme sacrificio y reducidas utilidades, mientras los intermediarios que elevan el valor agregado se llevan las ganancias grandes. Los encargados de la recolección y pepena venden por kilo a precios risibles, y las empresas que transforman (y que están fuera del estado) elevan sus utilidades. ¿Por qué no organizar a los recolectores y pepenadores para formar empresas sociales y pasen a la actividad de la transformación que, claro está, que es la rentable? Empresas sociales con tutoría estatal. Existen estudios técnicos sobre el particular y lo que aquí afirmamos está evaluado como positivo en sus razones de rentabilidad. Se ofrece el producto para transformación a empresas privadas, y muchas de ellas foráneas por los moches particulares que consiguen los funcionarios. Cabildos municipales anclados en el interés público pueden lograr grandes resultados ecológicos y económicos con el tratamiento de la basura, dando prioridad a la economía social. La pregunta es, ¿cómo hacer para que los cabildos tomen la decisión de orientar por esta ruta el tratamiento de sus residuos?

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70