Presupuesto participativo en municipios: se ofrece y no se cumple

Presupuesto participativo en municipios: se ofrece y no se cumple

Un tema de la agenda mundial que impulsa la renovación de las formas de gobernar para abrir posibilidades al enfrentamiento efectivo de los problemas sociales es el Gobierno Abierto. Ya no se puede concebir el gobierno limitado dentro de una burocracia profesionalizada que toma las decisiones en forma jerárquica. Tampoco ha funcionado la reforma de los gobiernos con la llamada ‘reforma gerencial’: la idea de que haciendo burocracias más eficientes y concibiendo a los ciudadanos como clientes que solicitan servicios de calidad, se lograría la efectividad de las metas que consisten en disminuir la pobreza o la desigualad o soberanía alimentaria. Por tanto, ni una administración pública tradicional ni la nueva gerencia pública que desea eficiencia, pero se mantiene encerrada en los limites de los mandos internos de gobierno, han sido capaces de mejorar la calidad de vida de la población.
Para darle no eficiencia, sino efectividad a la acción de la administración pública, es que varios organismos de Naciones Unidas se han dado a la tarea de promover diversas formas de Gobierno Abierto a la mirada y participación ciudadana. Y como acontece en muchas de las firmas de acuerdos internacionales, México los acepta, pero no los cumple.
Una de las propuestas que contribuyen a conformar un gobierno abierto es el ejercicio de los llamados Presupuestos Participativos. En cada campaña se aprovecha para proponerlos: prometer no empobrece. Pero hemos visto nulo impulso real al mismo. Es una propuesta que se adapta más fácilmente a los gobiernos locales (municipales), pero también han sido impulsados en gobiernos intermedios. En la campaña anterior, todo el PRI se comprometió a impulsar esta forma de presupuestar, y con la excepción de la recién iniciativa de Godezac sobre el tema, ningún gobierno municipal del tricolor lo cumplió. Pero tampoco los gobiernos locales de la oposición. Esto es, ningún gobierno municipal, cuyas autoridades prometieron en sus campañas operar con presupuesto participativo, han concretado esta medida de Gobierno Abierto. Si comparamos las promesas de los candidatos municipales con los resultados al final de su gestión, observamos coincidencia nula. Una cosa es lo que prometen en campaña, otra es el plan de gobierno que registran en Coordinación de Planeación, y otra la realidad que gestionan. Como también una cosa es el presupuesto que aprueban y (muy) otra el gasto real expresado en la cuenta pública.
Además, ahora en la presente campaña, La Jornada preguntó a los candidatos del municipio de Guadalupe en torno a sus propuestas sobre presupuesto participativo y el candidato del PRI ni siquiera tuvo la disposición de responder; o mejor dicho: su respuesta fue un expresivo silencio. Lo cual significa que no tienen la intención de estimular prácticas concretas de gobierno abierto. El resto de los candidatos afirmaron estar de acuerdo con la presupuestación participativa, veremos si llegando al gobierno hacen honor a su palabra.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70