Prevalecerá el amanecer sobre esta noche oscura y pesadillesca que vive México

Prevalecerá el amanecer sobre esta noche oscura y pesadillesca que vive México
Xavier Robles, escritor de los libros cinematográficos de las películas Rojo amanecer, Las Poquianchis, Los motivos de Luz, entre otros n foto: la jornada zacatecas

En el país hay 200 comunidades en resistencia; Xavier Robles las llama “la luz del alba”

 

“El coletazo del monstruo, el coletazo del dinosaurio, será todavía largo, pesado y difícil, pero no tengo la menor duda de que al final prevalecerá el amanecer sobre esta noche oscura y pesadillesca que está viviendo México”.

Habla Xavier Robles, escritor de los libros cinematográficos de las películas Rojo amanecer, Las Poquianchis, Los motivos de Luz, Bajo la metralla y recientemente Ayotzinapa: un crimen de Estado, de las comunidades en resistencia, focos que han surgido y surgen en todo el país y que asevera, anuncian lo que él llama “la luz del alba”.

Con esta expresión da título a su más reciente serie de trabajos fílmicos documentales, uno de ellos que programa rodar en parte en Zacatecas, La luz del alba dos. Norte.

Xavier Robles y su esposa, la también escritora de libros cinematográficos y productora, Guadalupe Ortega, estuvieron en la capital del estado el pasado viernes 9 de marzo para la presentación de su emblemática película Rojo amanecer que se proyectó en la Cineteca Zacatecas en el contexto del 50 aniversario este 2018, de la matanza de Tlatelolco.

La luz del alba es un documental que se presentará al público en tres unidades independientes pero temáticamente conectadas, la primera se encuentra ya en la etapa de postproducción y se estrenará dentro de los próximos cinco a siete meses en la Cineteca Nacional.

Para filmar La luz del alba uno. Sur-sureste, “fuimos a dos comunidades de la montaña de Guerrero muy significativas en términos de la resistencia. Es la misma zona donde operaba Lucio Cabañas”.

Robles y Ortega también filmaron en Nochixltán, Oaxaca, donde documentaron la agresión de fuerzas armadas del Estado contra la población.
Viajaron asimismo a Guelatao, cuyas formas de resistencia “son más bien culturales”; y en Cuetzalan, Puebla, documentaron una forma de resistencia “básicamente económica” que tiene su sustento en la conformación de 22 cooperativas.

En Cherán, Michoacán, otro referente en el país de una comunidad autónoma, pudieron grabar por primera vez una de las asambleas donde la población toma sus decisiones, “allá les llaman fogatas”, dijo Robles.

“Me decía un investigador de Guelatao, y me lo ratificaban en Cuetzalan: No, no estamos contra el progreso, pero hay que entender qué es el progreso”.

Y para estas comunidades el progreso no es favorecer los intereses trasnacionales-imperialistas ni en acceder a un Walmart o un auto nuevo, enumeró ejemplos.

“El progreso es tener salud, educación para todos, vivienda, respeto por nuestras comunidades y nuestras formas de gobierno y de lucha. Eso sería realmente progreso. Y respeto sobre todo, por la vida, porque todas estas comunidades en resistencia están por la vida”, mientras que los consorcios de capital trasnacional trabajan “para la muerte. Entonces esa es la clara diferencia que hay entre nosotros y ellos”.

De la conversación posterior con el público que acudió a la Cineteca Zacatecas, en gran parte conformado por jóvenes, Xavier Robles recuperó, “como en Nochixtlán u otras poblaciones, yo le decía a la gente, vivimos una larga noche oscura y pesadillesca”.

Una noche que para el cineasta comenzó con los asesinatos de Francisco Villa y Francisco Serrano en 1923 “y que cada vez ha sido más aguda” respecto tanto de la participación del Ejército y ahora la Policía Federal en la represión, como de la Marina Armada de México, “en fin lo que significa el Estado”, y actualmente el narcoestado.

“La gente fue muy perceptiva a este discurso, sobre todo los jóvenes, la película –Rojo amanecer- ha sido vista por más de 20 millones de espectadores, por cuatro generaciones de jóvenes”; algunos que luego se han convertido en militantes, y otros en presos políticos.

“Gran cantidad de ellos me han dicho que su iniciación política fue precisamente viendo Rojo amanecer. Entonces la película ha cometido un rol muy importante, yo diría que ya histórico en este país. Es un clásico por otro lado, del cine mexicano”, y fue un parteaguas en la filmografía nacional en muchos otros sentidos, expuso.

Rojo amanecer, propuesta originalmente como Bengalas rojas, “sigue su camino y su ciclo aún no ha terminado, pues sigue conmoviendo y emocionado a la par de hacer reflexionar a la gente, y pues todo eso me dejó un grato sabor de boca anoche”, dijo de su presentación en Zacatecas.

La Matanza de Tlatelolco es uno de los episodios de la noche pesadillesca que sigue padeciendo México, uno que aún está pendiente de reconocerse por el gobierno como genocidio.

“Y por tanto no hay culpables”. No obstante Xavier Robles señala sin duda a los ex presidentes Luis Echeverría Álvarez y Gustavo Díaz Ordaz, y descarta el argumento de la emboscada al Ejército.

De estos personajes, dijo, está más que documentado que fueron a la par, jefes del Estado mexicano y agentes de la CIA.

El escritor expuso que todavía es tiempo “de empezar a hacer detenciones” por este hecho a 50 años de que ocurriera, y que debería ser castigado aun si pasaran 100, “porque bien lo dice la gente, 2 de octubre no se olvida, ni se olvida ni se perdona”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ