Cohesión Social: el análisis del vínculo entre desarrollo y seguridad humana

Cohesión Social: el análisis del vínculo entre desarrollo y seguridad humana

En la preocupación que tenemos en el tema de involucramiento de jóvenes en la delincuencia, y al vincular esa realidad con el contexto del desarrollo (que conforma el cúmulo de factores de riesgo), es que llegamos a la pertinencia de analizar y encuadrar el problema en el concepto de Cohesión Social. No hay una causa lineal del problema de los jóvenes reclutados por el crimen organizado, sino que se trata de un efecto emergente de un cúmulo de factores que, en su mayoría, se expresan en los diversos indicadores del índice de Cohesión Social (CS). Así las cosas, vale la pena analizar el concepto de CS para imaginar las rutas tanto de diseño como de evaluación de una estrategia que atienda el problema.

El concepto de CS es relativamente reciente y ha tenido algunos cambios en el camino, que provoca que aún hoy se tenga que trabajar en su precisión. El concepto de CS, aunque tiene un uso desde antiguo, se pone en boga a partir de los noventa, cuando las reformas orientadas al mercado que desmontaron al Estado de Bienestar debilitaron los lazos sociales y provocaron crisis de unidad de las instituciones con la sociedad. La respuesta a la desestructuración social que provocó el neoliberalismo en Europa y América Latina es justamente el tema de la cohesión social vinculada a las políticas públicas.

desde los ochenta Europa sufrió procesos de exclusión, y con el proyecto de la unidad europea podían hacerse más graves. Dice Tironi: “La sensación de inseguridad, el temor de que todo fuera un castillo de naipes fue en ascenso (…) la Cohesión Social comenzó así a transformarse en un tema de la agenda pública (…) el concepto de cohesión social llama la atención de que hay procesos sociales que amenazan las lealtades entre los ciudadanos y la legitimidad de las instituciones que fueron propias de los arreglos sociales de la postguerra que se vieron desafiados por la globalización y la crisis del Estado de Bienestar”. Esto es, el arreglo social de la postguerra es justamente la ciudadanía de derechos, y la globalización con enfoque neoliberal ha minado esta ciudadanía a partir de destruir el Estado de Bienestar que la soportaba. Y ahora, como las consecuencias de dicha destrucción, tenemos un estado de exclusión, segmentación y fragmentación social que arruina las condiciones mismas del Desarrollo Humano.

Para el caso de la medición de la CS en Europa referimos a los indicadores del Consejo Europeo de Leaken: reunión con el título “Sobre el futuro de Europa” en Leaken, Bélgica, donde se estableció lo que luego se conoció como el portafolio de indicadores de Leaken; que en el campo de la CS, se Emplearon siete indicadores: (i) en distribución del ingreso: razón entre la parte capturada del quintil más pobre y el quintil más rico; (ii) porcentaje de la población bajo la línea de pobreza antes y después de las transferencias; (iii) persistencia de la pobreza: porcentaje de la población bajo la línea de pobreza durante tres años consecutivos; (iv) proporción de hogares sin miembros en el mercado laboral; (v) disparidades regionales: coeficiente de variación de las tasas de desempleo regional; (vi) baja escolaridad: proporción de personas de 18 a 24 años que no están en educación o capacitación y que tienen solamente baja secundaria; y (vii) tasa de desempleo de larga duración. El sistema de indicadores de Leaken fue para medir la exclusión social, y en el evento mencionado se puso de relieve que la exclusión sirve más que la pobreza monetaria para atender el tema del desarrollo social. Es muy importante esta consideración porque pone de relieve la no-equivalencia entre la exclusión y pobreza. Además, cuando discutieron los indicadores ponderaron la posibilidad de que pudieran ser sensibles a las intervenciones de política, y no sólo sean formas académicas de conocimiento del desarrollo social.

En un documento, la Cepal ubica el concepto de Cohesión Social: “opone a la idea de CS a la corrosión de la legitimidad y gobernabilidad de los Estados nacionales, la acentuación de las brechas sociales, el surgimiento de identidades autorreferidas, la excesiva racionalización económica y la tendencia también excesiva, a la individualización y debilitamiento de lo público”. Como vemos, las notas esenciales del concepto de CS pertenecen también a otros conceptos hermanos, como el caso de equidad, inclusión y bienestar. Por ello, una de las tares debe ser elaborar una distinción lo suficientemente clara como para que no exista confusión.  El documento ofrece la definición oficial de CS en los siguientes términos: “la dialéctica entre mecanismos instituidos de inclusión y exclusión sociales y las respuestas, percepciones y disposiciones de la ciudadanía frente al modo en que estos operan”. En esta definición intenta juntar la percepción entre equidad social y legitimidad política; entre variaciones transformaciones socioeconómicas y cambios en la subjetividad colectiva. Es relevante el acento que pone no sólo a la existencia de la exclusión, sino a la respuesta social a dicha exclusión.

Como podemos observar, es un concepto complejo. Y genera un índice que puede ir de 7 a 12 indicadores. Algo difícil de manejar. Sin embargo, si se lograra una forma de darle manejabilidad, la potencia para el diseño de una estrategia (y su respectiva medición) sería invaluable. Ojalá y en la ruta de construcción de propuestas sobre el tópico, accedamos a una academia con pertinencia que apoye estudios que se apliquen a resolver este tipo de problemas. La academia escolástica debe superarse.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70