La diferencia del esquema (macro)económico entre la izquierda y la derecha

La diferencia del esquema (macro)económico entre la izquierda y la derecha

Una familia calcula su economía con dos variables: entradas y salidas del dinero al hogar. Las entradas son los ingresos que se obtienen por trabajar, y las salidas por compra de insumos en referencia al precio de los productos. Así las cosas, son dos elementos que norman la economía: el precio de los productos y el tipo de empleo. Por esta razón, los economistas ponen a la inflación (situación de los precios) y el desempleo (factor de los ingresos) como los resultados nodales para ordenar el conjunto del sistema económico. La primera pregunta es, ¿qué tiene prioridad, el desempleo o la inflación, y por qué?

El sistema económico de una nación tiene cuatro componentes esenciales (que se usan para calcular el crecimiento de la economía de un país): el consumo de las familias, los gastos de inversión de las empresas, el gasto que hace el gobierno en su conjunto y los ingresos por vía de la venta al exterior o exportaciones. Estas cuatro cosas se estimulan o inhiben según el objetivo que se quiera. Por ejemplo, si se quiere impulsar el empleo y su calidad, se debe hacer crecer la Demanda Global, y para ello se estimulan al mismo tiempo cuatro medidas: (1) aumentar el consumo de las familias, y para ello se bajan los impuestos directos al consumo (el IVA); (2) se estimula la inversión productiva, y para ello se bajan las tasas de interés; (3) se aumenta el gasto público a través de las obras del gobierno en infraestructura, educación y salud; y (4) se estimula la exportación por medio de tipo de cambio bajo. Estas medidas aumentan el bienestar de la mayoría de la población, y son las medidas preferidas por gobiernos de centro-izquierda. Pero si se quiere dar certeza al control de precios (inflación) para contentar a las multinacionales, pues se hace otra cosa: (1) se aumentan impuestos al consumo, (2) se disminuye el gasto público, y (3) se reducen los costos de las empresas por medio de abaratar el precio del trabajo (salarios y prestaciones). Estas medidas son las preferidas por las derechas políticas.

Un partido de izquierda debe promover el primer esquema, y además medidas redistributivas para crecer con equidad. Para eso debe hacer presupuestos con sentido social, y crear una regulación laboral a favor de la estabilidad del empleo. Y la derecha siempre impulsa formas laborales a favor de los patrones: flexibilidad del trabajo, contención de los salarios y eliminación de derechos de huelga. Y decide el gasto del Estado en función del control de la inflación, por ello, siempre tira para bajo en los presupuestos sociales (apretarse el cinturón). Pues bien, el PAN siempre ha impulsado las recetas de las derechas, y el PRI de los últimos 30 años de igual manera; pero ahora lo novedoso es que el PRD se suma a estas recetas, con el argumento peregrino de que ellos ‘no son populistas’. En conclusión, ya está claro: el PRD se ha sumado al PAN en su tradicional recetario económico que tiene a las mayorías asfixiadas y a los muy ricos muy felices. Morena parce que se inclina por una economía de la Demanda y equidad. Eso se verá más claramente en la presentación de los criterios de política económica que fundamentan el presupuesto del año entrante. Y la votación sobre él será el acto de revelación de la posición en el tablero político. Con eso, el PRD será un partido abiertamente de derechas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ