Las crisis y las salidas a guate-peor

Las crisis y las salidas a guate-peor

En las crisis es común encontrar soluciones facilonas que se dirigen a las pasiones de los ciudadanos; generalmente a los disgustos acumulados. Hacer caso a este tipo de ofertas puede traer consecuencias peores a los problemas que las causaron. Para poner un ejemplo extremo (y por ello ilustrativo) podemos mencionar la forma en cómo desapareció la República de Weimar y que dio inicio al régimen nazi en la Alemania: por la alta inflación surgió fuerte irritación de buena parte de la población por las políticas de la socialdemocracia; dio como consecuencia que para acabar con los males, los nazis pusieran como diagnóstico la necesidad de acabar con las instituciones de la socialdemocracia. Ganaron las elecciones los ultranacionalistas y se acabó la defectuosa democracia. Sin duda esa democracia era muy defectuosa, pero, ¿qué pasó a cambio? La erección de un régimen totalitario que se convirtió en una de las peores huellas del mal en la historia de la humanidad. Como observamos con este ejemplo, una democracia defectuosa es preferible a una no-democracia.

En estos tiempos estamos muy molestos con la clase política: mediocre, corrupta y oportunista. Y ahora que ocurrió la tragedia del sismo en los estados del sureste y después en los del centro del país, nos llenamos de indignación al pensar en los abusos de dichos partidos parásitos que se aprovechan de las millonarias prerrogativas (que ellos mismos se aprueban) sin beneficios sociales directos. La clase política está muy desprestigiada. Mucho.

Sin embargo, debemos pensar en cómo mejorar esta demacrada democracia, no como eliminarla. Cómo construir un sistema de partidos que representen a los diferentes segmentos sociales y cómo hacer para que desde esos partidos se generen buenos gobiernos. No como entregar los partidos a los narcos o a la plutocracia. Si les quitamos el subsidio a los partidos significa que sólo aquellos con entradas económicas por vías de las oligarquías o los mafiosos tendrán recursos para operar. ¿Es esa una solución? Tenemos que pensarlo dos veces. Es cierto que el monto de las prerrogativas es abusivo, por lo que, sin duda, debe disminuir significativamente. Empero, no es lo mismo que tengan ningún ingreso. Pensemos las cosas un poco antes de promover medidas que por salir de guate-mala, nos lleven a entrar a guate-peor. Pensemos (por el contrario) cómo salir de la mala para entrar a la mejor. Y para eso, debemos pensar un poco menos con los intestinos. El enojo con los políticos y sus partidos, está bien que exista y se manifieste. Pero promoviendo medidas que remedien las cosas negativas, y no que nos conduzcan a una situación aún peor de la que tenemos ahora. Con esto tenemos suficiente, no necesitamos empeorar las cosas. La existencia del enojo es buena señal, es signo de que aún no llegamos a una sociedad cínica y que tiene capacidad de indignación, pero hace falta que desarrollemos la capacidad crítica ante nuestras reacciones. Ante un camino mal hecho, no es bueno elegir el desfiladero.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ