Las + Recientes

Retos de la educación indígena

Retos de la educación indígena

En la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos indígenas, aprobada por la Asamblea General de la ONU con fecha 13 de Septiembre de 2007, se afirmó que los pueblos indígenas contribuyen a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas, que constituyen el patrimonio común de la humanidad, además, se estableció que son iguales a todos los demás pueblos por lo que se reconoce al mismo tiempo, el derecho de todos a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales. En igual sentido, se reconoce que los pueblos indígenas han sufrido injusticias históricas como resultado, entre otras cosas, de la colonización y de haber sido desposeídos de sus tierras, territorios y recursos, lo que les ha impedido ejercer, en particular, su derecho al desarrollo de conformidad con sus propias necesidades e intereses. En este contexto, el artículo 11 de la citada Declaración textualmente señala que: los pueblos indígenas tienen derecho a practicar y revitalizar sus tradiciones y costumbres culturales. Ello incluye el derecho a mantener, proteger y desarrollar las manifestaciones pasadas, presentes y futuras de sus culturas, como lugares arqueológicos e históricos, objetos, diseños, ceremonias, tecnologías, artes visuales e interpretativas y literaturas. Como todos sabemos nuestros hermanos indígenas se encuentran en el sótano del escaso desarrollo que han generado los malos gobiernos en nuestro país, así, todos los días enfrentan a su suerte un cúmulo de obstáculos que los confinan cada vez más a vivir en condiciones de discriminación, rezago, miseria, pobreza y falta de oportunidades en general. Personalmente me he dado a la tarea de asesorar a algunos de mis hermanos indígenas y la verdad, he tenido que traducir, por ejemplo, las convocatorias para que los Wixárikas promuevan a través de proyectos productivos, sus artesanías, gastronomía, cultura y cosmogonía. Lo malo del caso es que estúpidamente exigen a los indígenas leer la convocatoria y afirmar que están enterados cabalmente de su contenido, como si para ello, las instituciones hubieran traducido previamente en los diversos dialectos y lenguas, los alcances de tales invitaciones a participar, por lo que a veces me da la impresión que dichas convocatorias están diseñadas precisamente para que ninguna etnia participe. Estoy convencido de que si no generamos que nuestros indígenas accedan a una educación que los forme en las distintas áreas del conocimiento, no podremos transitar con firmeza en la superación de sus retos personales y en el cumplimiento pleno de sus derechos humanos fundamentales. En este contexto, Linda King y Sabine Shieldmann publican a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) una importante obra denominada El reto de la educación indígena: experiencias y perspectivas que puede brindar muchas luces a esta asignatura pendiente en materia de educación en México. En dicha aportación académica se reconoce que se sigue negando a millones de personas el derecho a la educación y que los pueblos indígenas figuran entre los más afectados y desfavorecidos por esa negativa, además, King y Shieldmann afirman que la educación indígena tiene que afrontar un doble desafío: 1. Apoyar y promover la conservación, utilización y supervivencia de las culturas, idiomas, conocimientos, tradiciones e indentidades de los pueblos indígenas y, 2. Suministrar los conocimientos y competencias que permitan a los pueblos indígenas participar plenamente y en pie de igualdad en la comunidad nacional e internacional. Una de las estrategias que garantizarán a la superación del rezago educativo se relaciona con la cuestión financiera ya que las posibilidades de acceso de los alumnos indígenas a la enseñanza secundaria, media superior y superior, se ven limitadas por los problemas de costos. Otro factor importante se vincula con la educación intercultural bilingüe que promueve el entendimiento entre las culturas y la integración de los diferentes sistemas y lenguas de enseñanza aprendizaje, que en nuestro país, debiera encuadrarse en el nuevo modelo educativo. En todo caso, los objetivos de la educación indígena se centran en velar por que los pueblos originarios tengan igual acceso y posibilidad de alcanzar el mismo nivel de educación que cualquier otro ciudadano, otro propósito, pretende fortalecer sus identidades para promover la tolerancia, la comprensión, la paz y la justicia entre las culturas, así como el respeto a la diversidad cultural y lingüística, a la par que reconocer, respetar e incorporar los valores culturales, historia, lenguas, conocimientos, tradiciones y costumbres, incluyendo su relación espiritual que tienen con la Madre Tierra y la naturaleza. Todos estos factores y más, debieran integrarse  en una educación en la que nuestros hermanos indígenas se empoderen y puedan enfrentar con éxito las amplias brechas que se han construído en torno a ellos, aunque con todo, nunca podrán opacar su grandeza, su cultura y el gran aporte que generosamente han brindado en la consolidación de México y otras naciones. ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

 

[email protected]

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ