Un sueño americano

Un sueño americano

Otro ciudadano zacatecano ha perdido la vida en su intento por cruzar la frontera para alcanzar el denominado sueño americano. La semana pasada un tráiler fue abandonado en el estado de Texas con alrededor de 40 indocumentados, de los cuales cinco eran zacatecanos; uno de ellos murió.

En el discurso oficial, los migrantes son para el gobierno un ejemplo de fortaleza, empeño, dedicación, trabajo y esfuerzo. Y es verdad que nuestros connacionales tienen esas cualidades, pero la realidad es también que son personas que se han visto obligados a abandonar la tierra que les vio nacer para buscar en un territorio ajeno las oportunidades que su gobierno les ha negado. Los migrantes son desplazados forzosos, que no encontraron en su lugar de nacimiento las condiciones para gozar de una vida digna.

El aparato gubernamental ha acaparado la riqueza, negando siquiera la posibilidad de alimentación para otros sectores de la población. Hoy vemos que algunos ex gobernadores son encarcelados por sus abusos, porque saciaron su deleznable deseo de riqueza a costilla de quienes salen del país a soportar humillaciones, racismo y jornadas laborales intensas, para poder ofrecerle algo diferente a sus descendientes. Tristemente otros abusadores del poder ni siquiera han recibido castigo todavía.

Coincido con el doctor Manuel Ibarra Santos, quien en su ensayo denominado “Emigración zacatecana y la gran fractura social”, señala que los elevados niveles de emigración que registra la entidad están asociados a la histórica ineficiencia del aparato de Estado y a sus diversos gobiernos, para estructurar un modelo económico capaz de generar bienestar y desarrollo…

Añade que “la impresionante ola migratoria de Zacatecas, está asociada a la existencia de una economía con muy poca capacidad de respuesta a la demanda de empleos”.

El actual gobierno es un ejemplo de ello; y la promesa que hizo Alejandro Tello de crear durante su administración 40 mil nuevos empleos, se ve muy lejana. Otro aspecto a resaltar, es que  gobiernos anteriores, como el de Alonso Reyes, privilegiaron la llegada de empresas maquiladoras que explotan a sus trabajadores, y pretenden conformarlos con sueldos de miseria.

Según datos del INEGI, entre 2008 y 2013, Zacatecas fue la entidad que registró una mayor pérdida de población a causa de los fenómenos migratorios.

Ahora un zacatecano se suma a la lista de los miles de muertos que han intentado llegar al país de las barras y las estrellas. El periódico La Jornada publicó en octubre de 2016, un artículo en donde se destaca que según datos del Centro Colibrí para los Derechos Humanos, más de 6 mil 500 migrantes indocumentados han perdido la vida en la frontera de los Estados Unidos con México desde 1998.

Existen historias estremecedoras y terroríficas de los migrantes que buscan cruzar la frontera. No podemos olvidar la masacre de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, o testimonios como el de una joven  hondureña de nombre Vanesa, quien relata en el suplemento, “La pesadilla mexicana”, publicado también por este diario, su travesía desde el país centroamericano, destacando que la parte más difícil para cumplir el sueño americano es cruzar por México. Padeció hambre, frío, sed, escuchando historias de mujeres que eran violadas a diario, usadas como trapo.

Zacatecas es de las entidades con un mayor índice de repatriación. En 2014 fueron deportados 6 mil 127 zacatecanos.

Se estima que en Estados Unidos viven alrededor de un millón 500 mil zacatecanos. Existen reportes periodísticos en los que se indica que la migración es un fenómeno que ha ido dejando desolados algunos pueblos de la entidad.

El dramatismo que genera la migración se pudo ver recientemente, cuando familias de zacatecanos tuvieron la oportunidad de volver a reunirse con sus seres queridos tras más de diez años de no verse. Lo anterior se logró a través del programa “Corazón de Plata”, por medio del cual se consiguen visas humanitarias a personas de la tercera edad que ansían ver de nuevo a los suyos.

Pero no basta con este tipo de programas. A pesar de considerarse un estado binacional, Zacatecas no cuenta con políticas públicas de gran impacto en favor de los migrantes. Actualmente no existe una estrategia real para atender a los migrantes deportados, para aprovechar sus conocimientos, e impulsarlos al mundo emprendedor. No se dan respaldos reales que permitan a los pequeños empresarios ser competitivos y por ende generar empleos que contribuyan a evitar la partida de más ciudadanos. Se sigue ponderando el anuncio de inversiones extranjeras que sólo vienen a aprovecharse de una mano de obra barata. La pobreza cala hondo en Zacatecas, y no es necesario buscar testimonios en municipios lejanos, aquí mismo en la capital se puede uno encontrar un área llena de nuevos departamentos, y en la acera de enfrente observar casas de lámina y cartón. Sin embargo parece que es más fácil voltear la cara, y dejar que siga vivo el sueño americano. ■

 

*Diputada local de Zacatecas.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ