PRI y PAN, el lucro político con el matrimonio homosexual y el aborto

PRI y PAN, el lucro político con el matrimonio homosexual y el aborto

■ Perspectiva Crítica

En el marco de la carrera a la Presidencia de la República de 2018, el Estado de México destaca como un punto clave para posicionarse políticamente. En razón de ello, la “guerra sucia”, las descalificaciones y las encuestas a modo se han vuelto cada vez más constantes en los medios de comunicación en los pasados meses. No obstante, en los últimos días hubo dos declaraciones que llaman la atención por su paralelismo y sus implicaciones ideológicas: las palabras de Alfredo del Mazo y Josefina Vázquez Mota, candidatos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el Partido Acción Nacional (PAN), respectivamente, a gobernar el Edomex.

Del Mazo se pronunció en contra de la despenalización del aborto y el matrimonio entre individuos del mismo sexo, y tan sólo unas horas después, Vázquez Mota hizo un señalamiento idéntico. La declaración es más congruente para la candidata panista en razón de las inclinaciones ideológicas de derecha que de facto presenta su partido, que para un candidato de un partido político de supuesto “centro”, que en múltiples ocasiones ha empleado el discurso de “tolerancia”, “inclusión” y “respeto a la diversidad” con la intención de mostrarse progresista y buscar el voto de sectores menos conservadores y prejuiciosos.

Ahora bien, las inclinaciones ideológicas de los candidatos y los partidos son cosa de ellos; están en su derecho a pronunciarse a favor o en contra de lo que les parezca más conveniente. No obstante, lo que sí es cuestionable es el contexto en el que se hacen esas declaraciones, y en ese sentido hay dos cosas que conviene destacar: el oportunismo para el pronunciamiento, y las implicaciones sociales de medidas como las que esos candidatos proponen.

Sobre lo primero sobresale que son posturas “al vapor”, es decir, se fijan de manera precipitada, y no son la culminación de un discurso serio y continuo hacia los votantes. En suma, del Mazo se aventura a pronunciarse a favor del aborto y en contra del matrimonio homosexual no por congruencia y conciencia social, sino por el cálculo político de verse favorecido por el voto del sector electoral que se guía por la cerrazón, la falta de tolerancia y los prejuicios. Josefina por su parte, simplemente copia de forma descarada la ocurrencia priísta, sin importarle que la tilden de falsa o carente de ideas propias.

La segunda cuestión tiene que ver con la realidad social que presenta un lugar como el Estado de México.  De acuerdo a VICE news (citando cifras de organismos oficiales), se han registrado más de 12 mil 950 casos de agresión contra mujeres en el Estado de México desde 2012. Muchos de estos casos corresponden a la órbita de los llamados “feminicidios”, que ya superan hasta por 10 veces a los registrados en Ciudad Juárez, uno de los lugares emblemáticos durante los últimos años en materia de “feminicidio”. No obstante, muchos otros casos corresponden a violaciones sexuales, vejaciones, acosos callejeros, maltratos intrafamiliares, etcétera, los cuales no se denuncian (cifras negras), o sobre los cuales hay incluso una procuración de justicia menor en razón de que no son considerados delitos tan “graves” como los feminicidios.

Varios de estos delitos sexuales se ejercen en contra de mujeres vulnerables y niñas, muchas de las cuales se ven orilladas a prácticamente truncar sus proyectos de vida al tener que hacerse cargo de un bebé producto de una violación, o de la ignorancia supurada por un entorno adverso. Una situación como esta al menos tendría que revisarse por parte de los candidatos a gobernar un lugar tan complejo como el Edomex, y en caso de mantener posturas como la de la negativa al aborto, asumir su responsabilidad de presentar un proyecto serio a favor de la seguridad de las mujeres en Edomex, la atención de víctimas y las oportunidades de vida en materia laboral. Ni Josefina Vázquez Mota ni Alfredo Del Mazo cuentan con algo remotamente parecido, lo que implica una irresponsabilidad de su parte, y refleja que con tal de hacerse del poder en 2018 seguirán emitiendo declaraciones “al vapor”.

Otro tanto ocurre con los homosexuales, travestis, lesbianas y otros individuos que se “salen” del riel de moralidad que proponen personas como Del Mazo o Vázquez Mota. Más allá de la negativa a contraer matrimonio, este sector se ve orillado a una posición de vulnerabilidad en tanto el prejuicio que se emite desde los gobernantes por sus preferencias sexuales, redunda en un estigma social que los lleva a ser marginados en materia laboral, de convivencia social, e incluso parental, en tanto se les coarta la posibilidad de iniciar una familia.

Resulta muy delicado el discurso de ambos candidatos de cara a 2018, pues en el ánimo de contrarrestar la decadencia de su credibilidad -en particular de los priístas-, parece que no tendrán reservas para lucrar con la situación vulnerable de múltiples sectores de la población, aunque ello les implique revelar su inmoralidad y falta de responsabilidad para con la gente. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ