Guerra, violencia: lo político y la política (I/II)

Guerra, violencia: lo político y la política (I/II)

Para nosotros, la reflexión sobre Colombia, tiene una especial importancia, por razones que hemos expuesto en otros momentos, aunque  en gran medida son de sentido común, estudiar  las convergencias -y divergencias-  entre nuestro país y el hermano país sudamericano, es una tarea teórica -y política- muy importante, si queremos que la paz, y la verdadera democracia, se conviertan en las salidas aún por hacer, para evitar que la actual catástrofe -la violencia y la guerra en curso- continúen destruyendo el futuro de nuestras sociedades, tragedia que -aunque diferenciada, compartimos-.

Basta pensar en algunas dinámicas socialhistóricas y políticas, extremadamente negativas, más o menos conocidas, y  visibles entre otros indicadores, en las estadísticas sobre las víctimas de esos “campos de guerra” en que se han convertido ambos países. Reflejadas en las frases, por cierto imprecisas -e injustas-, cuando son aplicadas a terceros países que sufrirían tal tipo de tendencias [o incluso “de influencias”] con todos los efectos estigmatizantes que conllevan, y que han sido  adjetivadas primero como  “la colombianización”, o ahora, como “la mexicanización” de otras sociedades, que serían -de igual forma a la de ambos países- carcomidas por la violencia legal e ilegal, en esa descomposición sin fin, en que parecemos precipitarnos,  sin solución aparente  a la vista.

Aquí, me limitaré a exponer algunas ideas de Emanuele Profumi, autor  italiano, estudioso del pensamiento de Cornelius Castoriadis y de Hanna Arendt, [entre otros autores].

Profumi ha elaborado -y publicado-  una reflexión amplia y profunda, sobre la violencia y la guerra,  recurriendo a la distinción entre lo político y la política,   desde una perspectiva  filosófico-política [apoyándose en los autores arriba señalados],  centrada en la “creación política”, y empleada en una original  interpretación  de la historia y la situación actual de Colombia. Una obra que  considero puede tener especial relevancia para nosotros.

La tesis de este autor, es que Colombia vive bajo un Estado de guerra, producto de una historia compleja, que no es resultado de una decisión política, (como nosotros en el caso de Felipe Calderón) sino que es -más bien- producto de una específica formación de la esfera de “lo político”, que ha asumido el principio de la violencia y de la guerra, y que ha adquirido un papel central en el imaginario social dominante, que reproduce de ese modo la violencia y la guerra, bloqueando  a las fuerzas sociales  que forma e in-forman,  a partir de otro imaginario social (el de “la política”) los procesos de paz y de democratización.

Y ese sería el conflicto esencial que hay que desentrañar para,  de acuerdo con Profumi, darle una salida no-violenta, pacífica y verdaderamente democrática, a Colombia,  país que que de otro modo continuaría  -más que probablemente- subsumido en  una espiral de guerra y de violencia  sin fin.

La distinción entre “lo político” y “la política”,  ha sido utilizada por Paul Ricoeur,  Claude Lefort, Chantall Mouffe, entre otros.  Profumi,  recurre a la distinción elaborada por Cornelius  Castoriadis. Así, la esfera de “lo político”, sería  aquella “del poder colectivo y de la elaboración de la ley común”;  mientras que la esfera de la “creación política”, sería  aquella propia del “movimiento de politización de la sociedad que pide una democratización real”. Se tratan, como veremos de dos esferas que están en franca oposición, y cuyos conflictos efectivos condicionan la historia y la realidad actual  de Colombia.

Entonces tendríamos, por un lado, un movimiento/proceso instituyente, que se opone a la guerra, y que se propone una creación política, basada en una poder colectivo, capaz de funcionar efectivamente  de un modo  democrático popular. Por el otro lado, el Estado, con sus estructuras políticas, jurídicas y militares, que se erigen  como defensores  de “lo político”.

Ambas esferas del poder colectivo, se distinguen por el tipo de relación que establecen con la violencia y con la guerra. Mientras que “lo político” funciona gracias al principio de exclusión de la alternativa de poder,  recurriendo -para mantener el poder y para continuar con  la exclusión de los otros-  a la violencia y a la guerra.

En este mismo sentido, Profumi, señala la importancia en un periodo histórico reciente [1990-2016] de las múltiples y plurales formas de participación de la sociedad civil, para luchar por  la paz. Entre muchas, estudiadas por Profumi, citaré a  las “Comunidades de Paz”, y a las “comunidades de los pueblos indígenas”  de la región del Cauca, que desafían al sistema y proclaman la necesidad de superar la crisis social que el sistema no ha podido resolver.  Creando políticamente  modos  de auto-organización, que incluyen formas de democracia directa.

El régimen colombiano se organiza utilizando la guerra y la violencia para bloquear cualquier cambio democratizador. Mientras que la “creación política”, niega el principio de la violencia y se opone a la guerra como institución central que organiza la sociedad.

Profumi,Emanuele.2016.Colombia-la-pace-e-nostra. Roma/Exhorma/Edizioni.

Profumi,Emanuele,2016, RevistaCálamo.N0.5/2016

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ