Las + Recientes

Los medios de comunicación y el buen gobierno

Los medios de comunicación y el buen gobierno

Según la UNESCO, el buen gobierno implica una mayor participación de la sociedad civil en la toma de decisiones, la instauración del Estado de Derecho, la lucha contra la corrupción, la transparencia, la rendición de cuentas, la reducción de la pobreza y la vigencia de los derechos humanos. Todos los aspectos del buen gobierno se ven facilitados por la existencia de medios de comunicación sólidos e independientes que reflejen la diversidad social. Si se desea consolidar el buen gobierno es indispensable que los periodistas tengan la libertad de supervisar, investigar y criticar las políticas y acciones de la administración pública. Los medios permiten a la población realizar controles y evaluaciones continuos de las actividades del gobierno, y proporcionan un foro de debate para contribuir a dar voz a las preocupaciones públicas.

Para que los medios sirvan el interés público, los gobiernos tienen que proteger la independencia de su funcionamiento y permitir la expresión de diversos puntos de vista en la sociedad. Por ello es que en el apartado 8 del capítulo V del Informe Anual de la Relatoría Especial Para la Libertad de Expresión 2010, denominado: “Pluralismo informativo y publicidad oficial”, destacan los siguientes principios relacionados con el pluralismo en el sistema de medios: “77. Los Estados deberían establecer políticas y destinar recursos para promover la diversidad y el pluralismo de medios a través de mecanismos de ayudas indirectas o subsidios explícitos y neutros, diferenciados de los gastos de publicidad oficial. La pauta estatal no debe ser considerada como un mecanismo de sostenimiento de los medios de comunicación”. Y “79 …, los Estados tienen el deber de impulsar el pluralismo informativo. Para ello, deben adoptar medidas para que los mercados en los que operan los medios de comunicación sean abiertos, plurales, diversos y no concentrados”.

Lo anterior constituye la base conceptual que ha guiado la actividad del equipo que edita La Jornada Zacatecas desde hace 11 años, que nos ha permitido enfrentar las crisis que han puesto en riesgo nuestra propia existencia como medio, la del 2010 y la que inició con la actual administración gubernamental, de la cual todavía no hemos terminado de salir, lo que se refleja en una disminución de nuestra circulación en papel y del programa de Foros de Libertad. Convencidos de la fortaleza de los conceptos referidos arriba, seguimos insistiendo ante las fuentes de publicidad públicas y autónomas para participar en sus campañas publicitarias mediante los convenios correspondientes, intentando convencer de que el tamaño reducido del mercado local de la publicidad privada provoca un sobredimensionamiento de la importancia de la publicidad gubernamental y de otros organismos que administran recursos públicos, en el funcionamiento normal de las empresas del sector, lo que, por cierto, también ocurre en la edición de libros, en la industria de la construcción, del comercio y muchos otros sectores igual de relevantes. El escaso desarrollo económico de la entidad también provoca que el sector público sea el mayor empleador, y que hasta las líneas de aviación y las empresas extranjeras de autopartes requieran del subsidio gubernamental para iniciar operaciones y mantener su presencia en la entidad. Ello no disminuye, sino al contrario, nuestra independencia editorial.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ