Gobierno de Ciudad Cuauhtémoc viola el Estado laico; organiza Viacrucis

Gobierno de Ciudad Cuauhtémoc viola el Estado laico; organiza Viacrucis
En el municipio Cuauhtémoc, el ayuntamiento convoca a participar en el Viacrucis y “revivir con nosotros la pasión de Cristo”, violando los principios del Estado laico. Cartel de la convocatoria ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Conducta tiene dos razones: por ignorancia o como implicación “para ganarse simpatías y votos”, explica

■ La estrategia es fallida a largo plazo; cosas públicas y creencias van en caminos distintos, comenta

El caso del municipio Cuauhtémoc, donde el ayuntamiento, y expresamente el presidente municipal por la alianza PRI-Verde, Juan José Álvarez Martínez, convoca a participar en el Viacrucis y “revivir con nosotros la pasión de Cristo”, no es algo excepcional, comenta el historiador José Enciso Contreras.

El estudioso observó que son muchos los municipios del estado de Zacatecas e incluso la propia estructura de la entidad federativa, cuyos políticos de todos los partidos, insisten en seguir acopiándose simpatías y votación a partir de mezclar cuestiones religiosas con la cosa pública, “y con ello violar arteramente los principios de la Constitución de 1917”.

Este comportamiento tiene dos explicaciones, dijo, “una supina ignorancia” y nula preparación política y cívica de los cuadros políticos que hoy en día regentean el poder, y que deviene de años de un pragmatismo que ha generado “un total desapego y absoluto desprecio por la formación política que implica conocer el estado de Derecho y la Constitución”, y la otra, “como implicación”, la recurrencia a argumentos de tipo religioso “para ganarse simpatías y votos”.

Observó sobre esta estrategia que es absolutamente fallida a largo plazo, porque a partir del propio Derecho moderno, la Constitución mexicana de 1917 es realmente de avanzada, al haber reafirmado lo que ya se había creado desde 1857, la separación del Estado y las iglesias.

“Es decir, las cosas del Estado, las cosas públicas van por un lado como cosa pública, y las creencias religiosas se reducen al espacio que deben tener, es decir a la vida privada”.

No obstante señaló que “nuestra clase política asume una especie de premisa, que dice: ¿De qué sirve ser católico si la gente no se entera?”.

La conducta pública de los políticos “no implica mucha devoción en la mayor de los casos”, sino que busca llegarse las citadas simpatías, refrendó.

De esta manera José Enciso Contreras puso en entredicho “la honesta convicción de fe” de los funcionarios públicos que ostentan su religiosidad, y recordó el caso de Miguel Alonso Reyes, ex gobernador del estado, quien incluso encabezó peregrinaciones.

Dijo que realmente el personaje “nos sale debiendo recursos y obras, y su integridad moral ha resultado seriamente cuestionada en muchos sectores de la opinión pública, no sólo estatal sino nacional”, por lo que observó sobre el caso que “un auténtico devoto para empezar, no roba, entre otras cosas”.

Ante la sospecha grave de peculado que prevalece sobre el ex gobernador del estado, “uno se pregunta, ¿realmente era tan auténtica y genuinamente creyente? Yo discrepo. Entonces, se me hace algo bastante lamentable”.

Reiteró que el caso del municipio Cuauhtémoc no es único y trajo a colación el de Guadalupe, “otro caso sonado”.

En este contexto de reiteraciones de la violación a los principios del Estado laico insertos en la Constitución que el próximo 5 de febrero cumplirá 100 años, “políticos de mediano y medio pelo se van haciendo a ese tipo de comportamientos que les reditúan a corto plazo, beneficios políticos”.

Concretamente sobre la convocatoria a representar personajes bíblicos en que se involucró al ayuntamiento de Cuauhtémoc conjuntamente con las autoridades eclesiásticas del lugar, y que suma la autopromoción con un llamado en primera persona a “revivir con nosotros la pasión de Cristo”, Enciso Contreras refirió, “es como si estuviéramos en la máquina del tiempo en el periodo colonial, en el que había una religión oficial a marchamartillo, y quien no tuviera esa religión, que era la católica, era sujeto de persecución jurídica y de penas que, incluso, podrían llegar a la muerte”.

Para el ex docente-investigador en las unidades académicas de Derecho e Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas, esto es como “darle la vuelta a la historia, como si aquí no hubiera pasado nada, no hubiera pasado un proceso de modernización en México, de creación del Estado mexicano”.

Esta expresión desde al ayuntamiento manifiesta insistió, “un absoluto desprecio por la historia y por la sangre de generaciones que nos han legado un Estado moderno, y que confiaron en que los mexicanos tuviéramos una mínima instrucción”, visible en la propia de la clase gobernante, ausente de formación cívica.

En esta demarcación también el ex alcalde, Alfredo Zamarripa Sandoval, destinó recursos del Programa 3X1, que dirigirse a obras que ayuden a paliar los niveles de pobreza, para la construcción del Templo del Señor de la Misericordia, violando con ello las reglas de operación y asimismo los principios del Estado laico.

En una nota publicada en este medio hace un año, el 5 de febrero de 2016, se menciona que “Cuauhtémoc es un municipio en el que 7 de cada 10 personas viven en condiciones de pobreza y en el que 80 por ciento de sus habitantes obtiene ingresos que están por debajo de la línea de bienestar”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70