Gasolinas y prestaciones laborales: la articulación de una lucha popular

Gasolinas y prestaciones laborales: la articulación de una lucha popular

Todos los trabajadores de la educación del estado están en problemas similares. La seguridad social y el pago de prestaciones están en duda. Y la situación común se refleja en los estados de la deuda en esos dos renglones: así como el Cobaez pasó de 33 a 200 millones de deuda con el Issstezac, y de 7 a 89 millones con el IMSS, la UAZ ya rebasó los mil millones por ese concepto. Y todos los adeudos son por medidas mal tomadas por administraciones anteriores, como el caso de la reforma a la ley del ISSSTE-ZAC, que la publicitaron como la solución a dichos problemas. Pero nada de eso fue ni es cierto. Aumentaron las cuotas de la patronal y de los trabajadores pero no hicieron las aportaciones correspondientes. Igual que en los demás casos: la patronal (que son instituciones públicas) nunca hizo las aportaciones. De igual manera las prestaciones como las primas de antigüedad y los aguinaldos están sin respaldo financiero. Hay insuficiencia crónica del estado de Zacatecas para hacer sus aportaciones en las obligaciones educativas. En todos los niveles Zacatecas está por debajo de la media nacional en aportación estatal a los presupuestos educativos. Pero estamos en un estado sin ingresos propios. Perennemente hundido en la pobreza y dependiente de los recursos federales. Y con las políticas re-centralizadoras de los recursos para educación, el acceso a dinero fresco se dificulta mucho. Por todo esto, debemos preguntar si el Gobierno estatal es sólo un administrador de recursos federales o es un gestor del desarrollo y generador de nueva riqueza. A la fecha, claramente es lo primero.

La sociedad zacatecana ante el anuncio del posible cierre de un subsistema de bachillerato que atiende a 17 mil estudiantes en 40 planteles en el estado, se manifestó en solidaridad con el Cobaez. Además de los sindicatos del Cecytez, Utez, Conalep y de la UAZ. Y una nota muy importante: anunciaron que en la marcha contra el gasolinazo sumarían la demanda de apoyo al Cobaez. Lo cual significa que no sólo se unen los sindicatos educativos, sino que se articulan demandas de origen distinto acusando una misma causa. Esa articulación es el inicio de un movimiento ascendente de corte popular, porque ya no es la fragmentación gremial, sino el enlace de demandas de distintos sectores que conforman verdaderos movimientos populares. Falta que se empiecen a articular campesinos, comerciantes y colonos. La espiral se hará ancha. Así se construye un pueblo: educadores, campesinos, estudiantes, choferes, médicos, y otros sectores… juntos. Se vislumbra ascenso de lucha popular. En tres semanas los universitarios tendrán su revisión de contrato y también con problemas muy graves, ¿se expresarán los productores agrícolas? Todos ante un estado pobre y saqueado. Un gobierno al servicio de inversionistas espoliadores y parasitarios. El hartazgo se siente en el ambiente. Veremos si este ascenso popular se concreta y si la reacción de los gobiernos (federal y estatal) no toma la falsa vía de la represión, sino la de la prudencia, la escucha seria y promotora de cambios.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70