Será lento igualar los resultados de Finlandia en educación: Ávila

Será lento igualar los resultados  de Finlandia en educación: Ávila
Ubaldo Ávila Ávila, secretario de Educación en el estado de Zacatecas ■ FOTO: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

■ El procedimiento es distinto pero es el “camino correcto”, asegura secretario del ramo

■ México, país de la OCDE que menos eroga en cada uno de sus estudiantes, informan

“Si somos distintos, tenemos que llevar una reforma distinta con el propósito de llegar a los mismos resultados, que es lograr una educación de calidad”, dijo Ubaldo Ávila Ávila, secretario de Educación en el estado de Zacatecas, sobre las diferencias entre la reforma educativa finlandesa de 1977 y la que actualmente trata de implementar el gobierno mexicano.

En el país nórdico se generalizó la educación pública haciendo desaparecer la instrucción privada, de manera que todos tuvieran acceso a la misma calidad educativa en cualquier escuela en que cursaran sus estudios, sin importar que fuera citadina o rural, dotando de manera obligatoria de alimento, libros, transporte, materiales escolares, servicios médicos y psicológicos a sus niños de entre 7 a 16 años.

Los resultados de esta estrategia y la alta valoración del maestro, a quien no se evalúa luego de haber egresado de la licenciatura donde aprueba los conocimientos para ejercer la profesión, entre otros aspectos, han constituido a Finlandia como uno de los países mejor posicionados según los resultados que exhibe la prueba Pisa que aplica la OCDE, actualmente el número sexto de la lista, donde México ocupa el lugar 56.

En oposición, en el sistema escolar mexicano cada vez más los padres de familia contribuyen económicamente con los gastos escolares, que ya incluyen servicios, infraestructura, mobiliario y materiales escolares, entre otros.

Algunos más, ya han optado por inscribir a sus hijos en escuelas privadas, en una tendencia creciente, que en México ya involucra al 15 de las escuelas en el nivel básico, según expone Cristina Casanueva, investigadora en la Universidad Iberoamericana, citada por el portal noticiasenlamira.com en nota del 7 de abril de 2016.

“El fracaso que han tenido muchos gobiernos por proporcionar educación de calidad ha dado lugar al favorecimiento de instituciones privadas de mayor costo”, según de The Economist, se agrega a la información, que también alude la estimación de la Unesco respecto de que “la mitad del gasto en educación en los países en desarrollo es cubierto por los padres”.

México gasta 5.2 por ciento de su Producto Interno Bruto en educación, esto lo ubica como el país que menos eroga en cada uno de sus estudiantes, de entre los que se integran a la OCDE. El dato para el año 2012 registraba 2 mil 600 dólares por alumno que contrastan con los 8 mil 200 en promedio que registran demás los países.

Sin embargo el tema de “la calidad educativa”, así expuesto de manera genérica, se ha centrado en seleccionar mediante exámenes de evaluación a “quienes van a tener la función de docentes”, según dijo Ubaldo Ávila Ávila.

A pesar de la realidad que ofrecen los datos, el secretario de Educación del estado de Zacatecas, observó en entrevista, que más que desigualdad en México lo que existe es una diversidad, entre la que destacó la plurilingüística existente en diferentes estados del país.

Y aunque comparativamente con Finlandia expuso, “no es lo mismo familias que tienen ingresos aceptables que familias que no tienen no tiene qué comer”, refirió sobre el tema de la tendencia creciente hacia la educación privada, y no la generalización de la pública como ocurrió en Finlandia en su reforma educativa hasta hacer casi desaparecer a la primera, que “bueno, no quiero comentar que esa sea la ruta en México”.

“La verdad que nosotros en México pretendemos un respeto a la ciudadanía para que tenga opciones y sea el ciudadano quien determine si lo lleva a una escuela pública –a su hijo o hija- o a una privada, es una decisión personal”.

El funcionario subrayó los 40 años que han pasado desde que Finlandia realizó la citada reforma que le ha permitido ocupar los primeros lugares en educación, según resultados en matemáticas, lenguaje y ciencias que exhibe la prueba Pisa de la OCDE. Por lo que aseveró sin ofrecer expectativas concretas, que “significa que –México- tendrá un proceso lento” para llegar a los mismos niveles, pero siguiendo un procedimiento cualitativamente distinto, que no obstante calificó de ser “el camino correcto”.

El magisterio zacatecano se ha manifestado contra la Reforma Educativa de EPN ■ FOTO: ANDRÉS SÁNCHEZ

Sistema educativo mexicano, creado
para preservar una sociedad acrítica

A diferencia de Finlandia, el sistema educativo en México ha sido creado para preservar una sociedad acrítica y para mantener intactos los intereses de los grupos de poder, motivo por el cual la figura del maestro es denostada por el propio Estado, opinó Víctor Hugo Montoya Gómez, dirigente del Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano (MDMZ).

A ello se le agrega que en México no hay las condiciones de infraestructura necesarias para ofrecer una educación de calidad, incluso muchos planteles sin energía eléctrica, así como un salario muy reducido para los profesores.

En ese sentido, informó que el salario promedio de un maestro en México es de 9 mil pesos al mes, cifra muy distante al que percibe un docente en Finlandia. En esa situación, muchos buscan otra fuente de ingresos y en consecuencia descuidan su labor en el sistema educativo.

En su caso, comentó que tiene un taller de carpintería, mientras que otros más venden productos por catálogo o instalan tañerías, “lo que te lleva a desatender tu materia primordial de trabajo que es la docencia”.

Montoya Gómez señaló que, mientras en Finlandia y otros países la figura de maestro es respetada, aquí es el gobierno y el Estado el que se encarga de denostarlo en conjunto con las principales empresas de comunicación masiva, especialmente Televisa.

Contrario a lo que ocurre en esos países europeos, en México las reformas educativas no buscan mejorar la calidad en la educación, sino atentar contra la estabilidad de los maestros en su centro de trabajo.

Respecto al modelo educativo que dio a conocer Aurelio Nuño, secretario de Educación, dijo que se trata de un proyecto que es inviable por las condiciones de pobreza, desigualdad, desempleo, violencia e inseguridad, elementos que interfieren en el proceso educativo.

Aunque en los países que cuentan con los mejores sistemas educativos los maestros no son sometidos a evaluaciones, Montoya Gómez aseguró estar de acuerdo en ese proceso, pero no como se plantea en México porque implica el despido para los docentes que no la aprueben.

“Mucha gente que andamos en las calles estamos de acuerdo en ser evaluados, pero exigimos que sea el Estado quien garantice la formación. Sin embargo, choca la idea de educación que tienen con la que percibe uno como docente y más los que integramos la disidencia”, comentó.

Indicó entonces que los maestros sí deben ser evaluados en México, pero no con los propósitos que tiene la Reforma Educativa, entre los cuales está despedir maestros para ejercer mayor control de estos, sino que el docente tenga acceso a los resultados y conozca sus deficiencias.

En su caso, dijo que tiene 15 años de servicio y durante ese tiempo ha sido evaluado sin que tuviera acceso a los resultados, por lo que no hay un proceso genuino que busque mejorar la calidad educativa.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70