Educación y desarrollo

Educación y desarrollo

En plena globalización, los pueblos y las naciones buscan insertarse en este nuevo escenario mundial, el éxito del desarrollo económico, social, político y cultural depende ahora de la calidad de sus sistemas educativos, donde se forman y educan los jóvenes y niños que se  enfrentarán a un mundo cada vez más complejo y competitivo.

Debe ser en la formación de desarrollo humano en donde se determinan las nuevas estrategias de desarrollo socioeconómico de nuestros pueblos, y que de ello dependa la calidad de sociedad que podamos construir.

La educación es considerada hoy, como el elemento más valioso y determinante en la arquitectura de la sociedad del futuro y debe considerarse como la mejor inversión social.

La educación en México es un derecho fundamental, un bien público, garantizado en nuestra Constitución, por lo que el Estado mexicano está obligado a asegurarle a sus ciudadanos una educación laica, gratuita, obligatoria y de calidad, es además, el medio ideal con el cual se promueve la justicia, la equidad  y la movilidad social, por lo anterior es preocupante el rezago y la deficiente calidad educativa, y es uno de los más serios problemas de nuestro país y de nuestro estado.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) de la ONU 2014, que mide los parámetros de calidad de vida en diferentes países del mundo, en el que le da a la educación un peso importante, ocupamos como país, el lugar 53, no obstante que nuestro volumen económico mundial nos ubica entre las 15 economías más grandes del mundo.

A la vez, y en gran parte se explica por el mismo fenómeno, que hemos caído en el rango  de competitividad, ya que en 6 años pasamos del lugar 31 al 56.

Este contexto nacional  es un elemento que explica en parte, el problema del bajo nivel de la calidad educativa en nuestro Estado, por lo que, una de las tareas fundamentales es el enfrentar y proponer estrategias que permitan transformar nuestro sistema educativo y no sea ya un cuello de botella del progreso de nuestro Estado, si no, por el contrario, deberá ser el detonante y motor del desarrollo económico, político y cultural de nuestra sociedad. Requerimos que nuestros niños y jóvenes adquieran habilidades, destrezas, competencias y valores, y que desarrollen los conocimientos que les permitan resolver problemas complejos de la sociedad actual, caracterizada por la incertidumbre y faltas de certezas sociales.

La sociedad del conocimiento, de la que tanto se habla, es una de las muchas consecuencias de la globalización que vivimos. Los países pueden dividirse ahora entre aquellos que han alcanzado un buen nivel medio de educación y aquellos en los que sólo un pequeño segmento de su población ha conseguido tener un nivel educativo aceptable. Esto explica, en buena medida, por qué algunos países han logrado un desarrollo más equitativo y por qué en otros, como el nuestro, siga siendo el signo ominoso de nuestro tiempo la desigualdad.

Algunas cifras lo ilustran con claridad, en el documento Panorama de educación 2015  los países integrantes de la O.C.D.E. por ejemplo, que han hecho en los últimos años inversiones masivas de recursos públicos en educación, han alcanzado tasas de cobertura en el nivel superior que superan 80% para su población entre 19 y 24 años. En América Latina, en contraste, el promedio apenas rebasa 20%. En México es de 25%.

Aquellos países encabezan ya la lista de los más innovadores del mundo. Y por supuesto, todo ello se refleja en su ingreso per cápita que es de 49 mil dólares en Suecia y 45 mil en Finlandia, mientras que en México es de 8 mil dólares.

Ocurre pues que la sociedad del conocimiento no es una quimera ni una formulación abstracta: es una nueva realidad mucho más poderosa de lo que parece. Porque los conocimientos ya no sólo se generan y se transmiten como antaño; sino que hoy se registran, se aplican, se patentan, se comercializan, se asocian, se exportan, se importan. Todo esto ha permitido que ciertas sociedades se incorporen y otras se marginen de una nueva modalidad de la economía: la economía basada en el conocimiento. Según el Banco Mundial, 20% de la población, que realmente vive en las sociedades del conocimiento, controla 80% de la producción mundial.

La economía del conocimiento derribó las fronteras que históricamente dividían al sector manufacturero y al de los servicios. Fabricar algo y prestar un servicio pasa ahora inevitablemente por la capacidad de añadir un valor que inescapablemente se deriva de la tecnología. Es decir, el valor agregado que hoy ofrecen la investigación y la innovación a los bienes y servicios determina cada vez más la competitividad de una economía.

La pregunta entonces es: ¿Queremos seguir viviendo en los suburbios de la sociedad del conocimiento? Cuatro parecerían ser las asignaturas que hay que cursar, para formar parte de este novedoso y formidable concierto internacional:

Invertir, con visión de largo plazo, mayores recursos públicos y privados en educación, investigación y desarrollo.

Actualmente, el problema debemos de verlo con mayor profundidad, la calidad educativa, la entendemos como el dotar a los niños y jóvenes con las herramientas y capacidades para enfrentar con éxito la era del conocimiento, que tengan la capacidad de pensar críticamente, resolver problemas complejos, ser creativos e innovadores contar con las habilidades para búsqueda y análisis de la información, trabaja con conceptos abstractos, desechando la rigidez de contenidos y la memorización como una única medición del conocimiento adquirido y construido.

Se propone pensar en un en cambio de paradigma en el modelo de educación todo sistema educativo de Zacatecas, pasar del modelo rígido, tradicional, con todas sus características de todos conocidos, a un modelo, humanista, constructivista, abierto, flexible, coherente en y a través de todos los niveles del sistema, abrir a debate entre todos los implicados en el proceso educativo(autoridades, docentes, investigadores, sindicatos y padres de familia) para establecer los elementos, estrategias, organización y estructura del nuevo sistema estatal de educación y se requiere un nuevo acuerdo para que educación sea una política pública prioritaria en nuestro Estado .

Necesariamente tendríamos que enunciar que como elementos fundamentales de un nuevo modelo integral del sistema de educación en nuestro Estado, debemos enfrentar los problemas de cobertura, equidad, calidad y pertinencia. En cuanto a cobertura, deserción y escolaridad promedio, debemos reconocer que enfrentamos un gran desafío.

Los bajos niveles educativos y de cobertura nuestro estado, hacen indispensable colocar una incluyente reforma educativa entre las prioridades del Estado, es de suma importancia los esfuerzos y voluntades entre todos los actores (maestro, sindicatos, padres de familia, autoridades de los tres niveles de gobierno).

No existe el Sistema de Educación del Estado de Zacatecas con sus propias características para enfrentar los problemas del entorno, lo que vemos son un sinfín de sub –sistemas dispersos, con poca claridad en sus perfiles de ingreso y egreso y sus objetivos educativos, nulos acuerdos académicos entre los docentes y las autoridades educativas, las decisiones académicas y pedagógicas son a través de la política y los sindicatos es por eso que se requiere un gran acuerdo social, que rebase los intereses que secuestran la educación en nuestro estado y establecer la voluntad para desarrollar una Política Pública en Educación, Ciencia y Tecnología, no existe ninguna duda y las experiencias internacionales exitosas nos lo muestran, que educación es el elemento central para desarrollar las capacidades que la población requiere para enfrentar la dinámica en la globalización en la nueva era y paradigma de desarrollo como lo es la sociedad del conocimiento.

Es un desafío aumentar los niveles educativos de toda la población , abatir la deserción y reprobación de tal manera que logremos en algunos años ubicarnos en la media nacional de todos los indicadores que anteriormente se han presentado, es necesario estructurar estrategias para el acceso y permanencia de la educación secundaria, media superior y superior, disminuyendo drásticamente los niveles de deserción, se requiere una gestión de financiamiento clara, suficiente y eficiente con proyección transexenal, así como desarrollar programas que logran mejorar significativas en los niveles de calidad, pertinencia, y equidad de la educación de nuestro estado, los verdaderos cambios en la calidad requieren evaluar, incentivar, acordar y exigen un mejor desempeño por parte de los docentes, estudiante, de las familias y de las autoridades del sector. Todos debemos comprometernos con un nuevo proyecto de educación para Zacatecas, el desafío es grande, nuestros rezagos están presentes, reformar nuestro sistema educativo es la mejor inversión en tiempo, esfuerzo, recursos y voluntades para nuestro niños y jóvenes y así ofrecerles un mejor futuro y una mejor sociedad.

Propuestas:

-Organizar un encuentro estatal incluyente de educación, con el objetivo de construir un modelo estatal de educación con pertinencia para el contexto zacatecano, que abarque los diferentes niveles y sub- sistemas educativos.

-Gestionar mayores recursos para ampliar la infraestructura escolar y equipamiento de cada centro escolar del Estado.

-Universalizar el acceso a las nuevas tecnologías y la conectividad para cerrar las brechas y el rezago del uso de las TIC.

-Crear un sistema estatal de evaluación con carácter social.

-Un sistema de formación continua para la educación básica y media superior.

-Ampliar el sistema de becas para garantizar las condiciones económicas de acceso y permanencia para los alumnos de todos niveles de educación.

-Fortalecer el currículum de la educación básica integrando progresivamente y en todas las escuelas del estado el segundo idioma, la educación física, el manejo de la TIC y la educación artística cultural (escuelas de calidad y de tiempo completo).

-Establecer un modelo marco de la educación media superior, en base al constructivismo, abierto, flexible y polivalente.

-Crear el Centro de Investigación Educativo del Estado.

-Crear en convenio con la UAZ para determinar el número suficiente de preparatorias estratégicamente ubicadas en el Estado, con el fin de abatir la deserción y el rezago en este nivel educativo.

-Gestionar una mayor participación del subsidio estatal hacia la Universidad Autónoma de Zacatecas acorde a lo que reciben las Universidad del sistema CUMEX (media nacional 40%).

-Con pleno respeto a la autonomía universitaria fortalecer su política de descentralización de la Educación Superior a los municipios, la diversificación de la oferta educativa, ampliación de la cobertura y la mejora continua de la calidad de la educación superior que ofrece la UAZ.

-Conjuntamente con la UAZ, iniciar la conformación de centro de investigación e innovación científica y tecnológica que tengan como objetivo el análisis y la solución de los problemas estratégicos de nuestro estado.

-Iniciar el acuerdo, entre la UAZ, las I.E.S. del estado, la Iniciativa Privada y los tres niveles de gobierno para la construcción de los parques del conocimiento y la innovación como la base estratégica que requiere Zacatecas para insertarse en la sociedad del conocimiento. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ