Ricardo Zúñiga: el negociador clave de Obama con Cuba

Ricardo Zúñiga: el negociador clave de Obama con Cuba

Washington. El estadunidense de origen hondureño Ricardo Zúñiga, asistente especial del presidente Barack Obama, fue uno de los hombres que negoció en secreto el histórico acuerdo para normalizar las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba anunciado el miércoles.

Obama confió en Zúñiga, director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo Nacional de Seguridad (NSC, por sus siglas), y en Ben Rhodes, otro estrecho asesor suyo, para llevar a cabo las negociaciones secretas con los cubanos.

Zúñiga y Rhodes se reunieron en varias ocasiones a lo largo de 18 meses con los negociadores cubanos en Canadá y el Vaticano hasta lograr forjar un acuerdo histórico que podría poner fin a medio siglo de ruptura y enfrentamiento entre los dos países.

Ambos estaban en el Despacho Oval cuando el martes Obama y el presidente cubano Raúl Castro hablaron por teléfono para cerrar el acuerdo, que supuso el deshielo de las relaciones bilaterales, la liberación del contratista estadounidense Alan Gross por razones humanitarias y el intercambio de prisioneros.

Luis Miranda, ex portavoz de la Casa Blanca para medios hispanos, conoce bien a los dos hombres que orquestraron el acuerdo. Trabajó con ellos en la Casa Blanca.

“Ambos son muy profesionales. Son muy distintos. Ambos son muy serios”, explica Miranda, a quien no le han sorprendido las negociaciones secretas entre Washington y La Habana para liberar a Alan Gross, pero sí la magnitud del anuncio, que supone el mayor cambio en la política de Estados Unidos hacia Cuba en 50 años.

“Ricardo es un poquito más tranquilo que Ben. Es una persona que entra a un salón y ya sabe, casi por instinto, a quién necesita movilizar para avanzar sus prioridades, cuáles son las mejores vías”, añade Miranda, que ahora trabaja como consultor político en Washington.

“Ricardo es el arquitecto (del acuerdo), pero Ben le suma la cercanía del presidente. Como Ben tiene la cercanía del presidente, era un interlocutor con credibilidad. Creo que era necesario para que fueran tomadas en serio las conversaciones”, añade el ex portavoz de la Casa Blanca.

Zúñiga, fanático de la serie de televisión House of Cards y admirador del escritor Mario Vargas Llosa, es un buen conocedor de América Latina y experto en Cuba.

Hijo de un militar hondureño y de madre estadunidense, Zúñiga nació en 1970 en Honduras, país donde pasó su niñez hasta que la familia se mudó en 1978 a vivir en Estados Unidos. Es nieto del abogado y ex candidato presidencial hondureño Ricardo Zúñiga Augustinus.

El asesor principal de Obama para América Latina comenzó a trabajar para el Departamento de Estado en 1993. A lo largo de su carrera ha trabajado en México, Portugal, Brasil y España y ha tenido diferentes puestos en Washington.

Ocupó el cargo de consejero político de la misión de los Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA). También trabajó en la Oficina de Inteligencia e Investigación (INR, por sus siglas en inglés) como analista en asuntos cubanos y del Caribe.

Entre 2009 y 2010 fue director de la Oficina de Asuntos Cubanos en el Departamento de Asuntos del Hemiferio Occidental. Y entre 2010 y 2012 fue consejero político de la embajada de Estados Unidos en Brasil.

Hace dos años, la Casa Blanca le pidió que se incorporara al Consejo de Seguridad Nacional, donde trabaja codo a codo con Susan Rice, consejera de Seguridad Nacional del presidente. Tal y como se puede ver en una fotografía difundida por la Casa Blanca, Rice y Zúñiga se fundieron en un abrazo en el Despacho Oval después de que Obama terminara de hablar por teléfono.

Zúñiga considera que el presidente es “inteligente, idealista y pragmático”, cualidades que quizá le sirvieron a la hora de sellar con Raúl Castro un acuerdo que marcará un nuevo rumbo en la política de Estados Unidos hacia la isla.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70